Bajo el aliento de Glaurung

Gran puta!  Se acabó la primavera.  Esa mariconada de calor durante el día pero con noches frescas, es un recuerdo añorado por los pusilánimes.  Lo sé, yo soy uno de ellos!

Abrir las dos puertas de casa para que el tiraje de aire refresque el candente interior, sólo tiene por resultado un paupérrimo suspiro de aire caliente, hasta que las temperaturas interiores y exteriores se equilibran en el eje de los 7000 grados.

Es como ver salir el sol en Crematoria, pero sin Alexa Davalos para entretener el ojo.

Esperar la noche para que refresque es como pretender que una babosa rompa el record mundial de velocidad en tierra.  Anoche incluso prendí el horno a todo dar con la puerta abierta, a ver si se refrescaba un poco la casa, pero no hubo caso.

Hace minutos nada más y tras casi un mes de espera, empezó a llover tímidamente.  Las gotas gritan de dolor al tocar el suelo.  Muchas de ellas terminan sus días en atroz agonía con quemaduras de segundo grado en el 85% de sus cuerpos.  No hay vapor en la calle; en lugar de eso, el agua es absorbida al instante y se levantan bocanadas de aire hirviendo como sopladas desde el mismo Infierno.

Probablemente deje de llover en unos 7 minutos y salga un sol rabioso.

Si ves que 42 no se actualiza en más de 10 días, es porque morimos todos sofocados en medio de densas nubes de vapor nauseabundo.

Actualización:

Gracias, TWS!  Siempre capturando el espíritu del momento!

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s