Archivo de la categoría: Opinión

Banderas

Me preocupa la situación en España, donde tengo tantas amistades y afectos, con todo el tema Catalán. No tengo una posición tomada. No podría, ni me corresponde elegir un bando. Sí soy partidario de dejar que la gente se exprese y rechazo la violencia contra personas desarmadas y con los brazos en alto. No hay justificación en un estado que se dice democrático y de derecho. También rechazo la provocación y la coacción y el tildar de traidor a quien piense distinto.

He visto gestos y palabras y acciones muy mezquinas de ambos lados de este conflicto, tanto de las personas de a pie como de los dirigentes que deberían velar por el bienestar de su gente y tratar de desactivar el conflicto en lugar de inflamar los ánimos. Luego, a ninguno de ellos se los vio en las calles, tan gallitos que son por cadena nacional. Pero ese es otro tema.

Hoy, ahora, recién, acabo de darme cuenta de algo simplísimo: las banderas.

Si vas a Wikipedia y escribís “Bandera de España”, “Bandera de Cataluña”, o “Estelada” te aparecen las imágenes de las susodichas.  En todos los casos, franjas horizontales rojas y amarillas con algún eventual chirimbolo al medio. Lo más gracioso es que en la Estelada, dependiendo del color, el chirimbolo puede ser de izquierda o de derecha. ¡Qué estupidez, por el MEV! ¿En serio hacen esas distinciones en lo que algunos piensan que debería ser la enseña nacional, apartidaria y totalmente desideologizada? ¿Y entonces qué? ¿Luego de independizarse, si se diera el caso, van a pelear entre ellos para ver qué color de chirimbolo debe aparecer en al bandera?

Después de estudiar concienzudamente las banderas me pregunto: la discusión entre la Bandera de España y la de Catalunya, ¿a qué se debe? ¿Al ancho de la franja, o al color con el que empieza? En esencia son iguales, amarillo sobre rojo o viceversa. Varias finitas o unas pocas bien anchotas. ¿Qué dilema, no?

Dejate de nacionalismos e ideologías por un momento y acercate hacia el lado de lo prosaico: ¿te das cuenta de que hay personas dispuestas a matarse por el ancho de la franja? ¿Vos sacrificarías a tus seres queridos, a vos mismo, por el color inicial? ¿En serio vale la pena sufrir por ver tres franjas o nueve en una bandera?

¿No se dan cuenta? Cientos de años han pasado como para estar anclados a ellos, para dejarse definir por ellos, por los años. Ya están juntos, los pueblos. Están todos al lado, mezclados desde hace generaciones. ¡Desde hace siglos! Sí, tienen rasgos culturales distintos y a veces hasta opuestos, pero no poder buscarle la vuelta y llegar a un acuerdo es como pretender cambiar de apellido porque a tu hermana no le gustan las aceitunas y a vos sí… y que además las llama “olivas”, la maldita. No mentira, mi hermana es un sol maravilloso aunque no le gusten las aceitunas.

Los que fundaron Catalunya están muertos. Los que fundieron Catalunya con el reino de Aragón están muertos. Los que fusionaron los reinos de Castilla y Aragón y Navarra están muertos. Y eso fue todo mentira. Uniones mediante matrimonios. Trasiego de gentes y vasallajes como quien pasa ganado de corral. A nadie se le debe nada. No hay imperativo histórico que valga. Eso también es todo mentira. El pasado son cosas que pasaron. La Historia son cosas que pasaron hace mucho. ¿Qué importa, a fin de cuentas? ¿Qué sigue? ¿Volver a separar los reinos de Castilla y Aragón? ¿Resucitamos a Fernando y a Isabel? ¿Otra guerra civil? Hay un montón de hijos de puta que parecen atraídos por la idea, por lo que se lee y escucha. Pero son pocos, poquísimos; el puñado de fanáticos de toda la vida. ¿Los vas a dejar ganar?

