Ni una caricia desperdiciada

Me gusta cuando tu mano se cierra bajo la mía, porque semeja una flor hecha de caricias que se retrae para pasar la noche.  Y me gusta cuando mi mano se cierra a su vez sobre tu flor cerrada, porque imagino una cubierta que protege cada pétalo para que ni uno solo se pierda, y así cuidada, para que ni una sola caricia se vea desperdiciada.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s