El niño del futuro

Nos enseriamos pa’ terminar el mes!  Atento al piojo!

El texto que se ve a continuación es la elaboración de un paciente ante el test de Myklebust.  La redacción es real y fue escrita por un niño de 10 años.  Cualquier parecido con la ficción es pura coincidencia.

Transcribo [sic]:

Habia una vez un niño que soñaba con ser grande con verse en el futuro.  Entonces se le ocurrio mientras que cresia, planificar su vida adulta.  A el le encantaba jugar con los playmovils entonces se hacia una casa y los muñecos eran los habitantes.  Pasaban los años y el beia que las cosas no le salian como el queria cuando queria ver era un adulto joven con un sueño por delante, sin amigos, sin familia, “sin nada”.  Estuvo tanto tiempo planeando su vida que no le dio importancia a la vida real.

Tomá pa’ vo’ con el guacho!  Las conclusiones que pueden extraerse sobre él y su lingüística a raíz del texto y su manera de expresarse no las conozco (aunque personalmente le daría un latigazo por cada tilde que falta)… pero el concepto que maneja es tremendo!  🙂

Descripción de la prueba (copiada desde Scribd):

Esta prueba es una instrumento diseñado especialmente para determinar las discrepancias entre la producción oral y la escrita mediante la evaluación de la productividad, es decir, la cantidad de palabras utilizadas. También se examinan la sintaxis en cuanto a concordancia, puntuación, uso y orden de las palabras en la oración, y en el contenido, reflejado en la calidad concreto-abstracta de las ideas.  Helmer Myklebust (1965) fundamenta teóricamente su prueba en el hecho de que todos los niños con alteraciones en la formulación escrita suelen tener dificultades en expresar sus ideas mediante la escritura, a pesar de desempeñarse normalmente en el lenguaje auditorio-verbal, la comprensión lectora y la habilidad para copiar palabras impresas.  Esto significa que algunos podrían convertir sus pensamientos a un sistema de símbolos mejor que a otro y que los alumnos con alteraciones en la formulación escrita tendrían mayor dificultad en codificar los símbolos visual-gráficos que los auditorio-verbales.  Según el autor, se esperaría una integración razonable entre las formas orales y escrita, con el fin de que las ideas pudieran ser expresadas en una u otra modalidad lingüística.  Las alteraciones en la formulación y sintaxis varían en naturaleza e intensidad.  En algunos casos el principal problema radica en la ideación y productividad, mientras que en otros la dificultad sería mayormente sintáctica.  Los alumnos con una alteración en la ideación y productividad estarían limitados en su output y usarían un lenguaje más concreto. Ellos pueden pasar varios minutos antes de iniciar una oración o composición y a veces dicen: “yo no puedo poner mis ideas en el papel”, pueden ser capaces de contar historias o incidentes relacionados, pero no trasladar sus pensamientos a símbolos escritos.

Gracias, Alice!
Anuncios

2 Respuestas a “El niño del futuro

  1. Eres la leche :), algunos post los bordas.

  2. Gracias! Muy amable 🙂 Es lo de todos los días 😉

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s