Perdoname si no soy sensible con tu sentimiento español o catalán. No llego a comprenderlo, de la misma manera en que no puedo comprender los fanatismos en los partidos políticos o los cuadros de fútbol. Cuando empezás a desmenuzar las cosas resulta que todo es mentira. Todo es mentira.

No sé, será que a mí los nacionalismos y las fronteras no me van. Son todos constructos de las élites, manipulaciones para que los soretes de siempre se enriquezcan como siempre, mientras los de a pie se pelean entre sí, como siempre. El río revuelto y los pescadores y esas cosas. Fijate a ver qué investigaciones pasaron a segundo plano, qué escándalos se silenciaron, qué dinero cambió de manos mientras están todos pendientes de qué bandera es la más linda.

Váyanse al bar a tomar una mientras conversan, quieren? Es lo más provechoso que pueden hacer. Y no pongan las sillas paralelas, ¿quieren? Las sillas paralelas son lo peor.

Molerse a palos y matarse entre ustedes es terrible para la salud.

Anuncios

Lamento boliguayo

Nacho me pasa este enlace, en donde un medio uruguayo informa sobre otro uruguayo que en Twitter interpreta, traduce y explica una canción española del año 2000: Aserejé. Aparentemente es casi trending topic.

http://www.subrayado.com.uy/noticias/71000/tuitero-uruguayo-nos-vuela-la-mente-explicando-el-hit-asereje

En las redes sociales, vi una captura con supuestos dichos del candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, en referencia a la golpiza que sufrió un peón rural de Salto por reclamar lo que en justa ley le corresponde. En esa captura apócrifa Lacalle Pou habría defendido el accionar del estanciero.

La respuesta del líder nacionalista no se hizo esperar y salió a aclarar los tantos, estableciendo que él no dijo eso.

El primero es gracioso, el segundo se enmarca en un hecho triste y terrible. No tienen nada que ver entre sí de ninguna manera, pero tienen algo en común: las ristras de comentarios.

Qué bicho inmundo y lamentable es el uruguayo. Es increíble lo rastrero y mezquino que resulta en cuanto se rasca un poquito. Fanático, dogmático, falaz, violento, cruel y muchas veces, tristemente ignorante.

El uruguayo no puede hablar ni del gusto del yogur sin cagarse en la concha de la madre de Lucía y el Pepe y los comunistas hijos de la gran puta. O en Sendic. O en los asesinos colorados, en los los blancos ladrones o una combinación de ambos. Todo se politiza, la piel es tan fina que es traslúcida, toda discusión derrapa a la velocidad de la diarrea (que todos saben es más rápida que la de la luz). Parecería ser que el uruguayo está en perpetuo estado de enojo esperando la mínima oportunidad para saltar directo a la yugular del que piensa distinto. Se diga lo que se diga saltan reproches y comparaciones, justificaciones y lamentos interminables. Con varas de medir variadas para cada situación. En donde lo propio se juzga con benevolencia y lo ajeno con máxima virulencia. Donde la historia se repite eternamente y las faltas no prescriben jamás. Todos corruptos, todos ladrones, sin que importe época o color. Manchas indelebles que restan, de manera instantánea, cualquier legitimidad y derecho a réplica.

Es tan raro ver un comentario que no sea descalificador, que tienda puentes, o que simplemente intente comenzar un debate serio y coherente, que probablemente se pase por alto, o peor aún, se conteste con un retruécano o sarcasmo que busque la descalificación, la mayoría de las veces con falacias lógicas que pretenden desviar el foco de la discusión. Es muy triste que muchas veces estos recursos tengan éxito, desvirtuando todo. Y eso en el mejor de los casos. En un porcentaje altísimo de ejemplos se cae directamente en el insulto rampante.

Para mí que la culpa es de Bonomi, el Ministro del Interior. ¡Renunciá, Bonomi!

Che… ¿y si devuelven a Santiago Maldonado?

