Logorrea

Tengo ganas de hablar.  A veces pasa.  Sobre todo cuando paso mucho tiempo sin decir nada.  O cuando hablo no por el gusto de intercambiar vivencias con otra persona, sino para cumplir un fin específico.  Es el equivalente físico de salir a trotar por la rambla versus abrir zanjas a pico:  ambos son ejercicios físicos, pero una causa placer y es beneficioso para la salud y el otro no.  Entonces dan ganas de hacer algo con onda.  O que te libere un poco.  Ahí nace la necesidad, que siempre tiene cara de hereje, de hablar un poco.  Eso conlleva algunos riesgos, como el ser incapaz de parar una vez que se empieza.  A veces te ponés a ver la tele, cuando no tenés nadie con quien hablar y no tenés ganas de hablar solo, porque hablar solo trae como un sentimiento de culpa y a la vez te hace pensar que a lo mejor estás medio demente…. así que te ponés a ver la tele, en un intento de escaparte de las ganas de hablar.  Al pedo, claro está.  Cincuenta canales para nada.   Esa es más o menos mi impresión luego de tener oportunidad de ver la tele 4 días seguidos.  Lo que más me llama la atención es la cantidad abrumadora de series y películas dobladas que hay en casi todos los canales.  Antes tenías un canal que pasaba pelis dobladas y de repente a FOX que las pasaba a un horario determinado.  Ahora el último baluarte de los subtítulos es HBO, aunque hay que reconocerlo, hay horarios en que tiene mejor programación el canal TCM, que ya es un decir.  Hay días en que entre bazofia y televentas y reposiciones del año de Ñaupa, el único refugio para quien pretende contendios de calidad, es algún viejo episodio de Tom y Jerry, o de Los Tres Chiflados.   Ni siquiera el canal de la Warner se molesta ya en subtitular películas.  FX dobla hasta los capítulos estreno de sus series.  Un asco.  Inmirable todo.  Un día me puse a ver uno de los realitys de moda, el de las Kardashian, a ver qué tenían de especiales… pah.  No puedo explicarte, ni explicarme, ni explicarlo.  No pude mirar más de 2 bloques.  Nunca había visto algo que fuera tan integralmente vacío y soso.  Impresentable. Yo pensé que al menos iban a pasar un poco de porno.  Ni una teta!  Tanta guita desparramada en basura es inconcebible.  Pura y dura basura, carísima.  Pero el que tiene plata hace lo que quiere.  No es poca cosa, tener un poco de dinero.  Eso de que la plata va y viene, lo que importa es la salud, es una estupidez.  Lo he meditado mucho y estoy bastante seguro.  Si tenés plata, podés pagar la atención médica si estás enfermo.  Desde cuándo ser un pelado aumenta la eficacia del sistema inmune?  Conozco un montón de gente pobre (y no tan pobre pero ciertamente no millonaria) que se enferma y no puede acceder a atención médica o tratamientos de calidad… entonces?  Dejame de joder, la salud va y viene, lo que importa es la plata.  Lo demás son mariconadas del tipo fábula de la zorra y las uvas.  Es como los que esperan familia y la gente les pregunta qué quieren, si nena o nene.  “Ay, no importa, mientras sea sanito”.  Dejame de joder, quiero un varón… y con una buena poronga, vea!  Más vale que espero que sea un bebé sano, imbécil.  Nadie va por ahí pidiendo que el gurí salga down, o ciego, o con malformaciones.  Pero todos sabemos que la shit happens, así que qué le vas a hacer?  Mi tolerancia a la estupidez fluctúa de manera importante ante ciertos temas. Hablando de estupideces… me propusieron estar en la tele.  Jua!  Es que hay gente que se olvida de cambiar la medicación y se pone a delirar en Technicolor.  Cocinando!   Lo imaginás?  Bueno, yo tampoco, pero vamos a explorar el concepto de todos modos, a ver si es viable… o quizás se pueda conseguir alguien que sepa cocinar, primero, y que luzca bien en la tele, después.  Todo sea por inventar algo para hacer un mango.  Eh?  Ah, no.  Sí, tenés razón.  No, sí, ya sé, no estoy inventando nada, pero con un poco de suerte capaz que se puede hacer algún billete.  Hey, necesito hacer mi casa.  Construir no es barato, vos sabés.  Hablando de refugios, la gente tendría que tratar que sus novias/esposas y sus amantes/asuntos, llevaran el mismo nombre de pila.  Así no hay manera de perderse.  O les decís a las dos de la misma manera, por ejemplo: bichi. Hoy vi parte de un pequeño documental, llamémosle así, en el History Channel.  La temática: evaluar la plausibilidad de los poderes del Hombre Araña: podría una persona crear seda si contara con los genes apropiados?  Podría desarrollar toberas en las muñecas para disparar esa seda?  Podría dispararla?  Y qué hay de las bolas de seda?  Es posible?  Y cómo puede una sola persona crear múltiples tipos de seda cuando las arañas no pueden hacerlo?  Malditos drogadictos.  Imposible de mirar.  En vez de televisión Pay per view, tendría que haber Pay per dose y distribuir LSD, opio o alguna cosa por el estilo a demanda.  Así estamos todos colocados con la misma sustancia.  Estos locos están cada vez más dementes.  Entre los cazadores de OVNIS, y los que interpretan los textos sagrados y los que extrapolan lo que pasa en el universo y el planeta sin gente y los dinosaurios, y los que juntan cachivaches, y los que estudian lo “paranormal” y yo qué sé qué otra cantidad de sinsentidos, cada vez es más lamentable.  Cada vez se hace más difícil vivir en la sociedad de consumo.  Sobre todo cuando no te sentís inclinado a consumir.  Al menos no TODO lo que te quieren enchufar a prepo, o quizás precisamente lo que intentan enchufarte a prepo y te causa un rechazo que roza lo patológico.  Hace tiempo que no me enfermo.  O sea, de esas enfermedades que involucran virus o bacterias, nada, ni un resfriíto de morondanga desde hace años.  Aunque de las otras, de las mentales, creo que tengo tres o cuatro.  