Si pasara lo peor…

Grecia es como un conejo entre lebreles.

La tienen acosada, acorralada… y no se dan cuenta que los conejos, cuando se ven acorralados y sin salida, tienen dientes.  El resultado será el mismo, claro, porque los perros son muchos y fieros, pero alguno saldrá con el hocico partido.

Espero que el referendum del domingo dé como ganador al NO.  Por múltiples motivos.  Por un lado, un intento de forzar la mano a la situación, de por sí desesperada.  Pero también sentaría un precedente a tener muy en cuenta.  Porque, ¿qué van a hacer las instituciones financieras?  ¿Ir expulsando uno a uno a quien no se pliega a rajatabla a sus exigencias unilaterales y salvajes? Será divertido ver sus reuniones cuando solo queden ellos solos, prestándose, presionándose y “usurándose” entre sí.

Ojalá se imponga el espíritu griego, ese mismo espíritu inquebrantable que mostraron al luchar y resistir incansablemente contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial.  Y no, no estoy comparando a los financieros con los nazis, Godwin puede descansar tranquilo; estoy hablando de la idiosincracia griega, ta?

El FMI y el BCE piden un plan de austeridad y unos recortes tales, que de aceptarse ni siquiera pueden considerarse como ponerse un revólver contra la cabeza, sino que es más bien como sentarse sobre una bomba atómica con la cuenta atrás activada.  Con ese panorama, creo (y es una oinión para nada autorizada, obviamente, aunque no del todo desinformada), que Grecia acepte el “plan” europeo o se la expulse de la Comunidad Económica sería igualmente catastrófico.

Como si no supieran, a estas alturas, que la única manera de reactivar una economía no es suprimiendo el gasto público, si no todo lo contrario.  Hay que mantenerlo racional, pero activo, a fin de que impulse a los demás actores productivos.

¿Lo mejor? Viene al final de esta nota de El País:

Preparan una ayuda humanitaria.

En medio de la incertidumbre por el resultado que tendrá el referéndum del domingo en Grecia, el Gobierno alemán se prepara para “lo peor”, reveló ayer el diario alemán Handeslblatt. El ejecutivo de Angela Merkel se prepara para proveer de ayudas humanitarias a Grecia si la situación quedara “fuera de control”.

Es como que te enfrentes al pelotón de ejecución, y que al momento de volarte en pedazos, quien da la orden de disparar te tranquilice diciéndote que no hay problema, que ya tiene lista una curita bandaid para tapar los agujeritos.

Tanto cinismo e hipocresía es algo nauseabundo.

El mensaje de 42 para el pueblo griego es:

Illegitimi non carborundum!

No dejen que los bastardos los tiranicen.  Esos hijos de su muy puta madre.

Alala y cierra, Grecia!

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s