No sacar dinero del bolsillo no es lo mismo que gratis

A través del grupo de lectores de Orsai Uruguay, entre otra gente linda, di con Daina Rodríguez, conductora del programa de radio Efecto Mariposa, que se emite por Radio Uruguay AM 1050, de lunes a viernes de 14 a 16 horas.

El enlace lleva al blog, creado por un escucha, desde el que pueden descargarse los programas anteriores.  Como nota aparte, decir que hacía muchísimo que no disfrutaba tanto de un programa de radio.  Creo que desde que era un gurí y escuchaba a Lanata en la Rock&Pop que no me colgaba con un programa de radio completo… disfrutándolo.  No es que las temáticas sean iguales, nada que ver, ya que Lanata me hablaba a mí (mientras miraba al techo, de la misma manera que le hablaba a cada uno de los oyentes, en esas medianoches, que también miraban al techo, pensando y cavilando).  Pero ese es un tema aparte dentro del tema aparte.

Daina, en Efecto Mariposa, va encadenando y entrelazando temas como quien teje una guirnalda de flores, cosa que hace de su programa algo dinámico, entretenido y muy interesante.

Uno de esos programas, ya viejito, de cuando estrenaron la película 2012, llega, entre profecías que no son tales y apocalipsis y destrucciones, a comentar el corto uruguayo Ataque de Pánico,  creado para dar vida al tema de Snake del mismo nombre.  En esa nota, se comenta como cosa notable, que el costo del corto fue de trescientos dólares.

Ese comentario, y haciéndole honor al programa, me trajo a la memoria dos cosas: por un lado, un muy interesante artículo aparecido en BlogOff en donde se habla del Costo de Oportunidad, y una charla, a propósito del mismo tema, que mantuvimos con Nacho hace unos días.

El Costo de Oportunidad, en este contexto, no está dentro del presupuesto.  No está facturado.  No aparece en ningún lado.  Gran parte de él es “intangible”.  Pero existe.  Tan cierto como que el Lysoform no sirve de nada para matar el olor a zorrillo. El costo de hacer Ataque de Pánico no fue de 300 dólares.  Pueden haber tenido que sacar del bolsillo esa guita específicamente para la escena del Palativo Legislacio, pero no es EL COSTO.

  • Hay costos de producción que no son menores.  Desde la puesta en escena del periodista, con iluminación y vestuario, al guión (que siempre va más allá de los meros diálogos) y puesta en escena, camarógrafo, director de cámara,catering, story board, promoción y difusión (así sea una campaña de marketing viral, hay algunos costos asociados, aunque más no sea el de la conección a internet para subir el video), etc.
  • Preproducción: con scouting para los sets, permisos para filmar, plan de tomas, etc.
  • La cámara con que filmaron.  Si no la compraron, tuvieron que alquilarla… y aunque no les hubieran cobrado el alquiler, de onda, el costo sigue existiendo.
  • El vehículo en el que se movieron.  Combustible, lubricante, mantenimiento, seguro, patente, amortización.  Aunque hubiera sido de alquiler y no les hubieran cobrado el alquiler, de onda, el costo sigue existiendo.   Si se hubieran movido en bondi, los costos de los pasajes también valen.
  • Las compus en que editaron el material, junto con toda la parafernalia asociada: tarjetas, discos duros, etc.
  • Los programas con los que editaron el video.
  • Idem para los efectos.
  • Idem para el audio.
  • Ni hablar de los costos de catering, alquiler/impuestos/servicios de los inmuebles donde trabajaron.
  • Maquetación.
  • Compaginación.
  • Los efectos de sonido y foley
  • Edición.
  • Post producción, con todo el mundo de cosas que hay que tener en cuenta: empate de colores (colorimetría), limpieza y ecualización de audio, etc.
  • El TIEMPO que les llevó la edición.  Puede ser tiempo libre, pero no deja de ser tiempo.
  • Idem para la post.
  • El TIEMPO que les llevó aprender a usar las herramientas.  Puede haber sido tiempo libre, una vez más, pero no deja de ser tiempo.  Y el conocimiento también es un activo que vale.
  • El TIEMPO durante el cual NO ESTUVIERON HACIENDO OTRAS COSAS por estar haciendo eso, que es lo que más se asemeja a la definición estricta del Costo de Oportunidad.

Mucho tiempo.  Muchísimo.  Meses y años.  Un bien escaso y caro.

Así que bien: cuánto costó REALMENTE ese corto?  20000?  30000? 60000 de a dólar? Más?

Hay cuentas a lo estúpido para sacar. Aunque más no sea, es un buen ejercicio mental y un concepto importante a la hora de calcular cuánto cuesta “de verdad” ponerse a hacer algo.

Anuncios

4 Respuestas a “No sacar dinero del bolsillo no es lo mismo que gratis

  1. Chicos, chicos (Hermano y Nacho) tengo una nueva historia de corto! es buenísima! 🙂
    Hablando de todo un poco no?

  2. No tengo ninguna idea de corto!! pero desde hoy q leí la entrada quería decir un par de cosas, sólo q estoy muerto de sueño y sólo voy a darte los títulos:
    1) Soy contador y administrador y ese es el gran problema de la administración actual… no podemos registrar los verdaderos costos ni lo que verdaderamente valen las cosas. Los esfuerzos que los popes e iluminados del norte hacen sólo tratan de controlar la contabilidad creativa (digamos Enron y aledaños), pero nunca de avanzar en el registro de los esfuerzos de la empresa (empresa como emprendimiento) en conseguir el objetivo.
    2) hay costos sumergidos… una vez que te embarcaste, fuiste! sólo vale la pena pensar en el siguiente costo en pos de lograr lo que te propusiste. Es decir, que si ya invertiste un montón de tiempo y esfuerzo (léase guita) y todavía no lograste lo que quisiste, de nada vale llorar por lo que ya tenés invertido. Sólo resta pensar si vale la pena hacer el siguiente esfuerzo para lograrlo. Hay gente que sólo sigue adelante pensando en todo lo que invirtió y sigue invirtiendo en algo cuyo fin es por lo menos dudoso… entonces las pérdidas se multiplican. Forma parte de la naturaleza humana actuar de ese modo!
    4) (tenía el 3 en la memoria pero se me olvidó) El costo de oportunidad es medible, sólo si tenés una oportunidad alternativa! Si no hay, no hay costo de oportunidad
    Salem y buenas noches

  3. Hola, Eduardo. Bienvenido.
    Gracias por tu comentario. Lo que contás en el punto 2 lo vemos a diario: se llama ludopatía, en particular el síntoma llamado “Revancha”.
    Creo que siempre hay un costo de oportunidad, aunque a veces sea tan tenue como, por ejemplo, en lugar de estar durmiendo a las 3 de la mañana, recuperando pilas para el día laboral que se viene, estás editando video como un poseso. Está el costo, quizás inmedible, de no dejar que el cuerpo reciba el descanso que necesita. La privación de sueño afecta de manera importante la manera en que vemos las diversas situaciones y cómo reaccionamos a ellas.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s