Estoy cansado, vo. Mental, emocional y físicamente. No estoy pasando por una temporada tan buena. Es por esto que les voy a decir esto de la mejor manera que me salga. Disculpen si les hablo como a niños. Se comportan como si lo fueran, eso es claro. Niños especialmente malcriados, desconsiderados y egoístas; con la impunidad de quien destripa un sapo para ver qué hay adentro y la misma satisfacción, parecería. No son niños, eso también es claro. Son mucho más poderosos que cualquier niño pequeño, y por eso sus acciones tienen consecuencias mucho más graves. Entenderán que es una situación que me asusta y me inquieta. Y el miedo hace que se me crucen ideas raras y que me pregunte cosas.

Me pregunto, por ejemplo…

¿No habrán sido tan asesinos de matar a Santiago Maldonado por ir a decir que le parecía que los mapuches tienen razón, no? ¿Verdad?

O sea, aunque ustedes tengan la fuerza y él sea solo un jipy que no representa ninguna amenaza, pero que les resulta molesto porque les dice cosas que no quieren oír porque a lo mejor tan equivocado no está, no lo van a matar como a un perro solo porque pueden, ¿no?

¿No?

Estado de Derecho, libertad, democracia, garantías personales, elemental tolerancia y básica decencia… yo sé que son boludeces de quita y pon como una bufanda, miren que los entiendo, mis chiquitos, pero uno no mata a un guacho y lo desaparece así porque sí en estos tiempos y en estas condiciones. ¿No?

O sea, ¿qué tan hijos de puta tienen que ser? No. No, perdonenmé. Las madres no suelen tener nada que ver, santitas.

Esa parte de pesadilla en la Historia que vivieron nuestros países se supone que terminó. De verdad.  Ya está con desaparecer gente. Si no me creen, pregúntenle a cualquiera. En serio. Ta, yo sé que a lo mejor están confundidos porque si los desaparecidos no aparecen es porque los tiene el Gran Bonete y está todo bien con ustedes. Pero en serio, ya está, loco.

De onda les digo: ¿no sería buenísimo que devolvieran a Santiago Maldonado? Vivo, si no es mucha molestia. Gracias. Puede tener algún par de moretones, que yo sé lo que les cuesta deshacerse del vicio, porque el apremio es lo que tiene, pero que esté vivo sería un gesto realmente lindo de su parte.

Si no es abuso, también podrían tirarle una onda a los mapuches, demostrar que hemos avanzado un poco desde que los expoliaron y masacraron comenzando hace 400 años. Yo qué sé. Prueben de ser un poco más buenas personas y un poco menos codiciosos, a ver qué se siente. Benetton no precisa 900’000 hectáreas. De verdad que no. Es casi como el Departamento de Rivera. ¿A vos te parece?

¿Y quién les dice? ¡Si a lo mejor hasta les gusta y todo ser buenas personas! Es como con las berenjenas, ¿vieron? De chico no tenés idea y no te gustan, te parecen amargas y un poco asquerosas, pero de grande te desarrollás y madurás y crecés y les encontrás una onda y hasta ricas te resultan. Y como les digo berenjenas les digo remolachas, o la verdura que quieran, que a fin de cuentas es solamente un ejemplo. Ahora imagínense lo mismo con el respeto a los Derechos Humanos, que de chicos siempre les parecieron una merda.  Ya es hora de que crezcan, se desarrollen y maduren, vo.  Es posible. Miralos a los noruegos, por ejemplo, que antes andaban a los hachazos destripando gente y ahora son super razonables.

Déjense de joder, ¿quieren? Hay una millonada de personas que estarían contentísimas con el cambio.

Disculpen por el juego de palabras, fue sin querer.

Game of Thrones: S07E07

La Jalea Está Lista, o Jalea Iacta Est, como dijo Julio César Castro antes de cruzar el Rubicón. Se fue la temporada siete, que ya era hora.

