Descolgadas

Cinesito1: Paterson. Una recomendada. Un conductor de bus, poeta, en pareja con una pequeña demente (en el buen sentido 42sesco). Lindo color y foto.  Pequeños detalles, pequeños ruiditos, algunos planos casi oníricos. No pasa nada y pasa de todo.  Preciosa. Solo una pregunta: de ponerla ni hablamos, ¿no?

Cinesito2: Kung Fury. Es un poco más que un corto y un poco menos que un largo.  Treinta minutos de puro delirio. Artes marciales (por decirles de alguna manera), viajes en el tiempo, dinosaurios, Hitler y el Miami de los 80.  Tiene un guión tan básico que es digno de una película porno… quizá más básico todavía. Tributo al cine ochentero y a sacarse las ganas de hacer una peli, demente, quijotesca, ridícula, barroca, grotesca, tan fea y fuera de la realidad que no podés dejar de mirar. Podría, eso sí, servir de patrón medida para las pelis de acción por venir. Nada de gastarse con una historia. No.  Saltamos derecho a las escenas de acción, muerte, sangre y destrucción, y le encajamos el final sobre el pucho. Para pensarlo.

Cinesito3: Bernie. Con Jack Black, basada en una historia real. Un técnico mortuorio, religioso, con una voz melodiosa y de modales delicados llega a un pueblito y lo revitaliza. Prepara los muertos que llegan a la funeraria, pero también se encarga del servicio y de confortar a los deudos. Entra en el coro de la iglesia. Se involucra con la comunidad, que lo abraza. Traba amistad con una señora acaudalada, un personaje posesivo y mezquino que busca acapararlo. La señora es interpretada por Shirley MacLaine.  La peli está bien. Sobre todo la primera mitad, pero en un momento dado muy particular, el ritmo cambia y baja.  Es rara. El personaje construido por Black es genial. Creo que eso la salva.

Seriesita1: ¡Volvió Samurai Jack! La quinta temporada, 50 años más tarde, lo encuentra en un punto muerto en su lucha contra Aku. Es más oscura. Mucho más oscura. Perdió su espada. El tiempo pasa, pero él no envejece. No tiene esperanza. Y, por primera vez, lo hacen sangrar. Está muy bien.

Seriesita2: Legion. Es una serie extravagante. Cuando empecé a escuchar su nombre pensé en el personaje de Sanderson, el esquizofrénico que posee las habilidades de sus diversas personalidades; muy interesante, en realidad.  Pero no.  No tiene nada que ver con esta construcción.  Es una adaptación de un comic de Marvel, en el que el chabón también parece esquizofrénico, pero en realidad es un mutante. Está muy bien hecha, pero es psicodélicamente loca.

Seriesitasvarias: Taboo, Billions, This is us, The 100, Into the Badlands, van bien o han terminado sus temporadas.

Lecturitas: La lectura se resiente. Quizá después de la maratón del año pasado, necesitaba limpiar las ideas.  Voy retomando.  De momento lo más relevante ha sido el descubrimiento de Thoreau y la última edición de American Gods, de Gaiman. De paso, también estoy esperando la serie basada en este último libro.

Límites…itos: Esperando por la temporada siete de Juego de Tronos. Estoy llegando a un punto… no.  Ya llegué.  Pongo los capítulos 8, 9 y 10 de la sexta temporada y me pongo a hacer otra cosa.  Los uso como quien escucha la radio y solo lo miro en lugares puntuales. Extraño la continuación de los libros, esa es la verdad.

Cocinerito1: Me estoy largando a hacer bizcochuelos (el bizcocho de los españoles), con la receta de mi mamá, que no lleva aceite. Estoy en problemas. El tipo se resiste. Crece y crece y se dora… y cuando lo saco del horno, a pesar de que el palito sale seco cuando lo pincho, el muy hijo de huevo se desinfla.  Se desinfla y no hay más que hablar. Sigue quedando tierno y con buen sabor, pero se comprime a dos terceras partes de su altura máxima. Una cagada. Ya lo voy a agarrar.

Cocinerito2: Cerní la harina, ¿estamos? Cernila.  Si la receta te dice “Cerní la harina”, vos agarrás, la metés en un colador finito, y la cernís. Me importa un carajo que pienses que no es necesario. La cernís. Es un embole encontrar las pelotas de harina al cortar el bizcochuelo terminado.

Cocinerito3: Ya de paso, si la receta te dice que enmanteques el puto molde y lo enharines antes de volcar la mezcla, lo enmantecás y lo enharinás, rápido y de buen modo. Me importa un carajo que pienses que siendo antiadherente se va a desmoldar igual. Vos enmantecás y enharinás y no discutas más.  Es más, si podés cortá un disco de papel manteca, enmantecás y enharinás el papel con el que vas a forrar el fondo del molde y volcás la mezcla sobre él. Ta, no digas que no te lo advertí.

Cocinerito 4: Gran invento las pasas de arándanos remojadas en cognac. Sirven tanto para rellenar junto con almendras y dulce de leche el bizcochuelo, como para mezclar con maíz dulce y pasas rubias y tomates en una buena ensalada con trigo burgol.

Cocinerito 5: El cognac podés usarlo para mojar el bizcochuelo y emborracharlo, para flambear la carne de cerdo con la que vas a acompañar la ensalda de trigo burgol, para agregarle al café, o te lo podés tomar, como un hombrecito o una mujercita. Por Gordjaz, ¡no se te ocurra tirarlo!

Suficiente por ahora

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s