Igual no pienso ir al médico, a ninguna de las especies.  Uno no se enferma hasta que va al médico.  Podés calcular que de repente hay algo que no está bien, pero mientras no lo ves, son todas ideas tuyas y nada más.  Vos estás recontra sano hasta que va el médico y te dice:  “jmmm… su páncreas no está donde debería, don.   Es más, ni siquiera lo encuentro! Hagamos estudios!”  Y ya está, cagaste.  Que los glóbulos blancos son muchos, o que son pocos, o que las plaquetas están torcidas, o que están demasiado derechas, y los triglicéridos y los centellogramas y las ecografías y la depresión y el trastorno bipolar y las manías y el otorrino y los enemas y los edemas y las punciones y que la diabetes y el ácido úrico y la osteoporosis… nada de eso existe hasta que vas al médico.  Salvo que REALMENTE tengas algo malo.  Ahí te recetan una aspirina y te dicen que no seas maricón y que vuelvas a los seis o siete meses, cuestión de darle tiempo al cáncer a que haga una buena metástasis hasta que te come hasta el pelo.  Conclusión: los doctores son unos hijos de puta… menos mi primo el ginecólogo, que su mamá es muy buena.  Ella se halla ensayando allá por la Haya.  Lleva puesto en la cabeza un sayo a rayas, empapado por la lluvia cuajada de rayos insoslayables que la llevan al llanto.  La llaman y la invitan a secarse frente a la cálida llama de un fuego.  Ssshhh!  No digas nadas.  Tengo ganas de ese sonido, hoy.  Bocaditos del mediodía de sábado:  pan de molde tostado, untado con un poco de ricota condimentada con aceite de oliva, pimienta negra molida y sal, encima un poco de bondiola y sobre ella una rebanada de tomate con orégano y otro hilo de aceite de oliva.  Hay una especie de bruma y el cielo, nublado, hace que la luz del atardecer sea dorada.  Los ciruelos compiten con las coronas de novia para ver quién tiene las flores más abigarradas.  Los fresnos y los tilos despuntan brotes y hojas nuevas, mientras los paraísos los aventajan con su follaje nuevo ya estrenado.  Es un verde maravilloso. Es uno de los tipos de verde más lindos que puedo evocar.  Vibrante.  Elegido con esmero de la pantonera de la naturaleza.  Quizás la persona que les puso ese nombre los vio por primera vez a inicios de la primavera.  Las lavandas están en flor, igual que las retamas, con sus ramilletes amarillos, tan ansiosos que les ganan a las hojas.  Los árboles perennes se adornan con los renuevos, más brillantes que las hojas invernales.  Los cercados vivos aparecen con vivas manchas de color. Tres cuadras forman un paseo inolvidable para quien se tome el trabajo de ver.  Y el olor!  El olor de Colonia en primavera es increíblemente placentero.  Hay pájaros y bichos de todo tipo que desfilan en la tibieza del aire.  Suena Planet Caravan y la playa está prácticamente desierta.  Ozzy tiene esos arranques; a veces te hace saltar la tapa de los sesos y en una te sale con una cosa como Planet Caravan y te hace llegar bien alto en un viaje de placer en primera clase.  El viento que refresca levanta remolinos bajos en la arena y la orilla resuena con olas pequeñas y rápidas de breves crestas de un blanco sucio.  Después de la demencia de esta semana que pasó, la escena, el momento, todo, parece sacado de una película.  O de un poema de Robert Frost.  Lo conocés?  Un yanki que escribía poemas que muchas veces tenían a la naturaleza como protagonistas; algunos de ellos son muy hermosos.  Tipo: /Las aguas agitadas con gran fragor rompían./ Y las olas cimeras, al ver las que venían,/ hacer algo querían a la costa cercana/ que el mar jamás ha hecho a la tierra su hermana.  La sensación es muy agradable.  Siento que podría caminar hasta el fin del mundo, pero en vez de eso, paro y medito de cara al sol rojo y moribundo, usando una de las técnicas de Chi Kung: piernas flexionadas en un ángulo que al principio es bastante más que incómodo, manos y brazos que van cambiando de posición de acuerdo a 6 series de 18 respiraciones.  Si realicé todas las respiraciones correctamente, habré demorado 14 minutos y 24 segundos.  Le tengo bastante bien calado el timing.  Pocas veces me paso de los 15 minutos, poquísimas hago menos de 14, y en general ando bastante cerca de los 14 con 30.  A pesar de que hace dos años que practico Tai Chi y de haber visto a mi maestro hacer cosas difíciles de explicar, todavía no sé qué pensar del Chi, la famosa energía vital china que ningún estudio científico ha podido encontrar, medir o cuantificar de ninguna forma… mi razón rechaza la idea.  Soy un escéptico, lo sé.  Pero sin embargo la meditación puede verse por otro lado, más allá de la existencia o no del Chi.  Es una manera de alcanzar el vacío, de tranquilizar las ideas, de limpiar la mente y descansar, a la vez que se disciplina el cuerpo y hasta la propia vida.  Las ideas y los pensamientos surgen en tropel.  Una avalancha imposible de detener.  Pero la gracia no es intentar detener el flujo que parece incesante.  Lo realmente placentero es dejar que toda la porquería desfile y no asirse a nada; dejás que la mierda fluya, incontenible, hasta que en un momento dado, sólo quedan aguas límpidas… o bastante más claras que al principio en todo caso.  En ese instante tu respiración se vuelve esta respiración y la vida está contenida en esta respiración y la energía, sea lo que sea, aún un fruto de la imaginación, se mueve impulsada por esta respiración y no importan los significados, porque estás en la playa, en un ventoso día de primavera, respirando, nada más, y viviendo, y todo el resto de cosas y gentes y mundos, pierden protagonismo hasta que nada es más que nada, ni nadie es menos que nadie.  Sí, soy un hijo de puta, lo sé… pero es que hoy tenía algunas ganas de hablar.

