Enfermedad gastronómica

Día entre semana.  Mediodía.  Casa de Madre.  Almuerzo familiar.

Al teléfono, Madre:

—Hooola querida, cómo anda? … Ajá… Sí… Yo uso crema, de preferencia… Si no querés bajar, porque no vas a bajar por una cucharada de crema, usá un poco de fécula de maíz con un chorrito de leche… sí, claro… no, todo junto… yyy vas a tener que probar.  Bueno, m’hija, que le quede rico.

A nosotros:

—Era tu Hermana.  Dice que no puede lograr ligar la tarta, que los huevos se le van para abajo…

Interviene Padre:

—Tendrá paperas, la tarta…

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s