Vermicelli al pesto genovés

Ok, ok… qué le voy a hacer?  Estos días ando con ganas de cocinar.  Como decía un amigo: las cosas del cuerpo hay que sacárselas de encima cuando el cuerpo lo pide.  No era especialmente fiel a su pareja, como podrás imaginar, aunque no tenga nada que ver con esta historia.

En fin.  Pasta!  Pero no sólo pasta.  Oh, no.  Nononono. Este plato que  hoy te traigo es toda una experiencia.  Vas a sentir amor, regocijo y una felicidad que va a llevarte casi al punto del llanto, porque no se trata sólo de comida.  Te recomiendo, muy encarecidamente, que lo compartas con alguien.

Lo primero que deberías hacer, es conseguir un poco de ópera.  No cualquiera.  Tiene que ser Puccini, o como lo llamaban sus amigos: Giacomo Antonio Domenico Michele Secondo Maria Puccini… no quieras saber cómo se llamaba el primero! (Secondo, primero… se entiende el chiste, no?)

Vamos a usar, como ingredientes importantes, dos de ellas: Para cocinar, La Bohème, juguetona y despreocupada, al menos en sus dos primeros actos.  Pero cuando llegue la hora de comer, usaremos el segundo acto de Madama Butterfly, con todo su dramatismo no exento de esperanza y esas arias del carajo que conmueven a morir, porque esto es asunto serio. [descarga]  Es curiosa la manera en que una historia tan trágica pueda servir tan maravillosamente en otro contexto.

Para tomar, tenemos un gran ganador!  La cepa chilena por excelencia: un Carménère de Concha y Toro, fragante, de un rojo profundo y con un cuerpo ideal.

La receta es muy sencilla, económica y rápida de hacer, pero colmada de sabores y contrastes.

Ingredientes (para 4 personas): 350 gr de vermicelli (i); 2 papas en bastones finos; 50 gr de chauchas verdes (judías, para quienes leen a 42 desde otras partes).  Para el pesto: 25 hojas de albahaca; dos dientes de ajo, picados; 5 cucharadas de aceite de oliva; 25 gr de pecorino (ii) recién rallado; 25 gr de parmesano recién rallado; sal.

Elaboración: Para preparar el pesto, poné la albahaca, el ajo, un pizca de sal y el aceite de oliva en la procesadora y triturá todo a velocidad media hasta lograr la consistencia deseada.  Agregá los dos quesos y triturá de nuevo hasta que todo quede bien mezclado. (iii)

Cociná los vermicelli, las chauchas y las papas juntos en una olla con abundante agua hirviendo con sal (iv) hasta que queden al dente (v) y, a continuación, escurrilo.  Volcá a una fuente caliente, mezclá con el pesto y serví enseguida.

No puedo explicarte el placer de este plato.  Ver cómo se “acopla” la cremosidad del pesto con la pasta, cubriéndola y dejándole su impronta. Cómo se conjugan los sabores, la acidez de los quesos, con el de la albahaca; el fuerte y reconocible sabor del ajo con la textura suave de las hortalizas; la combinación clásica de la oliva con la pasta y todos los aromas que se mezclan y explotan, exacerbados luego por el vino.  Todo eso completado con la música.

Te había dicho que los tanos son muy astutos?  Fuf! (sonido onomatopéyico para indicar que decirles simplemente “astutos” es como llamar a un Lamborghini Diablo simplemente un auto).

Ah!  Cuánta dicha!

Amo Italia!

Notas:
(i) La receta original utiliza linguine (Linguine al pesto genovese), un tipo de pasta seca de sémola, no muy ancha, aplanada, más gruesa en el centro, similares a los tagliolini.  Acá, con la escasa variedad de pasta que nos caracteriza, es casi imposible conseguirlos.
(ii) El pecorino es una queso curado hecho con leche de oveja propio de Italia, con denominación de origen y tal.  Suerte en pila a la hora de conseguirlo!  En su lugar, utilicé una sabrosa variedad de queso de cabra, cremoso y con una acidez espectacular que se produce localmente.
(iii) En mi caso, me gusta que los ingredientes de los pestos sean reconocibles, por lo que pico todo finito a mano y en mortero, en lugar de transformarlo en una pasta.  Pero eso va en gustos.
(iv) La sal es un tema a tener muy en cuenta.  Las papas, las chauchas y la pasta, cada una a su manera, toman la sal.  Si agregás un sólo puñadito, quizás no te alcance para todo.  Si le prestás atención al punto siguiente, de repente te conviene salar cada cosa por separado, pero con mucho cuidado, para no pasarte.
(v) Ojo con esto!  La pasta de sémola (por ejemplo los linguine originales) demora un poco más en hacerse que la común, por lo que es posible meter las hortalizas con la pasta todo junto.  En mi caso, cocí las papas y las chauchas hasta que estuvieron casi a punto, las retiré del agua, agregué la pasta, y cuando estaba a medio cocer, volví a incorporarlas a la olla.  Así me aseguré de que TODO saliera al dente A LA VEZ, de manera que los bastones no se deshicieran y que las chauchas quedaran consistentes.

Disculpame si parece que doy instrucciones bobas o elementales.  En realidad son más para mí, para recordarlas luego, que para vos.  La cocina me resulta una experiencia eminentemente empírica, una especie de alquimia accidental, donde los buenos resultados se corresponden más a una combinación de flexibilidad y suerte que a una ciencia exacta, ya que las recetas, aún siendo precisas, casi siempre son una guía.  De esta manera, el ensayo y el error están siempre presentes por lo que más me vale anotar cuidadosamente qué es lo que funciona bien 🙂

Ya.  Usté va, prueba, luego viene y me cuenta.

Cocina con alegría y buen provecho!

Anuncios

3 Respuestas a “Vermicelli al pesto genovés

  1. Debería empezar a copiarte recetas, che.
    Te cuento algo? Hace unos años estuve en Génova y comí platos de pasta totalmente bañados en verde: il pesto originale! 🙂

  2. Sí, deberías! Están para eso. Al menos yo copio las tuyas! 🙂

    Qué bueno! Qué envidia! Más que pesto, pasto! 😉

  3. Pingback: Cine x4 más otras más | 42

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s