Anuncios

13 Respuestas a “Logorrea

  1. Tienes dos opciones, según seas religioso o no:

    – Dos Ave Marías y un Padre Nuestro

    – Dos Ibuprofenos y un Paracetamol

    Cuando tenga un par de semanas libres lo leo 🙂

  2. No sé qué puede ser tan importante como para dejar para después esta maravilla de la literatelúrica del s XXI

  3. Ja, ja, ja, nada, vivir la vida 🙂

  4. Bah! Minucias! Ese texto es vida en estado puro, Pemonte Saltaqueño.

  5. Después de leer el artículo he llegado a la conclusión de que la cosecha del 2011 además de buena ha sido muy abundante, pues si aquí se cosecha en Septiembre allí debéis cosechar en Marzo…

  6. Así que lo leíste, finalmente? Asombroso! Eso habla muy bien de tu propia cosecha. Vamos a tener que intercambiar un poco 😀

  7. Me cuesta pensar, entender, cómo empezaste hablando de la tele y terminaste meditando.. leía y no daba crédito de los nexos entre los temas! 🙂

    • En realidad empecé hablando de hablar. La tele es el primer nexo. Igual, gracias 😉
      Corolario: 42 te ayuda a pasar las horas del trabajo cuando la impresora deja de funcionar 😛

      Jiji… en un principio, luego que calenté el pico, pensé en seguir derecho hasta las 5000 palabras, pero iba a ser un abuso en toda regla, totalmente ilegible. Aunque había tomado un impulso bárbaro.

  8. Yo no juro, pero juraría que aquí dejé un comentario 😦

    en fin ya no viene a cuento

    abrazo

  9. Mariluz, indicaste que te gustaba y dice que te identificaste por blogger.

  10. qué fiaca arrancar a leer viendo que no terminaba más el único párrafo! pero una vez empezado todo fluye, como supongo que te pasó al escribir.
    Iba a decirte que no deberías tener cable, pero calculo que no tendrías tampoco los cuatro canales de aire que tengo yo (mierda, pero poca).

  11. Sí, fluye… un poco. Lo ideal habría sido escribirlo sin puntuación, pero ya lo dice el refranero popular: una coma tira más que una yunta de bueyes. La letanía hubiera sido imponente de haber podido prescindir de los puntos y las comas.

    Tengo tele, pero no tengo cable y tampoco los de aire. Tuve oportunidad de ver tele unos días que pasé por lo de mi madre.

  12. Pingback: Smells like… | 42

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s