Nueva

El otoño viene raro, aquí en la aldea.  Frío, húmedo, seco, caluroso, claro, brumoso.  Incierto.  El invierno parece tímido y el verano se envalentona con un postrer embate, cuando ya debería haberse ido hace semanas.

Uno de esos días, soleado brevemente, me encontró caminando por la calle.  Hacía mí venía una señora con su hijo en brazos, un bodoquito de rulos rubios.  Cuando nos separaban unos pocos metros, comenzó a caer una lluvia dispersa, unas gotas nada más, aún con el sol brillando.

Algunas gotas, quizás las más juguetonas, aterrizaron sobre la cara del niño, hasta ese momento serio.  Sus ojos se agrandaron y estalló en una sonrisa amplia, a medias llena de dientes de leche y enmarcada por un revoloteo alborozado de manos.

Hacía tiempo que no veía una alegría tan nueva.  Genuina.  Sin mácula.  Arrolladora.

Una alegría que estaba de estreno.

Anuncios

4 Respuestas a “Nueva

  1. Son cra los locos bajitos. Ellos si que saben disfrutar las cosas buenas de la vida

  2. Nosotros los petisos somos así 😀

  3. Qué lindo. Y hacer sonreír a un niño… Uno de los placeres más grandes.

  4. Bueno, yo me refería a los bajitos nuevos =)

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s