No a lo superfluo

Estas fechas son de importancia porque solemos mirar las cosas en retrospectiva y en perspectiva.

Hacer balance, le dicen.

Creo que las cosas suceden en el momento que deben y por una razón.  Aunque no sepamos cuál ni por qué.  También creo que todo lo que tiene un comienzo, forzosamente debe tener un final.

Hace poco empecé a leer a Ortega y Gasset, concretamente, su libro La Rebelión de las Masas.

En este tratado publicado en 1937, en la primera página, José habla de que demoró a propósito la publicación de su libro intentando realizar lo que él llama “la obra de caridad más propia de nuestro tiempo: no publicar libros superfluos“.

Eso lo dijo en 1937.  Y ahora, 75 años después, donde sea que mire me topo con eso: lo superfluo.  La democratización ridícula y la mercantilización más infame han gando por lejos a lo sensato, a la razón, a lo valioso.  El libro Fifty Shades of Gray es un bestseller, la televisión es absurda, que exista algo como el grupete One Direction es criminal… consumimos cualquier basura con tal de no pensar.

En Contacto, la vieja novela de Carl Sagan, cuando llega un mensaje extraterrestre a nuestro planeta, y resulta que es una toma de la transimisión televisiva del saludo de Hitler dando la bienvenida a los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, la presidenta de Estados Unidos se muestra furiosa.  Furiosa y avergonzada, mientras cae en la cuenta de que todas las transmisiones, buenas, malas, útiles, banales y sobre todo brutales y vulgares, conforman nuestra carta de presentación y nuestras credenciales diplomáticas ante cualquiera que esté escuchando allí afuera, en el vasto Espacio.

Hay una sonda espacial con un disco de oro grabado con saludos de niños y sonidos de animales… pero lo que va a llegar primero a otras culturas, es la mierda que consumimos, que emitimos al espacio y que viaja en forma de ondas electromagnéticas.

Superfluo.   Peor que inútil, ya que es un ruido blanco tan enorme que fácilmente enmascara todo el resto, lo útil, lo bello, lo imporante.

Es por eso que, sentando ejemplo y a modo de manifiesto público y púdico, 42 dejará de transmitir para no seguir contribuyendo al ruido blanco, desperdiciando recursos irrecuperables, entre ellos, tu tiempo.

Estoy hastiado y soy dolorosamente conciente de lo fútil y redundante que es este espacio, lleno de lugares comunes, plagios, clichés y sinsentidos que nada aportan, no ya al bien común, sino tampoco a mí mismo.

Este texto tiene exactamente 420 palabras.

Hasta luego y gracias por el pescado.

Anuncios

8 Respuestas a “No a lo superfluo

  1. En Contacto. La novela es Contacto. 😀

    Hablando de libros superfluos, yo terminé mi novelita de terror. Voy a imprimir 6 o 7 copias para los 6 o 7 lectores que tengo. Te cuento entre ellos, y si no lo leés seguro le vas a poder dar buen uso para prender fuego para un asadito.

    42 es cualquier cosa menos ruido, es una línea hacia algo que uno sigue y sigue y sigue. Si se corta la línea, también está bien. La melancolía de no recibir las actualizaciones en el correo será un recordatorio de que las cosas buenas se terminan. Pero si puedo opinar, ojalá 42 siguiera 42 años más, para empezar.

    Abrazo grande, hermano.

    • Qué descuido! Corregido, gracias! Qué bueno lo de la novela! Quiero!Quiero!Quiero!
      42 definitivamente es ruido. Soy un tipo ruidoso, así que en realidad no me jode.

  2. Ah, es 28 de diciembre. La put@ madre, que susto me diste!

  3. Para día de los inocentes, está muy bueno. Ja!
    (por las dudas ya te estoy llamando! ;))

  4. Muchacho! Me lo creí por unos segundos. Y eso que había leído la entrada posterior antes! 🙂

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s