Odio a los imbéciles

Lo que más me molesta es que sacan lo peor de mí con el mínimo de esfuerzo.  Esto puede deberse a una de tres cosas:

a. Los imbéciles son muy ingeniosos
b. Lo peor de mí está realmente cerca de la superficie
c. Una combinación de ambas cosas

Como sea, tampoco estoy tan seguro de que sean todos imbéciles… a lo mejor es que hay personas que se esfuerzan muchísimo y uno como es más bueno que el pan lactal, va y les reconoce los méritos.

El tema es que los detesto cordialmente.  Sin embargo parece ser recíproco, lo que es muy bueno porque de esta manera tratamos de evitarnos mutuamente por lo que todos quedamos en paz.  Pero siempre hay alguno especialmente interesado en hacerme saber lo imbécil que es, momento en el que comienzan los problemas.

A los efectos de esta entrada, todo comienza el día 30 de marzo cuando tengo la peregrina idea de comentar un artículo del blog Guerra Eterna, que habla, entre otras cosas, de las indemnizaciones que paga el ejército Británico por las víctimas inocentes que genera en su campaña en Afganistán, los archifamosos daños colaterales.  Es así que la vida de una niña, víctima de un incendio causado por un cohete vale la friolera de 542 libras esterlinas (unos 620 euros, u 884 dólares americanos).

Una nena.  Te das cuenta?  La hijita de alguien.  Una personita, viste?  Casi un ser humano.  Probablemente con sueños y miedos y esperanzas y con la única maldad cometida de haber estado justo en el lugar elegido por un inglés pajerto para tirar un misil.

Te das cuenta?  Un perro de pedigree, pero sin muchas pretensiones,  vale bastante más.

Ante lo increíble de ese dato, cínico como siempre, comenté que si en lugar de un sucio árabe casi terrorista se hubiera tratado de una persona de verdad, dicha cifra no hubiera bajado de medio millón de dólares y que el pueblo británico debería dar gracias, porque en realidad el negocio es una verdadera ganga.

No era tan difícil de entender la amarga ironía.  Pero no.  Los tontos son muy astutos, dijo Murphy.  Y se ve que hay un montón de gente con unas carencias terribles en cuanto a comprensión lectora, pero con tremendas ganas de discutir y confrontar y agredir gratuitamente.  Siempre, primero, el choque.  Y yo no puedo contestarles allí como quisiera y como se merecen, porque en el estupendo blog de Guerra Eterna soy un invitado y se deben al anfitrión las formas mínimas de cortesía y convivencia.  A saber: que es muy feo convertir un blog ajeno en un campo de batalla verbal, donde todo se desdibuja y la razón pierde el combate en el primer round.  Lamentablemente no todos lo entienden así y  allá van, los mogólicos de turno y me tiran con la Ley de Godwin a la primera de cambio.

No me considero una persona racista.  Prejuicioso?  Claro que sí!  Pero racista nunca… yo detesto a todos por igual, sin distinguir méritos de raza, ideología o religión.  No seré una buena persona, pero nadie puede llamarme injusto en ese sentido.  Dad a César lo que es del César, dijo Marco Bruto, y lo cosió a puñaladas.

Qué buscaba con ese comentario?  Dejame que te lo ilustre con un pequeño ejemplo.

Ponele un Airbus A330, que entre pasajeros y tripulación llegue a más o menos 300 personas.  Las compañías de seguros pueden dar una indemnización de alrededor de 85 millones de dólares, en caso de accidente.  O sea que ya puestos a valuar una vida humana en términos económicos, tenemos unos U$S 285000 por persona.

Pero no nos quedemos en este valor tan alto.  Según la página devuelosbaratos.es, no hay un máximo, aunque las empresas aéreas no pueden recurrir ningún monto inferior a a 113.100 DEG, una unidad arbitraria cuyo valor está definido en U$S 0.660, es decir, unos U$S 74646 por persona.  Esto es así siempre que, atento al piojo, la compañia aérea no tenga nada que ver en el accidente.  Si se demuestra que hubo negligencia, agarrate Catalina que vamos a cabalgar.  Los números se disparan, hasta llegar a cifras de millones de dólares por persona.

Con estas cifras, veamos una pequeña y básica (aunque de alguna manera injusta) comparación:

  • Valor de una víctima de accidente aéreo, alias “Persona de verdad”: U$S 285000.  Mínimo U$S 74500.
  • Valor de una víctima de una gran potencia luchando por la libertad, la democracia y el petróleo, alias “Maldito Árabe Casi Terrorista Que Tendría Que Darnos Hasta Las Gracias Por Matarlo”: U$S 884.

No comparo las muertes causadas por un misil inglés con las mutilaciones y torturas aplicadas por los talibanes.  En ningún momento ni siquiera sugiero eso y no sé de dónde lo sacaron y cómo llegaron a inferir semejante cosa.  A lo que voy es que los ingleses (los aliados en general) no tendrían que estar ahí en primer lugar.  Fueron ellos, los magnánimos de las grandes potencias, quienes les dieron las armas a esos a los que hoy quieren matar.  Lo mismo que pasó con Sadam, por dar un ejemplo bien cercano al imaginario colectivo.

