Imperio

A veces tengo una abrumadora, casi desgarradora, compulsiva necesidad de belleza.  Una nota.  Un color.  Una escena.  Una palabra.

Un cuadro. Una canción. La luz dorada del atardecer en las hojas verde pálido de la primavera. Una tela de araña cuajada de perlas de rocío.  El sonido de la borrasca en el mar.  El vuelo inmóvil de un colibrí. El perfume del jazmín, la salvia y la lavanda. El sonido sutil de una cañada que fluye. Las nubes caprichosas que se forman, mutan y se desvanecen.

A veces las imágenes aparecen en mi mente, tan nítidas como si las estuviera viendo. Otras estoy ahí en el momento preciso y las bebo, maravillado.

Pero siempre, indisociable, estás vos.  Tu mirada. Tu voz. Tu risa. Parte de todo.

Te quiero.

Anuncios

3 Respuestas a “Imperio

  1. Se te escapó un suspiro romántico… bue, de vez en cuando sienta bien 😉

  2. Es que, así como lo ve, este cuerpito, esbelto y trabajado, también desborda de pasión. 😀

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s