Fue un capítulo relargo y relindo casi hasta el final.  Y en el final, como para que no nos ilusionáramos, nos cagaron. De nuevo. Con los mismos recursos. Me siento como el caballo de Anaconda, el cuento de Horacio Quiroga, que de tanto hacerlo picar se había inmunizado. Pero creo que puedo hacer una última arremetida baguala. Un postrer y heroico acto de denuncia. ¡Y no miro más ni un capítulo de esta serie! ¡Prometido! Por lo menos hasta la temporada que viene. No va a ser como cuando esperé la sexta temporada. Ni como cuando esperé por la séptima, que de tanto reveer los últimos 3 capítulos ya me sabía los parlamentos de memoria y cuáles eran las partes aburridas que podía saltear. No esta vez. Puedo olvidarme felizmente de todo el mal que me ha hecho y darle la espalda.

A partir de este punto, habitan espoilers.

Voy a empezar por los finales. Yo no quería. Había decidido no hablar de las ridículas cadenas (cuatro!) que usaron para sacar al puto dragón del fondo del lago. Los bichos de ojos claros no pueden nadar, pero parece que sí pueden caminar por el fondo como los piratas malditos de La Maldición del Perla Negra. ¿Cómo, si no, se explica que hayan sido capaces de atarle 4 pelotudas cadenas al cogote del puto dragón de mierda y la puta que lo parió? ¿Y por qué si sólo necesitaba hacerle una imposición de manos para convertirlo no bajó él mismo, el mismo Rey, el Rey Mismo a tocarlo abajo del agua? Era más rápido, más fácil y podría haber ahorrado preciosos minutos de rodaje. Y podría haber dado tremendo golpe de efecto. ¿Y qué carajo hace el Rey de la Noche lanceando a un dragón en vuelo al triple de distancia que el dragón que tenía en el suelo ahí nomás? Imbécil de mierda. Ta. Perdón. Me lo tenía que sacar de encima porque me estaba atragantando. Además me resulta tan difícil tomar en serio al Rey de la Noche… porque en inglés podrá sonar ominoso, ¡uuuuhhhh The Night King, qué paura, hermanito! Pero en español es cualquiera; a mí me decís Rey de la Noche (RN de ahora en más) y lo primero que pienso es en John Travolta en los ’70, con el culito para un lado y el dedito p’arriba del otro lado.

Y ahora, 7 temporadas después, con el dragón de ojos claros, el RN se manda cualquiera. Y no porque haga el uso más racional de los dragones hasta ahora, si no porque se caga, cuándo no, en la historia previa. Porque el muro es más que hielo y piedras, dice uno de los personajes en una de las primeras temporadas. Cuando preguntan por qué el RN no hace un agujero por debajo del maldito Muro, la contestación es que además de toda la mampostería, el muro está protegido por poderosos conjuros. [Acutalización: Cuando el tío Benjen Ex Machina deja a Bran en El Muro, específicamente dice que no puede pasar al otro lado debido a esos conjuros]¡Pa la mierda que les sirven los conjuros a los culorrotos estos! No hay nada más poderoso que un guionista con ganas de pasarse la historia que está contando por el quinto forro de las bolas. ¡El Muro! ¡Decenas y decenas de metros de espesor, cientos de metros de altura! ¡Y el dragón lo tira abajo en un plis plas! Solo basta hacer un agujerito a soplete en la pared y se desmorona como esos castillos de dominó. ¡Hijos de puta! ¡Ni siquiera quedó el paso bloqueado por escombros, loco! ¡Y lo peor de todo es que ni siquiera precisaba el dragón! Porque el muro eventualmente termina y más allá del muro hay agua… ¿por qué no hiciste que tu ejército diera la vuelta al muro, RN? Si pudieron ir bajo el agua para ponerle las pelotudas cadenas al dragón, bien podrían haber ido bajo el agua hasta la otra orilla con una piola, del otro lado del muro, y hacer un pasamanos. ¡En una noche los cruzás a todos, enfermo!

Eso por un lado. Por el otro: Sam. Sam, hermano de Mercurio y primo de Aquiles. ¿Cómo carajo llegó Sam desde Antigua a Winterfell? Lo vimos salir en carro en el capítulo cinco. Es una de las mayores distancias de todo este mundo inventado. Literalmente están en extremos opuestos del continente (por tierra son unos 4500 km, y por mar unos 6100 km, groso modo) y estimo que es un viaje lleno de peligros ya que básicamente todas las personas que encuentre Sam en el camino, por lo menos hasta El Cuello o hasta Puerto Blanco, serán hostiles. Le llevaría por lo menos dos meses por tierra y cerca de un mes por mar.

