E-du-cación

El sábado estábamos en una comercio con María Luisa, cuando entra una banda de gurises disfrazados de brujas, esqueletos y otras boludeces.  “Trato o truco” gritaron al unísono.  Una de las dependientas les dio unos caramelos y allá se fueron, tan contentos.  A los 20 segundos entra otra banda de pendejos con lo mismo: “Trato o truco!” gritaron, pero la chica no tenía más caramelos.  “No tengo más caramelos” dijo.  Y los gurises, con caras apenadas, dijeron “Ah, ta, chau” y se fueron cabizbajos.

Un bolazo.  Pusilánimes totales los borregos.  Pa’ eso quieren Halloween?  Para aceptar un “no” como respuesta y retirarse con el rabo (si es un diablo, o la escoba si es una bruja) entre las piernas?  Y el truco, nene?

Pero la culpa no es de ellos.  La culpa es de esta sociedad podrida que les promete la diabetes, pero les niega el derecho a retribución.

Una de las definiciones de la palabra “treat” en inglés es:

n. [countable]

  1. entertainment, food, etc., given or paid for by someone else, as an expression of friendliness, as a professional courtesy, etc.
  2. anything that provides enjoyment:It was a real treat back then to have steak for dinner.

Es decir, que puede ser un poco de comida, dado a alguien por otra persona, en un gesto amistoso.  Algo que provoca disfrute.  Algo para comer, de lo que disfrutan los gurises, son los dulces.  Ta.  Correcto.

Una de las definiciones de la palabra “trick” en inglés es:

a silly or mischievous act; a practical joke;
a prank:to play a trick on their teacher on April Fools’ Day.

Es decir, una travesura, broma o inocentada.

Así que, ya que esa mierda de Halloween parece haberse instalado, bien podrían enseñarle a los pendejos de qué va la cosa, no?

“Truco o trato” dicen los vejiguitas, como si les hubiera escrito el guión uno de esos infames seres que hacen las traducciones de los títulos de las películas al español para los afiches.  Una traducción literal de la primera definición que se les ocurre. Y claro, así los pendejos no van a tener jamás ni puta idea.  Les escamotean media celebración sin escrúpulos.

Una mierda.  Intolerable.

Dulce o regalo (el treat) o travesura (el trick), debería ser la norma.  Pero lo dejan solo en los dulces.  Se concentran en el pico de diabetes, pero dejan de lado la parte más divertida, o que debería serlo: cuando la gente a la que piden caramelos dice NO.

Yo, si festejara Halloween, estaría deseando que alguien no me diera nada.  Todo el tiempo.

Yo no te digo que le tiren un coctel Molotov al local, o que les meen las bolsas de papitas fritas en las estanterías, los padres no van a criar terroristas por tan poca cosa. Pero que al menos les den unos pomos de esas porquerías de telas de araña sintética que se prenden a todos lados, dénles unos huevos para que los botijas les tiren a la cabeza, que rompan una bombita de olor, o le pongan chicle en la cerradura de quienes no colaboran, yo qué sé… ALGO!  Un medio para que los gurises puedan llevar a cabo su amenaza.  Porque de eso se trata: ES una amenaza.  Me das el caramelo o te la ligás, viejo.  Es simple.  Están vestidos de brujas, monstruos, payasos, políticos y otros seres amorales que pueblan pesadillas.  ESTÁ BIEN que hagan travesuras.

Pero no, se les enseña a los pobres infelices que si les dan algo, bien y si no les dan, paciencia.  Y no es así! Pendejos del mundo, uníos!  No sean pelotudos!  Caramelos pa’ todos o travesuras pa’ todo el mundo!

Uruguay tiene que tener un Jalogüin combativo, loco!

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s