Fragmento rescatado de una carta escrita en papel, ensobrada y finalmente no sólo no enviada, sino también quemada, no por arrepentimiento, sino porque no tenía a quién mandársela… algo así.

Entonces… cómo sigue esta historia?

Qué es lo real y qué ilusión?

Y si de hecho la historia fuera real y también ilusión?

Cómo podrías saber la diferencia?

So you think you can tell Heaven from Hell,
blue skies from pain, como dice Pink Floyd.

Ah, me gustaría que estuvieras aquí. No que estuvieras aquí, si no que estuvieras aquí de verdad. Es un concepto que me asusta, te digo. Hace tiempo alguien lo intentó. Estar aquí, no asustarme. Lo intentó de verdad, creo. No puedo explicarte la velocidad a la que cerré todo. No sé si fue por miedo, que no creo, o si fue porque simplemente no era la persona correcta. Probablemente haya sido porque de repente pareció tener una cara de loca tremenda. Tal vez la misma cara que he tenido yo en algún momento… justo antes de que a una velocidad tremenda, cierren todo. Quizás por miedo, o simplemente porque no era la persona correcta. Aunque probablemente haya sido por la cara de loco. No loco demente, trastornado, de esos peligrosos para sí y para la sociedad, si no por esa intensidad en la mirada que caracteriza a los dementes. La mayoría de los locos tienen caras comunes. Es su mirada, ese ventanuco del alma, lo que finalmente los delata. Las personas huyen de las miradas intensas como una gacela Thompson de un gato amarillo manchado. No importa que no sea un leopardo de verdad, se le parece lo suficiente. No hay más que ponerse a observar a una persona, para que ya te larguen un “por qué me mirás así?”, o un “por favor dejá de mirarme de esa manera”… pero a su vez si no les das pelota, también se siente incómoda.  En realidad no te estoy mirando, estoy tratando de verte.  Es como si las personas sólo se sintieran cómodas con la apariencia de la atención.  O sea, que uno pretenda que les presta atención, aunque en realidad esté pensando en que se olvidó de juntar la ropa que está tendida afuera.  O quizás les de miedo, porque detrás de una mirada vacía, probablemente no haya nada, pero una mirada especialmente intensa abre un abanico de posibilidades que no todos están dispuestos a contemplar.

Las miradas intensas en general y las miradas intensas de los locos, entonces, sean tal vez como las mariposas virrey y las monarcas. La mariposa virrey, Limenitis archippus, es casi idéntica en forma, tamaño y color a la mariposa monarca, que tiene un gusto horrendo para los depredadores. Así que los bichos, por las dudas, dejan en paz a ambos insectos… se alejan. Las mariposas los alejan. Jiji… debe ser horrible ser una mariposa virrey (o monarca) con tendencias suicidas. Podés exponerte todo lo que quieras, que no te van a tocar ni con un palo.

Qué manera de irme por las ramas! Tanta historia para decirte que te extraño. A veces, hasta cuando estoy con vos. Loco, no? Un poco triste, también…

Tan cerca, tan lejos y esas boludeces.

Tema aparte es la manera increíble en que se producen los desencuentros. Viste, no? No te ha pasado? Que vos estás loco o loca, o caliente, u obsesionado u obsesionada por esa minita o ese tipo, y la o el muy imbécil no te da ni cinco de bola… porque a su vez está loca o loco, o caliente, u obsesionada u obsesionado por otro tipo u otra minita que tampoco les da ni cinco de bola. Y así van, vamos, boludeando y haciendo de cuenta que sufrimos cuando en realidad siempre tenemos la solución frente a las narices, aunque claro, no es ni la solución, ni la realidad que nos cuadra, nos sirve o nos gusta… así que seguimos ciegos por puro pavotes, necios consuetudinarios, al pedo. Siempre al pedo, eso es importante tenerlo en mente.  Si tuviéramos algo realmente importante o remotamente útil para hacer, no perderíamos tiempo pensando estupideces.  Es como un azucarero, no?  El azucarero es útil, pero en realidad no es importante; lo importante es tener el azúcar y no, no estody diciéndote que sos una dulce, aunque lo seas.  No.  Estoy poniendo sólo un ejemplo.  En fin, a lo que iba es que creo que es para poder tener algo de qué quejarnos, o alguien contra quien despotricar. Algo así…

Como sea, si en el resto del reino animal fueran tan idiotas como nosotros, la vida en este planeta no hubiera pasado del nivel de una ameba. A lo mejor es por eso que no hemos evolucionado ni un milímetro desde que los egipcios y los hititas se daban palos mordiendo arena, 500 años antes de que a una loba medio mongólica se le antojara dar de mamar a dos pendejos que soñaban un imperio. Tenemos mejor técnica, eso sí, pero ni miras de evolucionar. Somos unos descerebrados. Sabelo.

