No hay paz para el hombre malo

Isaías 57:21.

Maravilloso libro, la Biblia.  Fuera de joda.  Es ideal para decir «te lo dije», reprochar, castigar, echar culpas,  buscar malos presagios, mirar la vida con fatalismo, interpretar literalmente las partes más bestias y mal interpretar para peor las demás.  Maravilloso, de verdad.  Podés agarrar prácticamente cualquier pasaje y encontrar alguna sentencia de esas que voltean montañas como con un mazo (un mazo grande).  Es como un gran catálogo de frases y pensamientos para toda ocasión.

Pero ta, no es de la Biblia que quiero hablar.  En realidad quería volcar en estas torpes palabras… tenía intención de plasmar en este medio… necesito comunicar…

Te digo: la vida puede ser bastante hija de puta, de a ratos; más perra que Lassie. Eso.

Ayer nomás.  Un día radiante.  Viento del norte, que presagiaba tormentas, pero para después.  Era una mañana soleada, ventosa y cálida de primavera.  Los árboles estallaban de renuevos, los trigos jóvenes cargando sus espigas enhiestas y aún vacías, pero de un verde intensísimo.  Te hacés una idea?  La vida pidiendo ser celebrada.

Tenía una reunión con un cliente fuera de la ciudad.  Era en una fábrica a unos 20 kilómetros.  Ruta 1, el sol entre las palmeras, en la radio, para variar, soul: James Brown, Booker T., The Temptations, Marvin Gaye.  Linda música.  Te hacés una idea? La ruta pidiendo ser disfrutada.

Así que puse el auto a los reglamentarios 90 km/h, para extender el paseo todo lo posible.

Tuve la reunión.   Una buena reunión. Media vuelta de nuevo hacia Colonia.  A medio camino empecé a sentir olor a quemado; la velocidad empezó a caer.  Miré al tablero y estaba todo encendido como un arbolito de navidad.  Dejé correr el auto en el cuesta abajo hasta encontrar un descanso y lo apagué.  Al abrir el capó la humareda era abundante.  Se acabó la música.  Toco el radiador y estaba helado.  Se fue al carajo la primavera del orto.  Se pinchó una manguera de retorno de agua.  Perdí toda el agua sin darme cuenta.

Fundí el motor.  Celebrar la vida y la puta madre que la parió.

Entendés el título, ahora?  Maravilloso libro, la Biblia.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s