Inquisiciones, dientes y zombis

Finalizando el año, me asaltan algunas reflexiones, dentro de las líneas de pensamiento 43xx, 66 sub 6 apartados x y 89xx que me gustaría compartir con vos.

4347: Si los franceses del sigo XII, los españoles del siglo XIII y el resto de los europeos después, hubieran conocido el aire comprimido y los tornos de dentista, la Inquisición hubiera sido mucho más insoportable.  Los inquisidores habrían alcanzado verdaderos orgasmos a base de sadismo imaginativo.   Las brujas y los herejes hubieran muerto igual, sufriendo el doble, con la mitad del esfuerzo… pero con cero caries, oiga.

4348: De verdad. Es impresionante la cantidad de nervios y puntos que comunican directamente con los centros de dolor.  Una persona con inventiva hubiera vuelto verdad, en un periquete, el chiste del chancho que a los gritos confesó: soy un conejo, soy un conejo!

4349: Por otro lado: qué invento la anestesia local!  Personalmente la hubiera mezclado con un alucinógeno suave que no tuviera efectos secundarios.   Así daría gusto ir al dentista!  Viaje y arreglo, todo junto!

8953: Este es un tema que de verdad me llama la atención y no puedo creer que a nadie se le haya ocurrido… o que no haya trascendido, al menos.  Pero nadie parece haberse dado cuenta de que en The Walking Dead, cuando los supervivientes le espachurran la cabeza a palos a los zombis, nunca, jamás, ni por equivocación, les salpica una puta gota de sangre.  La física en general, la mecánica de fluidos y las leyes de la probabilidad dicen que esto es imposible que no pase.  O sea, sangre hay.  Se ve que chorrea y que saltan chijetazos para toditos lados… menos hacia el que esgrime el garrote.  Esopetazos a quemaropa tampoco provocan salpicaduras.  Todo el mundo parece estar encantado con el gore rampante, pero nadie parece ver lo más obvio.

8954: Resumiendo: Nadie que haya visto a Dexter o CSI puede pensar que la sangre se comporte como lo hace en The Walking Dead.  No way.

8955: Redondeando el resumen empíricamente: Nadie que alguna vez haya intentado ponerle un chorro de limón a una milanesa puede pensar que sea serio reventarle el marote a palos a un zombi y que no te toque ni una gota.

8956: Otra cosa, ponele que un zombi quede encerrado en una habitación.  Sin posibilidad de hincarle el diente a nada ni nadie.  Un día.  Una semana.  Un mes.  Dos.  Sin comer nada.  No hay virus, sobre todo uno que se aloje en el cerebro, que pueda detener el proceso de decaimiento, muerte y descomposición de las células del resto del cuerpo.  Piel, músculos, tendones: todo tendría que convertirse, eventualmente, en gelatina.  Y si no que venga un epidemiólogo o un biólogo a explicarnos cómo puede ser que no suceda!  A ver!  Alguno?  Ajá!  Me parecía.

8957:  En realidad, promediando la primera temporada el mundo tendría que haberse autopurificado dejando que la serie continuara con los sobrevivientes tratando de abrirse camino en un mundo devastado, sin ley, servicios básicos, procesos industriales, combustibles fósiles, energía, cuidados médicos ni posibilidad de actualizar los perfiles de Facebook.

8958: No le busquemos tanta racionalidad.  Supongamos que el virus hace que el cuerpo secrete alguna sustancia que evita la pudrición.  Supongamos que no importa un poroto que te salpique la sangre siempre que no te muerdan.  Tenemos el asunto de que los zombis son imbéciles.  Se quedan empantanados  con el barro en las rodillas y no les da la mente ni para salir solos; o están en un patio cercado y mientras no vean algún pedazo de carne medio vivo para masticar, quedan ad infinitum dando vueltas como unos… bueno, como unos zombis.  No usan herramientas.  No trepan.  No intentan forzar nada que les impida el paso.  Los zombis no salen para ningún lado, ni hacen nada, como si estuvieran en una sesión ordinaria del Parlamento.  Entonces, chicos, pemontes saltaqueños sobrevientes, por qué no asentarse en una buena parcela y empezar a levantar una cerca?  Ni siquiera es necesario que sea muy fuerte ni muy alta!  Ya hemos visto que una puerta de madera medio podrida en un granero los contiene. Apuesto plata a que les llevaría menos de media temporada tener un pueblo pequeño perfectamente rodeado, con animales de granja y huerta incluídas.   Si se ponen en serio, en tres temporadas tienen 5 campos en marcha, produciendo, autosuficientes y libres de zombis.  O sea, Kevin Costner levantó un país entero en menos de tres horas de película… y enfrentándose a fanáticos con cañones!  Y andando a caballo!  A lo que voy es: no puede ser tan difícil!

8959: No sé… creo que a The Walking Dead le falta realismo.

666.5:  Hablando de CSI, detesto de manera inconmensurable el personaje santurrón, asquerosamente inmaculado y moralista a ultranza de Horatio Caine.  Más que al Correcaminos y Peter Pan juntos.  Mucho, mucho más.

666.6: Hablando de El Cartero, es REALMENTE necesario que todas las películas de Kevin Costner sean tan endemoniadamente largas?

Anuncios

5 Respuestas a “Inquisiciones, dientes y zombis

  1. Gracias por describir tan ampliamente lo que infinidad de veces comentamos en la sobremesa zombie (o sea, después de cenar mientras miramos los zombies en la tele) con il Samurai: no entendemos qué tanto problema se hacen los sobrevivientes si, eventualmente, los zombies van a empezar a deshacerse a falta de comida fresca. Sólo tienen que evitar que los coman. En fin, 100% de acuerdo en ese punto.

    Otra cosa con la que estamos MUY de acuerdo: Horatio Caine. Él y sus malditos lentes de sol. Él y su costumbre de llevarse los laureles por resolver un caso, cuando en realidad los que trabajaron fueron los del equipo y él sólo se dignó a hacer un chiste (malo) mientras se saca o pone las gafas. Dejé de ver CSI: Miami por él.

    El Cartero y Waterworld son dos pelis grosas. De tamaño y de temática. Lástima su mala fama.

    Feliz 2012, que los mayas nos guarden.

  2. Y me olvidaba un tópico. Te dejo esto en respuesta:

  3. Monty Python, naturalmente! Gracias! 😀
    Feliz año huevo fin del mundo 2012 para ustedes también!

  4. Epa! Que yo me castigo de lo lindo con TWD!! Ojo, lo mejor que tiene la serie es un blog “oficial” donde un pinta medio drogado (porque de otra manera no se explicaría) te tira tips para sobrevivir ante una inminente invasión de muertos vivos. Eso y esta frase: “Los zombis no salen para ningún lado, ni hacen nada, como si estuvieran en una sesión ordinaria del Parlamento”, sin duda lo mejor de este 2011 -que para mí fue medio una porquería, a modo de balance express-.

    Feliz cambio de calendario!!! Que no te enchufen en la farmacia o la panadería el del 2011 como nuevo (nunca falta un avivado…).

    • Hola! Bienvenida! Tranquila, tranquila, que yo también miro ese invento. Pero lo cortés no quita lo inverosímil. Un concepto realista como el de los zombis, no puede ser mancillado tan alegremente.

      Lamento muy mucho que esa frase, aunque erudita y brillante producto de serena reflexión, sea lo mejor de tu 2011. Voy a pedir al MEV que en este 2012 encare un poco y te toque con su tallarinesco apéndice. 🙂

      Feliz cambio de calendario para vos también.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s