Bueno, irme por las ramas es un deporte que voy perfeccionando día a día. No podrás negar que me sale fantásticamente y puedo dar más vueltas que una mojarra en una palangana antes de llegar a lo verdaderamente importante, es decir, que hay veces en las que siento que podría amarte por siempre. Claro que eso no le importaría gran cosa a los egipcios, ni a los hititas, ni ciertamente a la loba con sus dos cachorros de gente bastardos. Tengo la sospecha de que a vos tampoco, aunque a lo mejor sí, que es el motivo por el que finalmente te lo digo: por las dudas. Hay otros momentos en que me sacás tanto de quicio, que gustosamente te daría la cabeza contra una pared, que conste, constatación que supongo debe importarte tanto o tan poco como la revelación anterior. Tanto a vos como a los hititas, egipcios y la loba del orto. También hay momentos en que te revolcaría en la cama y te mataría a polvos. Que no todo es color de rosas, no? Y es bueno que lo sepas, para que no pienses que soy uno de esos papanatas románticos empedernidos que para lo único que sirven es para escribir sonetos y peomas con versos que no riman (un peoma es como un poema, pero mucho más feo, escrito por papanatas románticos empedernidos sin mucha más inventiva que “las rosas son rojas, las violetas son azules y te quiero de la tierra a la luna casi tres ramos completos”). Porque soy medio papanatas, honestidad brutal aquí, pero tampoco la pavada, ‘tá? Cualquiera con dos dedos de frente sabe que Tierra y Luna en ese caso, deben ir con mayúsculas y que sólo a un escritor cateto total se le podría ocurrir escribirlo con minúsculas.  Además, y por si fuera poco, con esa horripilante cantidad de sílabas da para hacer dos haikus completos, mínimo, pero nunca un poema. Sólo un peoma.

Cuántas ramas!

En fin, resumamos: Te extraño, podría amarte si me dieras un cacho de bola, y ciertamente me gustás una burrada a pesar de que me veas como a una especie de eunuco que disfrazás de amigo cada tanto… enferma! Vos te hacés una idea de las cantidades industriales de desodorante Axe que uso? Encará! Algo así.

Bien, como sea, resumamos el resumen: a ver cuándo te dejás de joder y te venís unos días, así nos vemos y nos comemos un asado, loca.  En una buena te lo digo, eh?

Listo.

Anuncios

7 Respuestas a “Fragmento rescatado de una carta escrita en papel, ensobrada y finalmente no sólo no enviada, sino también quemada, no por arrepentimiento, sino porque no tenía a quién mandársela… algo así.

  1. Como siempre, me gusta mucho lo que decís y cómo lo escribís. Hay una sensación de solidez capaz de transformar cada dolor y cada desesperación en un chiste.

  2. jo… pues no se me ha ido pociendo cara de boba, por palabras (digo por segundos). Chico, si no fuera porque no lo sé, diría que estás enamorao… jo, qué putada ¿no? 🙂

    abrazo (retiraíto, no sea contagioso) 😉

  3. Es que el humor nos salva, brother, a la vez que nos da un mejor sentido de la perspectiva de las cosas. O al menos me gusta verlo así.

    Luz: Jiji… no te olvides nunca de lo que es esta casa: un lugar donde se mezclan verdades a medias, con medias mentiras, con ficciones reales y realidades inventadas. Por ejemplo, la parte de los egipcios y los hititas y los 500 años de diferencia entre la batalla de Qadesh y la fundación de Roma es más o menos correcta (década más o menos), en tanto que eso de que uso desodorante Axe es una fantasía ideada con pura intención dramática, propia de la cultura pop.
    Ves? 42 es una cajita de sorpresas! 😉 Besotes!

  4. buenazo, cuándo tenés libre? Llevo el vino y las mollejas! 🙂

  5. Voy a tener que pedir las vacaciones, entonces! 🙂

  6. gusta.
    axe es malo
    ja

  7. Pingback: La Navidad no tiene nada que ver con la Noche Buena, que de todos modos no tiene por qué ser buena ni mucho menos, pero tampoco necesariamente mala. Puede ser una Noche Neutra y todos en paz, no? | 42

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s