Los Grandes Señores, se ponen a jugar a la guerra, con sus grandes objetivos estratégicos y luego nadie se hace cargo de los platos rotos.  Y ahí van quedando nenas sin padres y madres sin nenas… pero con 800 dólares en el bolsillo, oiga, que nosotros somos los buenos.

Entonces, cuando voy y me encuentro con semejante cosa, que es tan salvaje y brutal que ni doy crédito a lo que leo.  Cuando no sé ni cómo sacarse el asco de encima, llega un imbécil de mierda a decirme racista y que si estudié en las Juventudes Hitlerianas.

Si así lo hubiera hecho, hijo de puta, tené la seguridad de que hubiera ido a buscarte a tu casa a las tres de la mañana, porque a los retrasados mentales como vos, los nazis los gaseaban sin pensarlo dos veces.  Y cuando lo pensaban, los enviaban a pasear por campos minados.

Te detesto, pequeño imbécil.

Anuncios

11 Respuestas a “Odio a los imbéciles

  1. Con tu permiso Pancho, voy a subir esto a mi muro en fb, no sólo porque comparto totalmente lo que decís, sino que además es tremendo que alguien , lector de blog, hoy día, no sepa distinguir entre racismo y la profunda humanidad de la que hablás en este post, con tus datos , elocuentes datos, cínicos, crueles de lo que vale una persona del ” primer mundo”, al lado de un crío nacido en tierras extrañas para esa persona del “primer mundo”.
    Te recomiendo, si tenés ganas, leer un libro hermosísimo de Ariel Dorfman, Otros septiembres, hay un relato -poesía que habla de esto, esperá un segundo que lo voy a buscar y te digo exactamente cuál de todos sus poemas y/o artículos es…
    Acá está…por suerte lo tengo siempre a mano!
    Perdón, no era un poema sino un artículo, y se llama La ballena en el desierto, que fijate vos, aclara el tipo, fue una nota publicada en febrero de 1991, durante la primera Guerra del Golfo y que sigue desafortunadamente vigente, tal es así que a fines de marzo del 2003, en medio de la guerra de Irak, o sea doce años después , fue republicada integramente. Y te reproduzco sólo un pequeño extracto, porque es impresionante todo.
    “no lejos de aquel cabo norteamericano que medita acerca de los avatares de Moby Dick hay un cabo iraquí.
    nada sé de él, excepto que respira bajo las bombas a unos km de sus enemigos y que dentro de poco estará a una bayoneta de leve distancia y que ni siquiera la intimidad de ese combate traerá consigo la cercanía o la comprensión…
    Cuán fácil es matar a alguien al que no tendremos que llorar porque nunca nos atrevimos a imaginarlo vivo.
    No quiero que ninguno de los dos, ni Saddam Husseim ni George Bush, ganen la guerra en el Golfo Pérsico. Ojalá ambos puedan ser derrotados- uno con su despiadada policía secreta y el otro con sus máquinas desalmadas y electrónicas de la muerte-. Ojalá los dos, que tanto desprecian la vida ajena, pudiesen perder.
    Me parece más probable, sin embargo, que ambos, Ahab y la Ballena, la Ballena y Ahab, Bush y Saddam, van a emerger victoriosos de la contienda, y que serán sus pueblos los que tendrán que pagar por esta absurda conflagración. Serán esos dos soldados los que van a tener que ir pagando los estragos de esta guerra, aun si logran sobrevivir, aun si no terminan despedazados, serán ellos y sus hijos los que habrán de pagar incesantemente una guerra que nos deja a todos más pobres, más inseguros, más cerca del Apocalipsis.
    Temo que el espíritu del capitán Ahab se haya apoderado del mundo.
    Temo que estemos todos locos.”
    Ariel Dorfman, Otros septiembres, 2007, Seix Barral. 1a ed. Buenos Aires.

    Un beso y la indignación compartida ojalá pese menos.

  2. Ya sabes, mi querido Pancho, que los incultos son gente a quienes no le interesa la verdad y dispara mierda sin ton ni son.
    Tu loba ‘favorita’ ya tiene las garras afiladas

    Tres abrazos y dos besos

  3. Por qué la diferencia? Porque uno es un accidente… y lo otro no. Además, les darían más dinero pero le descuentan el costo del misil, el salario del piloto y el periodista de turno… eso encarece, Pancho, vos no entendés nada!

    • Son TODOS accidentes, nena! A los que matan más o menos queriendo, a esos no les pagan nada! Si les pagaran a todos los que matan, las guerras serían mucho más caras!
      Ja! Y ahora quién es la que no entiende nada?

  4. Hoy estoy un poco cabrona por cuestiones que en realidad son giladas pero ¡cómo me saca la gente! y, decía, comparto más que nunca tu indignación: por el hecho atroz (que era el tema del post en Guerra Eterna) y también por los imbéciles que pululan en el mundo.

    Quiero golpear a todos los imbéciles hasta que sangren.

  5. Ah, Pequeña Saltamontes Demente, paciencia no podel sel nseñá-da. Paciencia debel sel c’ltivá-da.

    En la pláctica de la Vida, el Univelso y Too Lo Demá’, debel tenel Disciplina, que nos ayuda a desaroshal Paciencia. E’ a tlavé de esha, que llegamos a la Con-Zen-Tlación. Sólo con-zen-tlado’ alcanzalemo’ nuetla iluminación. Satori. 🙂

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s