A veces me pregunto…

… si en el lavadero no harán más que ponerle mucho perfume a lo que uno lleva, en vez de, y perdón por lo atrevido de mi razonamiento y expectativas, lavarlo.  Es como que cuanto más y más empalagoso jedor tienen las cosas, más inmaculadas están.

Mi vieja usa lavarropas a diario y uno espera y hasta desea un perfumito rico de ropa recién lavada, pero nunca, jamás, en la reputísima vida le quedó la ropa oliendo a quilombo barato de los buenos.

Ahora tengo una cruel disyuntiva, en este otoño que recién comienza pero que todo indica que se equivocó en la cuenta y se salteó dos meses directo a comienzos de invierno: duermo abrigado con mi acolchado recién lavado, pero con grave riesgo de morir asfixiado por la baranda dulzona del perfume de mierda que le pusieron que se te agarra a la garganta y parece que lo tuvieras a John Cena haciéndote una Doble Nelson… o dejo el puto acolchado tendido afuera, a ver si se ventila un poco y me cago de frío una noche más?

Decisiones.  Terribles.  Profundas.  Crueles, decisiones.

Anuncios

8 Respuestas a “A veces me pregunto…

  1. Ah yo tampoco soporto esos olores que se pegan a la garganta y me dejan como si hubiese fumado la plantación entera de tabaco aaagggg

    besos ¡guapetón!

  2. Por las dudas te cuento que mi hermano tuvo que cambiar el lavadero en el que lavaban las sábanas del hostel de Colonia, porque descubrieron que no las lavaban, sino que sólo las perfumaban.

  3. Nkosi, yo cambié de lavadero cuando descubrí que solo pasaban la ropa por agua, la secaban ,doblaban y cuando estaba dentro de la bolsa de NyLon solo le rociaban un poco de desodorante de ambiente, ahora que cuando voy al lavadero (este nuevo, bueno desde hace unos 4 años) siempre les pido que no me pongan perfumito , buen eso, pasa que la gente asocia el perfumito con olor a limpito, abracito hermanito

  4. Este que digo, llamemos las cosas por su nombre, es el LavaRap, que está a en la cuadra de tu chica.

  5. La noche ya pasó y no sé si te asfixiaste, espero que no. Comparto el ahogo de la baranda de los perfumes lavanderiles.
    Naxto tiene razón. Sugerencia: pasar por el lavadero y pedirles (¿de onda? ó no) que solo lo enjuaguen y sequen (lavado está y es un progama menos para ellos) sin ponerle, bajo ningún punto de vista, ese perfume de mier…. ni ningún otro.
    Cuando te lo devuelvan, corrés a colgarlo al sol para que te quede como recién sacado de la soga porque lo que extrañamos en definitiva es el olor de la ropa recién secada al sol ! 🙂
    PD: Si estás con mucho trabajo es medio difícil toda la corrida. Igual, mejores sueños !

    • Si me quedaba REALMENTE quieto y no removía olores, más o menos zafaba. Las dos o tres vueltas que di en la cama, las vaharadas de perfume de mier… me despertaron un poco, lo justo como para recordarme que me quedara quieto de una puta vez.
      Igual está bueno como método para saber cuántas vueltas y revueltas das mientras dormís 😉

      Completamente de acuerdo con la sugerencia. Sólo que no llevo habitualmente ahí, así que no tenía idea de lo que me esperaba. También llegué a casa con el acolchado a las 8 de la noche, así que difícil para tenderlo al sol 😀

    • Che, si sólo quiero que lo enjuaguen y lo sequen pero sin lavarlo… para qué corno voy a llevarlo al lavadero?
      Es como ir al autódromo a ver el TC y pedirles a los tipos que se dejen de hacer ruido con los autitos del orto. 😉

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s