Un pedazo de tela sin importancia, que da para cortar mucho

Vos te das cuenta de que la inmensa mayoría de los imbéciles que joden con el burkini son tipos?  Es tan arbitrario, autoritario y carente de lógica que te revuelve las tripas.

A alguno se le ocurrió preguntarle a la mina que usa el burkini qué piensa ella?

Estos franceses me enferman loco, hablando de libertad y lucha contra la opresión nada más que para conseguir réditos políticos a la vez que intentan defenestrar una religión y un sistema de creencias.

Por suerte en algunos lugares parece que se van dando cuenta de la inutilidad, la injusticia y la humillación que eso representa, pero en otros siguen tercos y regodeándose en su propia porquería.

Como si la mujer que va a la playa hubiera planeado ella sola todos los atentados que unos enfermos llevaron a cabo. Y ya de paso, le dan, o le siguen dando, combustible al fanatismo.

Qué mierda les importa cómo vaya vestida? Eso es represión pura y llana. Claro, como son unos impotentes de porquería para prevenir, minimizar y capturar y desbaratar los atentados y a quienes los llevan a cabo, la toman con los más débiles, que no tienen capacidad de réplica y que nunca han sido amenaza para nadie.
Y no, no defiendo al islam, pero tampoco lo condeno. Condeno y me avergüenzo de las personas, no de las ideas.

Las ideas están buenas, muchas de ellas, dentro de muchas religiones, sistemas de pensamiento y filosofías.  El problema de las ideas es que están llenas de gente; que las retuerce y las dobla y las pervierte para satisfacer sus ambiciones de poder y sed de controlar y oprimir a los demás.  Porque creen, o nos quieren hacer creer que creen, que su Hombre Invisible es mejor y mea más lejos que el Hombre Invisible de los demás.

Entonces terminás con las ideas infectadas de gente, como si tuvieran tumores que nunca son benignos.  Y solo ves la enfermedad que las cubre como pústulas, y te parece que todas las ideas, distintas a las tuyas, claro está, son feas como esas ambiciones que las cubren. Dejás de ver lo que eran en su origen y te quedás con esa cosa corrompida y asquerosa que te causa rechazo y miedo.

Y no te parás ni un segundo a pensar de que a lo mejor es justo eso lo que se busca: que te espantes, porque si te espantás dejás de pensar, y así es más sencillo controlarte y manipularte.  Es como con las fronteras, ¿te acordás?  Ellos y Nosotros.  La misma porquería.  Exactamente la misma.

Me enferman.

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s