El futuro ya llegó

Era el año 2001.  Con Guzmán formábamos un equipo imponente e imparable pero, con la humildad que da la grandeza, no se lo habíamos dicho a nadie.  Aunque lo demostramos.  Por el MEV que sí.  Estábamos preparando nuestro proyecto de final de carrera.  Nos caíamos en la facultad a las 8 de la mañana, cuando abrían, y nos echaban las limpiadoras a las once de la noche.  Éramos unos enfermos y nos encantaba.

Estábamos investigando el futuro, lo que se venía, las comunicaciones del mañana.  El santo grial de la voz sobre IP, VoIP, la panacea que nos daría comunicaciones interdepartamentales y hasta internacionales ilimitadas a un costo ridículamente bajo.  El laboratorio de redes y datos de la universidad tenía juguetes con lo último de lo último.  Todo de CISCO, cuando CISCO era el re cutting edge of technology.  Casi que nos cortábamos los dedos en semejante filo.  O sea, también había unas mierdas IBM, dos servers y un par de routers infectos en los que hasta las terminales de programación eran propietarias que mirábamos obligados.

Nuestros estudios y lecturas nos abrieron las puertas a un universo para nosotros desconocido hasta entonces.   Hasta poquitos años antes, el stack TCP/IP tenía que montarse a mano.  Imaginate que en esos días todavía estábamos con nuestros modems dial-up a 56 kbits en casa, vía teléfono.  Si entrabas a Internet, la casa se quedaba sin teléfono.  El ADSL era una tecnología emergente, apta solo para empresas por sus altos costos, mientras que el gigabit ethernet sobre cobre, el inalcanzable 1000BaseT, era una quimera en desarrollo.  Las redes empresariales en su mayoría estaban cableadas en bus con coaxial y el summum era el 10BaseT.  Así, el UTP categría 5 apenas había pasado la etapa de ser una novedad, el 5e era enfermantemente caro, y el blidando categoría 6 estaba tan lejos que era antieconómico incluso si uno simplemente pensaba en él.

El abrumador concepto de la fibra óptica llegando a cada hogar era una utopía total.  Fiber to the Desktop. Valhalla.  Nuestro Nirvana.  Donde alcanzaríamos el Satori.  No, exagero; el Satori era la mítica Convergencia.  Puta madre! Con-ver-gencia!  El transporte de voz, video y datos por la misma red y a la vez. El no-va-más.

Fantaseábamos con Guzman.  Trazábamos diagramas de WAN enormes, desparramadas en varios países,  con backbones de fibra, que llegaban a routers y switches equipados con módulos de salida gigabit de fibra o cobre; leíamos las especificaciones y los manuales de CISCO como un baptista que lee la Biblia, y buceábamos en las FAQ de cada comando como teólogos desquiciados que buscaran el mandamiento supremo.  Programábamos los módulos VoIP con los prefijos de otros países para realizar nuestras pruebas y simulacros.  Nuestra ventana de Terminal era lo más fascinante del mundo: línea tras línea de comandos y modificadores, áridos como la mierda, pero que consumíamos con delectación.

Éramos realistas, sin embargo.  Nos dábamos cuenta perfectamente de qe VoIP estaba lejos de cualquier empresa pequeña, Skype no tenía ni miras de aparecer todavía y quizás era el sueño que desvelaba a Janus Friis.  Lo más económico para utilizar VoIP en ese tiempo, era usar Netmeeting (que usaba el protocolo H.323) vía Dial-Up, aunque lo ideal hubiera sido la contratación de ADSL.  El estudio de costos era fantástico: necesitabas tener una cuenta de teléfono superior a $2437 (unos U$S200 al cambio de la época), para sobrepasar el Costo de Indiferencia.  La Internet discada era muy cara.  E incluso esta opción la tomábamos con pinzas; en realidad era necesaria la “gran inversión” de pasarse a ADSL, ya que muchos de los codecs usados para codificar la voz reventaban la capacidad de 33600 bits de subida de los modems V90… 48 kbit para los V92.  V92, eso sí que era power, baby! Hasta podías implementar un rudimentario QoS con esa velocidad de subida!

Y a cada día que pasábamos expandiendo nuestros conocimientos, más fantaseábamos con Guzmán.  En las posibilidades.  En el poder.  El futuro aparecía brillante y preñado de grandes promesas.  Qué haríamos con velocidades de cientos y miles de kilobits por segundo?  Quizás incluso MEGABITS por segundo… brutal!  Velocidades de la innovadora Fast Ethernet a nivel de Internet.  Era exitante y estábamos alborozados.  El adjetivo en inglés es mucho más descriptivo: era EXHILARATING.  Qué capacidades tendrían los dispositivos?  Qué MARAVILLAS se podrían hacer con ellos?  AAAHHHH!!! [gran grito orgásmico como el de Al Pacino en Frankie and Johnny] Me mojo simplemente con recordarlo.  En serio, éramos unos enfermos y reventábamos por los cuatro costados de tan felices que nos sentíamos rodeados de esa tecnología, en ese tiempo, con tales perspectivas.  Aún hoy me emocionan los recuerdos, el recuerdo de la adrenalina.  Sí, era posta adrenalínico.

Doce años han pasado.  Se dice fácil.

Hoy instalaron la conexión de fibra óptica en la oficina.  El futuro llegó, después de esperarlo por tanto tiempo.

El modem/router?  Un coso medio chino, quasi coreano o sepa el MEV qué, improgramable, sin manual, pero con WiFi…

Boludomataaate!! [gritito histérico] Descargué The Amazing Spider Man en HD en 15 minutos!  Quince.  Minutos.  El uTorrent echaba humo! AAHH!! [otro gritito histérico, el último de hoy]

Ah, sí!  Y 42 carga a los repedos hipersónicos!

¿Sabés qué?  Haceme el favor y dejame de joder con el futuro, querés?

Anuncios

2 Respuestas a “El futuro ya llegó

  1. Pancho me encanto tu apuesta a la nostalgia!
    Yo escribí un libro sobre Internet y mujeres
    en 1995, el Netcape era 1.0 pero los más ortodoxos de nosotros seguíamos leyendo el correo en Lynx y Telnet.
    Cuandoe mude de Suecia al Uruguay hace apenas un año tenía en mi casa en Estocolmo la friolera de 100 megabytes por segundo.
    El Adsl de acá con fibra óptica y todo es un pálido reflejo de mi utopía escandinava. Pero que se le va a hacer? Es lo que uno paga por volver al país de los choripanes y los alfajores 🙂 esos no se bajan a ninguna velocidad 🙂

  2. Hola! Jijiji… Estocolmo te trastornó. Los choris y los alfajores se bajan a TODA velocidad. Pensé que lo sabías 😀

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s