Los pollos son personas decentes!

Acabo de ver el viejo show de George Carlin, Back in town, de 1996.

Después de los ocho o diez minutos iniciales en los que habla del aborto, o en contra de los que están en contra, el tipo se pasa los siguientes veinte minutos hablando a favor de la pena de muerte.  Dice las barrabasadas, las barbaridades y las bestialidades más impresionantes y faltas de decoro y de decencia y la gente, un teatro entero de bote a bote, no sólo se mata de risa y lo ovacionan de pie, sino que… está de acuerdo con él.  En cada punto.

El tipo era un genio maravilloso.  O sea, con un histrionismo fuera de serie el chabón largaba toda la mierda más inmoral, obscena, indecente y políticamente incorrecta que pueda pasarse por tu mente y que jamás vas a animarte a decir frente a nadie.  Es más, probablemente te censurarías a vos mismo si llegaras a tan siquiera pensar cualquiera de esas porquerías… mientras que el tipo convocaba multitudes.

En 42 lo adoramos… y envidio al maldito hijo de puta, porque decía lo que le parecía, de la manera que le parecía, sin que le importara un poroto a quién molestaba o incomodaba.

Se me pasó comentar el aniversario de su muerte, el 22 de junio.  Qué loco, justo un día antes del prereferendum.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s