Dificultades para reducir la huella de carbono

Me encanta la ecología.  Lo orgánico.  Lo que preserve nuestro medio ambiente.  Lo que ayude a reducir el impacto de nuestro pasaje por el mundo.  Y el whisky, porque siempre ayuda a hablar de estos temas, sobre todo después de la tercera medida.  Todos parecemos más mediambiendalmente resbonsables, con un vaso de wiky.

Pero en general suele prevalecer una expresión anglosajona, en mis hábitos de consumo.

Esa expresión aflora a mis labios cuando veo, por ejemplo, que una lamparita incandescente cuesta 15 pesos y tiene una vida útil de 1000 horas, mientras que una lamparita de leds tiene una vida útil 45 veces mayor pero cuesta 70 veces más que la común.

Lamp

Cuando veo ese tipo de cosas, sólo se me ocurre agarrar la de 15 mangos y expresar un sentido y solemne:

Fuck it!

Es, indudablemente, un complot de la industria que intenta, simultáneamente, sabotear los esfuerzos ecologistas y fomentar el consumo de alcohol entre la gente de bien.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s