Fusilli con champiñones e hinojo

El domingo amaneció lloviendo en Montevideo.  Nos levantamos a las mil, sin apremios, desayunamos sin apuros y fuimos a la feria sin tener claro qué íbamos a almorzar.  Mientras Alice hacía la compra para la semana me fui a otro puesto que suele tener cositas interesantes.

Allí me di de bruces contra un bolsón lleno de champiñones frescos, grandotes y blanquísimos… a 45 mangos!  No es que sean baratos, pero comparados con los 85 pesos de acá, la diferencia es abismal.  También vi unos bulbos de hinojo E-normes, a 30 mangos.

Así que bien, un buen puñado de hongos y un bulbo de hinojo más tarde, ya tenía la comida armada… aunque sin tener ni idea de cómo resultaría tal combinación.

Entonces, ingredientes para cuatro porciones: 200 gramos de champiñones; 1 bulbo grandecito de hinojo; dos dientes de ajo; unos 30 ml de vino tinto; un poco de picante que sea de tu gusto (tipo media guindilla picada bien finita, o una cucharada de salsa roja mexicana, o un chorrito de tabasco); aceite de oliva; pimienta negra recién molida; sal; cuatro o cinco hojitas de albahaca; 250 gramos de fusilli de espinaca; jugo de un limón pequeño.

Elaboración:

Fácil, fácil, requete fácil.  Y rápido.  Poné una olla con agua a calentar para la pasta.

Mientras se calienta el agua, tomá otra cacerola, ponele un poco de agua fría, agregale el jugo de limón, picá el hinojo en rodajas y ponelo en remojo en esa agua acidulada.

Laminá los dos dientitos de ajo y los champiñones.

Cuando rompa a hervir el agua, escaldá el hinojo por unos cuatro minutos, o hasta que ablanden.  Retiralos, escurrilos bien, y cuando se enfríen un poco, cortalos en tiras de dos o tres centímetros de largo.  Seguí con el agua al fuego, pero con el fuego bajo y la olla tapada.

Poné una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva.  Cuando esté bien caliente, agregá los ajos.  Un minuto después agregá el hinojo.  Dos minutos después, agregá los champiñones y remové con frecuencia hasta que expulsen toda el agua y ésta se evapore.

A medio camino de este proceso agregá un poco de sal al agua donde escaldaste los hinojos y que está hirviendo, y poné a cocinar la pasta.  Subí el fuego.

Agregá el vino a la sartén una vez que el agua de los hongos se haya reducido, y en cuanto se evapore agregá el picante (no mucho, para que no mate los sabores del hinojo y los hongos).  Cuando la pasta esté al dente, sacala de la olla y agregala a la sartén.  Remové un minuto.  Apagá el fuego.  Picá la albahaca en chifonade, agregala a la pasta y remové.  A la hora de servir cada comensal puede agregar un poco de pimienta negra recién molida.

Es una receta muy rápida y sencilla de hacer, con el sabor fresco y anisado del hinojo mezclado con el terroso y suave de los hongos, completado con el perfume de la albahaca.

Ya.  Cocina con alegría y buen provecho!

Anuncios

Una respuesta a “Fusilli con champiñones e hinojo

  1. Pingback: Hoy es el día! | 42

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s