Ya que estamos con Sam, ¿qué son esas confesiones por parte de Bran? ¿Se las dice a Sam pero no a las hermanas? Lo había visto un total de medio minuto en 7 temporadas ¿y se pone a intercambiar notas con él en lugar de hablar con las otras minas? Y Sam, que ignoró olímpicamente los comentarios de Gilly, sabe incluso cosas que Gilly no comentó.  Porque ella habló de la anulación del matrimonio Targaryen, pero no dijo nada de que se había casado con Lyanna. Una manera bastante burda de abrochar todo. Sobre todo porque Bran había estado casi mudo en toda la temporada. Se ve que ya sabía que si no desembuchaba ahora no iba a tener oportunidad hasta dentro de un par de años; ser el Cuervo de Tres Ojos tiene sus ventajas.

No voy a hablar de la llegada de las comitivas a la reunión en Desembarco. No hay marco temporal de referencia, así que ellos sí que podrían haber llegado sin problemas. Tampoco voy a hablar de Euron haciéndose el asustado y dejando la reunión para irse a casa, cuando en realidad iba a Essos a buscar mercenarios. Si no sabía del zombie por adelantado, ¿cómo el que decida irse es una mentira? Curiosamente, me resulta plausible. Si no hubiera sido por ese tema, se hubiera ofendido o asustado por cualquier otra trivialiad. Podría haber sido una estrategia planeada con Cersei. Eso, en particular, no me rechina… tanto. Fácilmente puedo suponer que la excusa le cayó como un regalo del Cielo. [Actualización: Cersei podría haberlo hecho ir a Essos antes de la reunión. Su presencia allí es totalmente superflua, innecesaria y discordante. Solo está allí por un capricho de los guionistas para mostrar a todos los bandos y antagonistas. Como decía antes: las cosas ya no pasan como consecuencia de hechos previos, si no porque se le cantan en las pelotas.] Todas esas escenas están muy bien. Idas, venidas, provocaciones, conciliaciones, promesas, traiciones, maquinaciones. Bien, muy bien de a ratos, emocionantes por momentos.

No cierra, sin embargo, el ejército de los eunucos. Estaban en Casterly Rock, sitiados por Euron y sin suministros… pero llegan en perfecto orden de batalla a Desembarco del Rey que está a unos 1000 km de distancia. ¿A dónde fueron en el interín? Fácilmente debe haber pasado un mes. Y entre una cosa y otra ¿qué comieron? El dragón de Daenerys se encargó de quemar más de 1000 carretas de suministros, según palabras de los protagonistas. Vuelvo a preguntar: ¿qué comieron? Porque son como 7’000, no podés alimentarlos con las gallinas que robes de una granja a la pasada.

La logística en esta serie es chapucera en el mejor de los casos e inexistente en general, cuando debería ser fundamental. Solo se toma en cuenta cuando tenés que explicar por qué un ejército pierde, como cuando el de Ramsay picó para el tuco al de Stannis.

Finalmente, Arya. Me encanta Arya. Ya lo dije antes, pero no me canso de repetirlo: la pendeja es muy grossa (y también da un poco de miedo). Ese hilo con su hermana y Meñique y tal me encantó. Aunque he leído varias notas en donde se dice que era cantado, me emocionó todo el desarrollo. Su plan era demasiado maquiavélicamente genial y las reacciones de las hermanas demasiado enrarecidas como para que diera resultado. Solo un tonto confiaría en Meñique, dice Sansa. Me jode un poco cuando él se pone a suplicar como un pusilánime. Es un recurso barato, trillado y que no condice con lo que habíamos visto del personaje. Se merecía media pila por parte del guionista, porque el loco era despreciable y traicionero, pero no un blandengue. Debería haber afrontado el final de la partida con más entereza.

Como dicen en Braavos: Athomar Porculis.

