Vuelta a la madera II

No.  No he vuelto a la madera, lamento decirlo.

Aunque siento su canto de sirena, una hora sí y la otra también.  Es como un capacitor que va juntando carga, así que más pronto o tarde estallará, digo gracias.

Sin embargo sí he estado pensando en ella.  Calibrando.  Elucubrando.  Meditando.  Y trayendo viejos recuerdos e información a estantes más a mano de la memoria.

El comentario de Raulo motiva esta pequeña entrada y su título.  El tema: terminaciones.

Hay pocas terminaciones naturales que queden REALMENTE terminadas.  Es decir, en mi conocimiento hay solo una terminación que respete esa definición: el aceite de lino, crudo y puro.   El aceite de lino, si es bueno y la capa de cobertura que se aplica es delgada, con el contacto con el aire cristaliza, formando una película firme y de un agradable y profundo brillo satinado.  Si trabajás con maderas duras, calentalo para que penetre en las apretadas fibras de la madera.  Por el amor del MEV, calentalo a baño maría, usá elementos de protección y no vayas a irte a aprontar el mate teniendo el aceite al fuego.  Y no lo embadurnes mucho.  Una capita es más que suficiente.

La cera de abeja siempre será cera de abeja.  No cristalizará. Es decir, que su dureza variará con la temperatura ambiente.  Si tocás la pieza en verano, vas a dejar más marcas que en invierno, porque reaccionará a la temperatura de la piel.  Una buena manera de aplicar la cera, para sacarle todo el provecho posible, es diluirla con trementina, producto que a veces suele denominarse aguarrás vegetal.  Mezcás la cera con un chorrito de trementina en un frasco de vidrio bien tapado y lo mantenés así varios días, sacudiéndolo cada tanto.  El resultado será una pasta más o menos chirla, dependiendo de la cantidad de trementina usada.  Lo ideal es ir añadiendo la trementina de a poco hasta conseguir una textura parecida o incluso más fina que la del betún para zapatos.  Ahí tomás una poca de esa pasta en un trapito que no largue pelusa y encerás la pieza, frotando vigorosamente (la fricción trae temperatura y la temperatura ayuda a que no queden grumos de cera).  Dejás orear unas horas, en lugar seco, para que se evapore la trementina y luego le das brillo con un trapo suave o, mi preferido, con una media de nylon.  Un par de medias de mujer de las baratas va a darte horas y horas de buen y placentero lustrado.

Hablando de betún, también hay un producto llamado betún de judea, que no es natural ni mucho menos, ya que es un derivado del petróleo, pero puede mezclarse con la cera para dar un toque oscuro muy agradable.  Hay que tener cuidado y hacer pruebas antes, para no cagar la pieza en la que has trabajado 2 meses.

Los yankis tienen un menjunje maravilloso llamado Danish Oil que he visto deja unas terminaciones preciosas.  Si podés conseguirlo, bien por vos.

También pueden ser terminaciones al agua, con nogalina o con algarrobina.  La nogalina da un tinte oscuro, profundo.  Mientras que la algarrobina da un color borra de vino, como un granate bien oscuro, que puede resultar muy bello, según la pieza y la luz bajo la que vaya a estar.  La utilización no tiene misterio.  Son al agua.  Diluís el polvo en agua limpia y fría y le pasás a la pieza una mano sin encharcar.  Dejás secar.  El agua va a levantar fibras de la madera.  Lijás con grano fino, 600, 800 o aún 1200 si es la fibra es poca.  El grano 1200 te va a dar un brillo natural, perecedero, es cierto, pero que puede devolverse con un trapito de algodón cualquiera.  Un poco de nogalina y un final con cera a la trementina, o betún de judea, te va a dar un orgasmo de placer en maderas claras.  Si trabajás con lapacho o curupay no tiene sentido usar tintes, pero para cedro, álamo, yesquero o cualqueir madera clara, es un goce.

También podés tintar con alguna anilina, al agua, al alcohol o al aceite.  Son un poco perras al principio, pero si les agarrás la mano te van a dar muchas satisfacciones.

Y luego las pinturas.  Combinar pinturas acrílicas con la madera puede darte resultados muy buenos.  Incluso mezclas de tintas al fondo con colores acrílicos.

También podés tratar de conseguir una buena laca poliuretánica transparente.  Te deja las superficies como un vidrio.  Aunque tiene un jeito para aprender a usarla y que las cosas queden a tu gusto.  Es cuestión de probar y consultar con algún carpintero o lustrador de muebles… capaz que podés encontrar algún viejo lustrador con ganas de conversar.  Eso será invaluable.

El tipo de terminación por excelencia para las maderas, es una herramienta bien afilada.  El texturado propio de la talla, o un lijado fino sobre el torno, puede dejar superficies hermosas y facetadas, llenas de vida.

Si son cosas que van a ser tocadas, y no son muebles, ya que te preocupan las huellas digitales, no le pongas nada.  Lijá hasta un grano 1200 a conciencia y el pulido dará brillo y una textura como de seda.  Perfectas para amuletos, broches para el pelo, juguetes o adornos delicados.  Se opacarán un poco, pero siempre tendrán un brillo propio.

La recomendación final: Jugá.  Jugá por jugar a mirá a dónde te llevan esos juegos… y ya de paso, llevá un pequeño cuaderno donde anotes tus aciertos y errores.  Podés ir agregando fotos de los resultados.

Hay mil productos, lacas y productos orgánicos.  Si las usás, contame cómo te va y mandá fotos.  Pero en la madera, como en las artes marciales o la comida, he llegado a sentir que es preferible conocer 4 o 5 técnicas puntuales y aprender a usarlas bien, que llenarte de cosas que vas a saber aplicar a medias.

Ya.  Espero haberte sido de ayuda.  Buena talla, felices resultados.

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s