Gore de ayer y hoy

Pero si la información ha de tender necesariamente cada día a ser más solicitada y compleja, no me parece menos cierta la necesidad de excluirla o limitarla en algunas de las manifestaciones con que predomina en los actuales usos de la prensa. Hay, desde luego, una complacencia informativa que no dudo en calificar de perniciosa y brutal, por lo mismo que satisface bajas preferencias del gusto público. Me refiero a la “delectación morbosa” con que casi todo el periodismo de nuestro tiempo busca el detalle, la exactitud fotográfica, el pormenor realista, en la descripción de las escenas de criminalidad feroz; de los hechos donde aparece, en repugnante desnudez, la bestia humana.

Aquí la utilidad de la información prolija es nula, y en cambio, la sugestión de crueldad y de torpeza puede ser positiva en el lector vulgar, cuya propensión inculta se halaga. Hace tiempo que, aun en el terreno de la ficción literaria —donde el arte entra como elemento purificador— ha caído en descrédito aquella morbosa predilección del falso realismo por los aspectos repulsivos y odiosos de nuestra naturaleza. El crimen, el vicio, la degeneración deben interesar hasta donde pueden ser motivos de enseñanza, de ejemplo negativo: jamás como alicientes de curiosidad malsana.

 

José Enrique Rodó
“Cómo ha de ser un diario” (extracto)
Publicado en el diario El Telégrafo de Paysandú
24 de setiembre de 1914
Copio y pego imponente desde Cursos para/lelos
Patético descargo: En general no me gusta copiar y pegar así a lo guaso, pero la verdad es que no tenía como extraer nada sin que perdiera sentido, y tampoco me parece que pueda agregar algo que realmente sea un aporte. Vayan las disculpas del caso.
Es igual de impresionante que Cambalache 🙂
Hace poco vi un escrito parecido, en espíritu al menos, en donde también se manejaba un texto de siglos atrás pero igual de vigente que si hubiera sido escrito ayer.  Lamento muchísimo no recordar dónde lo vi.  En ese caso era sobre el fin del mundo, o una noticia igual de agorera respecto a la industria audiovisual.   No deja de maravillarme cómo las personas, la manera de comportarse de las personas, o su manera de pensar, no cambia un ápice nunca.  Desde la época de los egipcios, pasando por los romanos, la edad media, el renacentismo o en estos tiempos modernos, no hay, básicamente, ni un avance en nuestra concepción de la Vida, el Universo y Todo Lo Demás.  Académica y tecnológicamente, sí, claro que sí, pero internamente, estamos en el mismo punto que hace 5000 años.
Anuncios

Una respuesta a “Gore de ayer y hoy

  1. Y si.. a veces hoy se asutan.. asustamos por cómo llega la información.. pero parece que no dista del ayer…

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s