Cine: Otra Tierra

Un nuevo planeta aparece en el firmamento.  Tiene el mismo tamaño que el nuestro.  El mismo color.  La composición de la atmósfera es idéntica… igual que los continentes y las ciudades que hay en ellos.  Es otra Tierra.  Incluso está habitada por la misma gente.  Pero, son iguales?  Hay un Panchito, allá?  Cometió mis mismos errores?  O tuvo mejor suerte?  O peor? Todo es y ha pasado igual que acá?  O hay una Historia alternativa con pequeñas divergencias?  Tan solo pensar en ello causa mareo.

Ella es Rhoda.  La ves?  La flaquita en el medio de la imagen.  Rubiecita, de ojos claros.  Linda.  Inteligente como la gran puta: acaba de ser aceptada en el MIT y está festejando.

Vuelve a casa en su auto.  Quizás un poco borracha, o tal vez no.  Escucha la radio.  El locutor da una noticia: Hey!  Han mirado el cielo, últimamente?  Acaba de aparecer otro planeta y ya puede ser visto a simple vista!  Qué hacés que no estás mirando hacia arriba?

Y Rhoda mira.  Y por mirar para arriba, deja de mirar para adelante.  Un poco más allá hay una familia esperando en el semáforo.  Lo demás es fácil adivinarlo.  Tal vez no haya estado borracha.  A lo mejor fue que había mucha mala suerte en el aire y se descargó sobre ella.  A alguien tiene que tocarle.

La película de ciencia ficción termina acá a los efectos prácticos.  La aparición de la otra Tierra es una herramienta para desencadenar la acción y también es usada como una especie de recordatorio constante.  Pero de ciencia ficción no tiene un poroto, oiga.  Aparece un objeto que a todas luces es un nuevo satélite, pero no cambia el clima ni las mareas, ni hay alteraciones gravitacionales. Ya lo dijo Pratchett:

La gravedad es una costumbre a la que cuesta mucho renunciar.

Pero este nuevo cuerpo celeste no causa la más mínima perturbación.  Nada.  Está ahí nada más.  Un bolaso.

La otra hora y media de película es una historia diferente.  Habla de la culpa.  De la soledad.  De la tristeza que a veces nos toma por asalto y nos hunde.  Habla de cómo lidiar con los remordimientos y de cúanto daríamos por borrar un error.  De hasta qué extremos estaríamos dispustos a llegar por la oportunidad de volver atrás un paso.  Un paso atrás.  Uno solo.

Luces bien puestas.  Cámara en mano de a ratos.  Planos-secuencia largos y pausados.  Pocos diálogos y mucha imagen y música.  Hay un poco de poesía por momentos, muy linda.  La hicieron con tres mangos a la peli, pero bastante bien gastados, creo.

El final es abierto.  No es que deje preguntas… o sí, pero lo que más genera es desconcierto.  En un primer momento capaz que te animás a aventurar alguna hipótesis, pero el desconcierto siempre gana.

Resumiendo:  Es una historia rara, en parte, por ese giro tan particular; sin él sería uno de esos dramas medio podorros que apelan a lo lacrimógeno.  La incorporación de la otra Tierra lo convierte en algo que no está mal.  No está mal del todo.  Aunque tiene partes relindas, la acción es lenta y creo que la cagaron un poco con el final.

Igual te dejo los enlaces, de onda, por las dudas: peli y subs

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s