Debate alimentario

Hace un rato pasé por Diario de un Copépodo, y me encontré con su reciente artículo Soy científico y prefiero los “alimentos naturales”.

En la extensa entrada, Copépodo habla de manera lúcida e interesante, ponderando cada postura con el ánimo de quitar hierro a los argumentos radicales que suelen manejarse en algunos de los puntos más candentes y debatidos en la eterna discusión entre alimentación natural vs químicos/aditivos.

También, en un plano subjetivo pero que 42 suscribe letra por letra, Copépodo habla de los alimentos elaborados en casa frente a lo que puede comprarse en un supermercado.  Cito algunos de sus dichos:

[…]la comida es uno de los grandes placeres de la vida; disfruto de la interacción con los alimentos, cuanto más, mejor.

Comer no es sólo una necesidad fisiológica, comer es una experiencia vital, es pura sensibilidad, es conocimiento, tradición, cultura…

Claro que también voy a esas grandes superficies, pero personalmente, no me aportan nada, es inhumano, vacío, no me enriquece como lo hace un mercado. En un mercado hay una interacción con el vendedor, le puedes echar en cara que la sandía de la semana pasada estaba pasada, puedes preguntarle, informarte por el producto, aprender recetas, enterarte de lo que pasa…

Cocinar es una actividad única que le da un valor añadido al alimento; también es una actividad social en la que inviertes tu tiempo y tu energía, algo que aprecias y que te gusta que te aprecien los demás. Ese valor intangible no merece ser ignorado incluso aunque el resultado final sea supuestamente el mismo energéticamente. ¿De verdad alguien espera que yo valore en la misma medida un bizcocho comercial (envasado en su plastiquito, su caja y sus gaitas) que uno que alguien ha preparado para mí, (seleccionando los ingredientes, haciendo la masa y horneándola personalmente)? La comida es mucho más que un balance de calorías y principios inmediatos. Un cuenco de plástico y uno de madera hecho artesanalmente puede que tengan exactamente la misma utilidad, pero ¿tienen el mismo valor?

Una lectura por demás placentera y didáctica.  Si tenés unos minutos, te invito a que le des una visita.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s