Guerra total sin gastar ni un grain de pólvora

Me entero por Microsiervos del tremendo terremoto que se está dando en la red gracias a Wikileaks y la persecución que está sufriendo Assange, su fundador.

De amplia notoriedad son las noticias que mencionan que PayPal, MasterCard, Visa y el banco suizo (postfinance) que procesaba las donaciones cerraron las cuentas de Wikileaks alegando incumplimiento en las condiciones de servicio.  También es bien conocido el cúmulo de problemas que ha tenido esta organización para mantener su sitio y sus idas y venidas con Amazon y EveryDNS. Y todo eso sin hablar del puterío de polleras que tiene por la supuesta violación de dos minitas.

Ante este ataque que nadie duda ha sido impulsado por intereses políticos, se ha iniciado una especie de ciberguerra, cuyos objetivos son tanto Wikileaks, como las empresas que han perjudicado a Wikileaks.  Un grupo llamado Anonymous, cuyo sito está caído como resultado de los “combates”, está llevando a caba una cruenta ciberguerra, organizando grupos de usuarios y computadoras para lanzar ataques DDoS contra las empresas y grupos económicos y hasta políticos yankis que van contra Wikileaks.

En un ataque DoS se envían peticiones de servicio al servidor que es blanco del ataque, de manera de saturarlo, lo que tarde o temprano hace que el servidor colapse y salga de línea, lo que suele generar grandes pérdidas económicas al no poder llevar a cabo las transacciones de los usuarios legítimos.

Los ataques DDos, no son llevados a cabo por una sola persona, sino por muchas.  Es un ataque DoS Distribuido, lo que hace mucho más difícil neutralizarlo, ya que es como una Hidra de cientos o miles de cabezas.

El blog de PandaLabs está haciendo un seguimiento diario del fuego cruzado y es aterrador, en donde el mismo blog de PandaLabs está bajo ataque.  Parece sacado directamente de una película de ciencia ficción de las más grosas.

Anonymous no tiene un líder, sino que es más como un enjambre con mente propia, que, al igual que las grandes bandadas de aves o los cardúmenes de peces, se abren en otros grupos más pequeños cuando un predador ataca, para volver luego al cuerpo princpial.  Es así que espontáneamente hay subgrupos que van detrás de Visa, otros detrás de la web de Sarah Palin y así, más allá de los ataques “oficiales” coordinados directamente por Anonymous.

Por su parte el sitio de Anonymous es atacado como parte de la contraofensiva y la cuenta de Twitter fue cancelada.  El fuego es graneado e intenso y no se toman prisioneros.

Es increible, la verdad, no sólo por el poder que pueden llegar a desplegar unos pocos usuarios (menos de 2500, parece ser) para tirar abajo sitios de corporaciones enormes, sino por las implicaciones y derivaciones que puede tener a nivel de sociedad.

Supongo que gobiernos y sociólogos deben estar mirando cómo se desarrolla con los ojos como platos y los radares bien enfocados para no perder detalle.

Anuncios

2 Respuestas a “Guerra total sin gastar ni un grain de pólvora

  1. Es como en alguna temporada del anime Ghost in the Shell!

  2. Un grande, Shirow. Me pregunto qué pensará de todo esto.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s