El amor, ese demonio

No me preguntes por qué, pero siempre me costó entrarle a García Márquez.  Desde que intenté leer Cien años de Soledad, y la aún más frustrante experiencia de intentar leer El coronel no tiene quien le escriba, tenía a García Márquez con un gran Debe, en rojo.  Nunca pude terminar ninguno de los libros escritos por él.  Ni siquiera pude pasar de la página cincuenta.

Hace un tiempo vi en una librería una edición en tapa dura, muy linda, de un libro pequeño, llamado Del amor y otros demonios y me decidí a comprarlo.  Leí la contratapa, ojeé un par de páginas salteadas al azar y resolví que bien podía darle una oportunidad más a Gabriel.

Es con agrado que puedo decir que finalmente, 20 años después de mi primer contacto con este autor, pude amigarme un poco con su obra.

Sierva María es una niña que tiene todas las de perder.  Su padre, un marquéz rancio, a medio camino de la demencia, no sirve ni para relleno de obra.  Su madre, abotargada de cacao, deforme y Fea, la odia.  Sierva María cuenta con una larga cabellera rojiza dorada que piensa cortar recién cuando sea tomada en matrimonio, pero ese tiempo está lejos. Y la gurisa, media abandonada y bastante mal querida por los suyos, vive entre los negros de la servidumbre de esa casona en la Colombia colonial, aprendiendo su lengua y costumbres y sus cantos y bailes e imbuyéndose de sus creencias y dioses.  Es feliz, de alguna manera.

La niña quizás hubiera tenido una oportunidad, si no hubiera sido por el perro.  El maldito perro rabioso que llegó a rozar la tierna piel de una de sus pantorrillas la condenó por las dudas.

Su padre no sabe qué hacer con ella, piensa que puede estar rabiosa… o quizás poseída por Satán.  O quizás Satán entró junto con la rabia.  El punto es que Sierva María no es normal y su padre, ese loco inútil, decide llevarla a un convento.  Un lugar horrible, dirigido por una monja abominable, donde tratarán de salvar su alma inmortal y sacar a ese demonio, transmitido por el puto perro y alimentado por creencias de idólatras… aunque tengan que matarla.  Ah, la culpa es de esos negros demoníacos, que tienen dioses que danzan.

Es aquí donde entra el Santo Oficio, en la persona del padre Delaura que deberá dictaminar si la niña está poseída, y de ser así, practicar el exorsismo.  La pregunta que surge a partir de este momento es, ¿quién está bajo el poder del demonio?

La historia es entretenida y dinámica y en cierta manera se sabe cómo termina, pero no las circunstancias.  Tiene un desenlace abrupto que no termina de convencerme del todo, pero en general, el libro me gustó bastante. Cómo se desarrollan los personajes, la descripción de los escenarios donde transcurre la acción, cómo interactúan unos con otros.  Igual es un poco raro.  Pero a mí toda la literatura latinoamenricana me resulta un poco rara, así que no me hagas mucho caso.

Lo querés?  Lo tenés:
Libro: http://www.mediafire.com/?w8bp9nbz202d8bv
Contra: Pompozo

Anuncios

7 Respuestas a “El amor, ese demonio

  1. Curiosamente, tengo la misma relación que vos con GM.
    Me regalaron Crónica de una muerte anunciada, siendo adolescente, y lo leí pero me aburrió. Me recomendaron Relato de un náufrago, y ni siquiera llegué a comprarlo porque me pareció un tedio leer la contratapa. Me obligaron a leer El Coronel… en la univesidad (y a ver la correspondiente película, THE HORROR) y odié a GM aún más.
    El único buen recuerdo que tengo de él es de cuando nos hicieron leer Del amor… en la escuela secundaria. Mi profe de Literatura dijo que nos iba a gustar. Yo no le creía. Tuvo razón. Y, me atrevo a decir después de tantos años, que además pienso haber sido la única que realmente disfrutó del libro. Es raro, es interesante, es entretenido… es raro. Con eso me enganchó.

    Aún así, sigo pensando que GM está sobrevaluado y que no es ni la mitad de genio de lo que dicen que es.

  2. Jajaja acabo de releer una de tus últimas líneas: a mi tmb la literatura latinoamericana no me termina de convencer… creo que nunca lo hará!

  3. A mí me gustó Cien años de soledad. Aunque no me acuerdo mucho. El que no valía la pena era Memoria de mis putas tristes…
    Del amor… lo tengo en mi biblioteca! ya lo leeré

  4. A mi me pasó como a vos, Pancho, con GGM. Leí uno que no me acuerdo el título donde no había puntuación, todo un párrafo sin mayúsculas ni minúsculas y tenía algunos momentos graciosos pero no era lo que yo buscaba en ese momento, que sería una literatura pasatista no una literatura literaria. Un día encontré el mismo libro que vos, un regalo que le habían hecho a mi padre y me puse a leerlo y me enganchó.

    La literatura latinoamericana no es el ‘boom latinoamericano’. O sea, hay mucha cosa más. Por lo pronto, el chileno Roberto Bolaño es monumental. Yo leí la colección de cuentos (muy recomendable) Llamadas Telefónicas, la novela Estrella Distante, la colección de cuentos Putas Asesinas, y las novelas La pista de Hielo y la joyita que es Monsieur Pain (muy recomendable).

    Otro latinoamericano que me gusta mucho como escribe es el uruguayo Leandro Delgado, autor de Adios Diomedes (muy recomendable, diría IMPERDIBLE) y más recientemente el libro de cuentos Cuentos de Tripas Corazón.

    Hay otro latinoamericano muy peculiar, un paraguayo creo, que conocí hace poco, Rafael Barrett. Hay por ahí un blog sobre él, donde ponen sus cuentos. Murió hace más de 70 años pero sigue siendo muy bueno.

  5. Creo que lo tengo, lo voy a leer. Yo recomiendo mucho “Crónica de una muerte anunciada” y “La mala hora”, además de los Cuentos Completos que andan por ahí en varias ediciones.

    • Con esos dos no probé nunca. Como hasta ahora venís con 100% de eficacia en las recomendaciones, te voy a hacer caso. Gracias 🙂

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s