Inauguración Oficial

El tipo estaba dormido.

Cuánto para decir a partir de tres palabras y un artículo!  Vamos por partes.  Dice tipo para darle una dimensión manejable, pero podría haber dicho monstruo, demonio, o aún un más hermético ente, y no habría sido una exageración; pero no: dejémoslo en tipo, que no tiene connotaciones místicas, ni es grandilocuente y, en verdad, tampoco necesita tanto misterio.

Al final aparece dormido, pero perfectamente podría haber dicho enjaulado, encadenado, prisionero, o de vacaciones; pero no: dejémoslo en dormido, que no es tan novelero, ni dramático y tampoco es tan frívolo, porque algo, bestia, u hombre, o tipo, puede estar dormido, pero no necesariamente deba estar de vacaciones.  Además, el asunto es serio y no algo a ser agarrado para el chijete.

En realidad es serio culpa del verbo.  Más precisamente culpa de la conjugación: estaba.  Es decir que ya no está más, y si lo hago notar, es porque hubiera estado buenísimo que siguiera estando.  Se entiende, verdad?

La frase inicial comienza con el artículo el, pero si hubiera utilizado su forma plural, tampoco sería falso; pero no: dejémoslo en el, ya que en definitiva, en el principio fue sólo uno.

Ahora, por qué estaba dormido, el tipo?  Porque desde diciembre, más o menos, yo aproveché su siesta luego del desbarajuste de noviembre y anduve todo el tiempo por la casa en puntas de pies para no molestarlo.  Un ratón caminando sobre terciopelo habría hecho un ruido como una sinfónica en comparación.  Me gustaba, me gusta, que duerma.  Pero luego, una pequeña corriente de aire, en la forma de un comentario oído al pasar, hizo que un postigo batiera.  Su sonido retumbó en todas las estancias.  Un pequeño comentario, tan breve e irrelevante, estúpido y sobre todo, innecesario.  Dicho en medio de ninguna conversación, en medio del barullo y con gente por todos lados.  Qué furioso me puse!  Lo inútil de ese comentario me incendió.  Me incendió por el resultado: el tipo pasó de un sueño profundo a uno ligero y superficial y yo lo supe y temblé.  Más que temblar, casi me hago encima.  Qué chucho, Marucho!

El tipo, como quizás hayas adivinado, no es más que una de mis obsesiones.  En este caso puntual, la peor, esa de la que no te sale hablar y que ni siquiera podés poner en palabras, pero que yo he dado en personificar como la típica “mala junta”; ese tipo carismático y persuasivo, pero terrible, que te embala para que te mandes cualquier cagada.  Cualquiera.  Y vos sabés que está mal.  Rematadamente mal, pero no te importa.  Te consta que no es divertido, pero no buscás risas.  Conocés las consecuencias, las nefastas consecuencias, pero en comparación con la urgencia que sentís, no significan nada. Nada.  Son ínfimas.  Triviales.  Tenés que sacarte esa mierda de encima. A toda costa, por cualquier medio. Nunca un fin fue tan importante.

Te hacés una idea del personaje?  Bueno, es tipo fue el que pasó a tener un sueño ligero e inquieto.  Lo sentí darse vuelta en la cama y patear las cobijas, buscando acomodo.

No lo encontró.

El domingo 23 de enero, a las 7:29 am, el tipo abrió los ojos y sonrió.  Yo lo vi y grité.  Y mientras esa vocesita, inevitable e insistente, pero carente del más mínimo poder me decía que parara y que no fuera enfermo, el tipo fue despertando a todo el resto de la tropa, que dicho sea de paso, se despabiló al toque.

Fue así que, a las 7:34 am del mismo día, luego de un sencillo aunque emotivo acto, consistente en salir huyendo de casa como si en el living me hubiera encontrado con 2 mamuts violadores rabiosos que de buenas a primeras me hallaron fenomenalmente atractivo, di por inaugurada la Colección de Neurosis y Psicosis Varias, Temporada 2011.

Finalmente, a lo mejor, 42 vea un poco de acción!  Fuerte ese aplauso!

Por una cuestión de pura chiripa, por una acumulación de buena suerte más grande que la mierda, que seguramente se compensará con erupciones, terremotos y huracanes en diversas partes del planeta, no pasó nada.  Nada, entendés?  Fue una avalancha de ansiedad e irreflexiones y actividad y demencia y malas decisiones y peores acciones y no pasó nada.  Es asombroso.  Yo estaba vencido, postrado sin voluntad ante el tipo y más allá de cualquier ayuda humana… y a la Vida, el Universo y Todo Lo Demás se les ocurrió tirarme un cable y sacarme del forro del culo del borde del pozo de mierda al que estaba por caer.  Simplemente, casi con indiferencia, dijeron NO.  Y fue NO.

Qué rabieta se agarró el tipo!  Todavía le dura!  No todos los días se le escapa una presa tan segura e inerme.  Tengo ganas de reír por el puro alivio que siento, pero también de llorar, como reflejo a la impotente frustración sin límites que siente el tipo.  Burlado luego de tanto tiempo.  Las fuerzas son tan antagónicamente fuertes, que me la impresión de que me voy a partir al medio.

No te preocupes si no entendés nada.  De a ratos ni yo mismo puedo.   Sí te digo que mi intención de callarme la boca para este año, es más fuerte que nunca antes.

Necesito emborracharme un poco, por el MEV… luego nos vemos.

Transcríbase.  Corríjase.  Publíquese.
Comuníquese.  Archívese.  Olvídese... si Puédese!
Anuncios

Una respuesta a “Inauguración Oficial

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s