Arbolitos para todos!

Vengo bastante cargado de especias estos días, así que siguiendo el sabio consejo de mi Travelin’ Warrior Sister, hoy traigo una receta de sabor suave y sumamente digestible y digerible.

Finalmente conseguí linguine!  Yeah, baby!  Acá en Colonia, los trae Ta-Ta, importados de la marca Agnesi.  Mirá qué preciosidad de fideos!

Decime si no te dan ganas de tirarlos ya mismo de cabeza a una olla con agua hirviendo? A que sí?  Finalmente es precisamente eso lo que hay que hacer con ellos, pero nos nos precipitemos, como dijo Homero Simpson poco antes de caer por un precipicio.

La idea es consumir un poco de vegetales verdes, o pasto, como se lo denomina comúnmente.  Esta vez, en la forma de brócolis, de ahí el título de esta entrada.

Linguine con brócoli y panceta (Linguine broccoletti e pancetta)

Ingredientes (para 4 personas): 3 cucharadas de aceite de oliva, 120 a 150 g de panceta en dados pequeños, 2 dientes de ajo picado, 600 gr de brócolis en arbolitos, 1 o 2 cucharadas de concentrado de tomate, 150 ml de caldo de verduras, 350 gr de linguine, 40 g de parmesano rallado, sal.

Elaboración: Calentá dos cucharadas de aceite en una cazuela.  Freí la panceta a fuego medio-bajo unos 5 minutos, removiendo.  Añadí la mitad del brócoli y sofreílo unos 5 minutos más, removiendo.  A los 3 o 4 minutos, agregá el ajo.  Agregá el concentrado de tomate y el caldo, bajá el fuego, y dejá que se siga cocinando unos 10 minutos, hasta que el brócoli esté firme pero tierno.

Cociná la pasta con la otra mitad de los brócolis en abundante agua hirviendo con sal.  Esta pasta específica, de sémola de trigo duro, demora 8 o 9 minutos en hacerse, que es tiempo suficiente para que se cuezan los brócolis sin ningún tipo de inconveniente.  Cuando esté al dente, escurrí bien todo y pasalo a la cazuela con la salsa.  Mezclá todo y calentá todo junto unos minutos.

Serví en seguida en una fuente caliente, con el parmesano rallado por encima.

No le tenía mucha fe a esta receta, la verdad.   El brócoli me parece una verdura bastante sin gracia, pero la panceta le da un aroma y un saborcito de no creer.  Además, tanto la hortaliza, como la pasta son livianas y fáciles de digerir, a la vez que como la panceta no tiene un papel tan preponderante, no molesta para nada.  No hay especias y la única sal añadida está en el agua de cocción de la pasta.

Una maravilla que mi castigado aparato digestivo agradeció con vítores varios.

Cocina con alegría y buen provecho!

Anuncios

3 Respuestas a “Arbolitos para todos!

  1. Genial Pancho, la satisfacción además es plena cuando uno mismo cocina y no recurre a la comida preparada.

    Saludos

  2. Tantas gracias 🙂 La verdad es que casi no recurro a comidas preparadas… salvo cuando caigo en expedición depredadora en casa de madre 😉

  3. Pingback: Penne con calabaza | 42

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s