Tragicomedia en un solo acto

[Se abre el telón y vemos un puesto de venta de pescado fresco con 4 personas haciendo fila para ser atendidos.

Los dos últimos son conocidos que hace tiempo no se ven.]

—Hola, Samuel, ¿cómo estás?

—Bien, ¿y vos? ¿Todo en orden?

—Ahí vamos, Samuel.  Bastante bien.

—Ah, sí, está complicada la cosa, pero yo siempre digo que respirando y pudiendo pagar las cuentas, es suficiente.

—Bien. Yo problemas respiratorios no tengo ninguno.

[¡Chan! Suenan risas. Baja el telón.]

Anuncios

Comenta! Comenta, very now!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s