Archivo de la categoría: 42 cosas absurdas

Lamento boliguayo

Nacho me pasa este enlace, en donde un medio uruguayo informa sobre otro uruguayo que en Twitter interpreta, traduce y explica una canción española del año 2000: Aserejé. Aparentemente es casi trending topic.

http://www.subrayado.com.uy/noticias/71000/tuitero-uruguayo-nos-vuela-la-mente-explicando-el-hit-asereje

En las redes sociales, vi una captura con supuestos dichos del candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, en referencia a la golpiza que sufrió un peón rural de Salto por reclamar lo que en justa ley le corresponde. En esa captura apócrifa Lacalle Pou habría defendido el accionar del estanciero.

La respuesta del líder nacionalista no se hizo esperar y salió a aclarar los tantos, estableciendo que él no dijo eso.

El primero es gracioso, el segundo se enmarca en un hecho triste y terrible. No tienen nada que ver entre sí de ninguna manera, pero tienen algo en común: las ristras de comentarios.

Qué bicho inmundo y lamentable es el uruguayo. Es increíble lo rastrero y mezquino que resulta en cuanto se rasca un poquito. Fanático, dogmático, falaz, violento, cruel y muchas veces, tristemente ignorante.

El uruguayo no puede hablar ni del gusto del yogur sin cagarse en la concha de la madre de Lucía y el Pepe y los comunistas hijos de la gran puta. O en Sendic. O en los asesinos colorados, en los los blancos ladrones o una combinación de ambos. Todo se politiza, la piel es tan fina que es traslúcida, toda discusión derrapa a la velocidad de la diarrea (que todos saben es más rápida que la de la luz). Parecería ser que el uruguayo está en perpetuo estado de enojo esperando la mínima oportunidad para saltar directo a la yugular del que piensa distinto. Se diga lo que se diga saltan reproches y comparaciones, justificaciones y lamentos interminables. Con varas de medir variadas para cada situación. En donde lo propio se juzga con benevolencia y lo ajeno con máxima virulencia. Donde la historia se repite eternamente y las faltas no prescriben jamás. Todos corruptos, todos ladrones, sin que importe época o color. Manchas indelebles que restan, de manera instantánea, cualquier legitimidad y derecho a réplica.

Es tan raro ver un comentario que no sea descalificador, que tienda puentes, o que simplemente intente comenzar un debate serio y coherente, que probablemente se pase por alto, o peor aún, se conteste con un retruécano o sarcasmo que busque la descalificación, la mayoría de las veces con falacias lógicas que pretenden desviar el foco de la discusión. Es muy triste que muchas veces estos recursos tengan éxito, desvirtuando todo. Y eso en el mejor de los casos. En un porcentaje altísimo de ejemplos se cae directamente en el insulto rampante.

Para mí que la culpa es de Bonomi, el Ministro del Interior. ¡Renunciá, Bonomi!

Anuncios

Herrar es equino

Huérfano va con H.

Orfanato va sin.

Ortografía forra.

¡Gracias por el aviso, Maco!

Tragicomedia en un solo acto

[Se abre el telón y vemos un puesto de venta de pescado fresco con 4 personas haciendo fila para ser atendidos.

Los dos últimos son conocidos que hace tiempo no se ven.]

—Hola, Samuel, ¿cómo estás?

—Bien, ¿y vos? ¿Todo en orden?

—Ahí vamos, Samuel.  Bastante bien.

—Ah, sí, está complicada la cosa, pero yo siempre digo que respirando y pudiendo pagar las cuentas, es suficiente.

—Bien. Yo problemas respiratorios no tengo ninguno.

[¡Chan! Suenan risas. Baja el telón.]

Canciones infantiles

Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?

¡Lo importante se está poniendo la seguirdad pública!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante se está calzando la violencia contra la mujer!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante se está anudando el déficit fiscal!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante se está abotonando la educación!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante se está subiendo el cierre del país productivo!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante se está encasquetando el costo del estado!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante está concediendo permiso para más plantas de celulosa!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante le está regalando aguas territoriales a los chinos!
Peguemoslé a Raulito
Mientras lo importante no está.
¿Lo importante está?
¡Lo importante está viendo asombrado y cagado de risa el caos que se generó en las estaciones de servicio porque durante un puto día no hay entrega de combustibles!

O sea… otra vez llevamos una semana más hablando de cómo el imbécil este agarra una pala o si gastó bien o mal 300 dólares en un año.

No deja de ser gracioso, pero ¿me estás jodiendo? Para mí que es el escudo de la realidad perfecto. Primero que parece ser el inútil sin referencias por antonomasia, ese al que miramos para sentirnos mejor con nosotros mismos, y segundo juegan con nuestra innata capacidad para ver el pasto largo en el jardín del vecino mientras cuidadosamente ignoramos el techo que se cae a pedazos en nuestra propia casa.

Somos unos vivos bárbaros, campeones de América y el Mundo.

Misterio resuelto

Tengo un matorral de ajíes puta parió. Desde un tiempo a esta parte algunos aparecían comidos. Eso es raro, porque el extremo picante (y estos son unos verdaderos hijos de puta) mantiene a raya a los insectos.

Bueno, no es ningún insecto. Un zorzal se come mis ajíes. Pequeños milagros de un feriado. Todavía no lo puedo creer.

Y el anormal incluso posó para la foto. Ojalá le pique al entrar y le arda al salir.

Actualización del 7/7/17: Acabo de enterarme de algo: los pájaros y gallinas serían inmunes al picante. Es un mecanismo que beneficia a ambos, ya que el pájaro además de alimentarse, dispersa las semillas. Hay que joderse.

Mira con qué facilidad corre!

Vi esto en un restaurante, y no puedo dejar de preguntarme en qué pensarán ciertos diseñadores.

20161028_205704

Pura y corrediza. Foto dedicada a la españolidad que pasa por esta casa 🙂

Si tu cabeza está llena de ratas…

Ante los cientos de mensajes que más o menos venían a preguntar qué carajos tenía en la cabeza, la prestigiosa Universidad Neuropastafari de Yuendumú, en Australia, luego de conducir numerosos estudios y aplicar revolucionarias técnicas en el área, ahora tienen la respuesta!

Morrones.

Chávez tenía en la cabeza cuarentaydos plantines de pimiento morrón.

chavez-ecologico

 

No son de extrañar, entonces,su expresión ligeramente extraviada, ni sus pensamientos bastante más idem.