Y ahora quién podrá defenderme?

En una época crítica para el gobierno del señor presidente don José Mujica, éste se ve asediado continuamente por diversos sectores y colectivos laborales del país.  A los notorios conflictos del BROU, aduana, adeom y los anestesistas que acaparan los titulares de estos días, se suma ahora el piquete en el Montevideo Shopping.

Esta Este hermoso e inaudito quilombo que enfrenta El Pepe escalada de medidas sindicales como si fuera peor para los bancarios, los municipales y los aduaneros que para todos los laburantes que ganan dos mangos, hijos de siete mil putas de qué carajo se quejan que se pasan rascando el higo, malditos necios, codiciosos, acomodados, borrachos de poder parece ser sólo la punta del iceberg del conjunto de problemas que le esperan a este bendito país, lleno de pasmarotes rehenes.

Al menos dos conflictos más esperan resolución por parte del sufrido presidente de esta hermosa república, democrática, católica y bananera:

  • Amenazan con declararse en huelga los integrantes del gremio de fabricantes de esteras de junco.  “Si no nos subsidian las tablitas de madera… eh?  No, m’hijo!  No es un marco, son esas dos que van arriba y abajo de las esteras, viste? Sí, esas donde van prendidos los alambritos que sirven para colgarlas… école, esas maderitas!  Bueno, si no nos subsidian esas maderas, dejamos al país sin sombra todo el verano, qué tanto!”, declara un furibundo, aunque didáctico trabajador y líder sindical.
  • El panchero del carrito que vende los superlargos a la salida de la boite (anacronismo, vale) Tr3s Cu4arto se declararía en preconflicto, bajo la consigna de “Tengo derecho a que mi clientela esté en un relativamente pasable estado de sobriedad… o al menos que no estén a medio paso del coma etílico, cosa de entender lo que me hablan”.  Luego de estas reivindicaciones, el trabajador de la salchicha rompió en llanto, cansado de borrachos impertinentes que le vomitan entre las patas.

Fuera de bromas, las condiciones en que laburan los y las dependientes de las tiendas, muchas veces es terrible de ver: jornadas maratónicas, con apenas unos minutos para comer, sin poder sentarse durante muchas horas, muchas veces sin extras, y hasta sin libres, pero manteniendo siempre la presencia, la sonrisa y los buenos modos.  Y por supuesto que en muchos casos con unos sueldos de mierda.  Suerte en pila, vo’!

Anuncios

2 Respuestas a “Y ahora quién podrá defenderme?

  1. Te faltaron los escribanos, CAP (los q limpian la ciudad).. alguno más debe de andar por la vuelta

  2. Los escribanos? Qué tienen para reclamar los escribanos, por el amor del MEV?

    Lo de CAP creo que va medio enrabado con el conflicto de los municipales. Son tantos los reclamos, que ya empieza a entreverárseme todo.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s