Indignación en polvo

Hoy fui a la tienda de productos naturales a buscar harina integral para hacer un poco de pan.  En general no suelo usar la harina integral comprada, sino que hago mi propia mezcla, con harina 000 para panadería, salvado de trigo y avena (15 a 20 % de la cantidad de harina), germen de trigo (un 3% de la cantidad de harina) y cuando hago pan integral, suelo añadir algunos puñados de semillas diversas (sésamo, lino, girasol, chía, amaranto).  A propósito de esto, el salvado de avena le da al pan una dulzura y un aroma sutil y delicioso a partes iguales.

Por qué me molesto en hacer esa mezcla en lugar de comprar la harina integral ya lista?  Porque a veces parece harina integral, pero otras parece que le hubieran echado un puñado de salvado a la harina, y en el peor de los casos, el salvado realmente parece paja, cosa que me llena de suspicacia; con este auge en la alimentación sana y los productos orgánicos y qué sé yo cuántas boludeces más, la gente compra porque cree que se está cuidando, y muchas veces es estafada sin escrúpulos por gente que se aprovecha de la ignorancia del consumidor desprevenido.

Hoy llegó al colmo, cuando al tomar el paquete y leer la etiqueta (una actividad tan deprimente como leer las noticias del diario), veo que la harina integral decía, como primera línea de la etiqueta: Producto chino.

Chino.  Harina integral china.  En un país famoso por sus dorados trigales ondulantes, parte de la fértil región conocida como el Granero del Mundo, traemos harina integral china, un país famoso por el arroz. ¿Vos has visto un trigal, alguna vez, aunque fuera de rebote, en China?  Bosques de bambú, sí.  Arrozales, sí.  Montones y montones de gente a cagarse, sí.  Pero trigales? No.  Ni en pedo.

Es como con los tomates enlatados: producidos en Italia.  En un país donde en plena temporada los productores a veces tiran literalmente los tomates porque no compensan los gastos, nuestro país importa los tomates perita, pelados y despepitados, desde Italia.

O los duraznos en almíbar, que vienen de Grecia.

Estamos mal, loco.  Hay algo fundamentalmente erróneo en estas cosas.  Traer algo que está a 20’000 kilómetros de distancia, con el flete marítimo, más el terrestre, y los impuestos y los costos de Aduanas y los intermediarios y qué sé yo, te sale más barato que cultivarlo acá y darle vida al campo.  Aberrante.

Lo del trigo, sobre todo, me resulta tan, tan incomprensible e ilógico.  Porque veamos, el procesado de la harina de trigo se lleva a cabo separando el pericarpio (el salvado) y el germen (de donde saldría el brote de la nueva planta si enterraras la semilla), del endospermo, que es la parte interna, blanca, con mucho almidón y proteínas  (como la glutenina, de la que se forma el glúten necesario para la fermentación y leudado).  A su vez, el endospermo es tratado con productos químicos (a menudo compuestos clorados) para blanquear la harina, porque… bueno, porque la gente es bastante estúpida y prefiere una harina blanquísima pero hecha mierda, que una harina un poco más oscura pero mejor y nutricionalmente más equilibrada.

Pero a lo que voy es: para hacer la harina integral no se necesitaría ninguno de los pasos intermedios.  Agarrás el grano.  Lo molés.  Lo molés otra vez, más finamente.  Ahí tenés.  Harina integral.  Ni separación de pericarpio y gérmen, ni blanqueado, nada de eso.  Final feliz del tipo de comer perdices con un rico pan integral.  Pero no.  Traemos la harina integral de otro lado.  De las antípodas.  Desde China.  Imbéciles de mierda.

Un chijete.

2 Respuestas a “Indignación en polvo

  1. Y..? qué hiciste? la compraste?? 8)

    • Muy lentamente y con extremada cortesía, dejé la bolsa donde estaba.

      Luego fui al auto, saqué tres cócteles Molotov de los que siempre tengo a mano por cualquier emergencia, los encendí y, una vez más, con extremada, casi exquisita cortesía, se los tiré por la ventana… pa que aprendan a defender la industria nacional.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s