Game of Thrones: S07E06

En fin, vi el sexto capítulo de GoT. Lo vi el viernes y he meditado un par de días sobre el mismo. Por un mínimo respeto al populacho esperé hasta el final de la emisión oficial para colgar esta nueva antirreseña.

La filtración de los guiones de la temporada a principios de año le mató la gracia a este capítulo, pero aunque la sorpresa se hubiera mantenido intacta debo confesar que me tiene las bolas bastante llenas esta serie. La voy a seguir mirando porque solo queda un capítulo de la temporada, pero la verdad es que ha derrapado tanto, se ha alejado tanto de sus raíces, que si quedaran más capítulos la abandonaría acá nomás y que se vayan todos a reca…pacitar sobre lo que están haciendo.

Entre discusiones y comentarios en las redes vi colgada una nota en Forbes en donde el autor expresa su preocupación: en los libros las cosas pasan, o les pasan, a los diversos personajes debidas a sus acciones y decisiones. Son consecuencias. Todo lo que pasa es el resultado de algo previo. Es, sin dudas, una de las mejores cosas que tiene esta historia (en los libros) y una de las mejores cosas que tenía esta historia (en la serie) hasta la temporada anterior, o quizá hasta la quinta temporada, que se mantuvo a la par de los libros: la consistencia interna.

Ahora las cosas pasan por capricho y las distancias y tiempos se han acortado hasta resultar ridículas. El autor de la nota de Forbes pone el ejemplo de Daenerys al principio de la temporada desembarcando en Dragonstone directamente en lugar de recalar en Dorne, que le quedaba de pasada y en donde ya estaban la vieja Olena y las Víboras. Al hacerla ir caprichosamente a Dragonstone, 1000 kilómetros al norte, y que el resto la siga, para navegar luego otros 1000 km al sur, los guionistas establecen y propician los enfrentamientos y lo que va a pasar sin ninguna lógica o coherencia interna.

A partir de aquí habitan espoilers.

Lo mismo pasa en este capítulo. Caminás toda una noche y un día, pero cuando las cosas se complican y mandás al pendejo a buscar ayuda llega al Muro en media tarde, al trote. Supongamos unas 6 horas, ya que Gendry tiene el ímpetu de la juventud, no toma, no fuma y está altamente motivado.  El pendejo manda un cuervo desde Eastwatch a Dragonstone pidiendo ayuda y la ayuda vuelve en la forma de 3 dragones adultos… a la mañana siguiente. Desmenucemos brevemente estas piezas de información.

Entre Eastwatch y Dragonstone hay un estimado de entre 1600 y 1800 millas. Un cuervo adulto, según los datos que he podido ver -aunque no sé qué tan certeros sean-, vuela a una velocidad promedio de entre 15 y 32 mph. Ponele que en Westeros los cuervos mensajeros sean grosos de verdad y vuelen a 60 millas por hora (más rápido que los 90 km/h de una paloma mensajera). Es decir que a la mínima distancia y a la máxima velocidad que generosamente le estamos dando, un cuervo mensajero demoraría más de 26 horas volando sin descanso para llegar a destino. ¡Sin descanso! ¡Y sin aminorar la marcha!  Porque fuck you, los cuervos de Westeros son atómicos. Ponele que la rubia se organice en una hora y salga -literalmente- volando hacia el norte. Ponele que el dragón viaje al triple de velocidad que nuestro cuervo con esteroides, a 180 mph o unos 300 km/h. Siendo más que generosos y totalmente irreales, porque tres gambas es más que la velocidad media del viento en un huracán de categoría 5, así que la rubia no podría sostenerse sobre el lomo del bicho. Pero ponele, porque hoy me siento especialmente magnánimo. Son otras 10 horas.

Así que 6 horas para que Gendry llegue corriendo al muro, más 27 horas para que llegue el cuervo a Dragonstone, más 10 horas para que llegue la rubia al muro, más el tiempo que le lleve encontrar lo que está buscando en la inmensidad blanca que se extiende más allá. Son más de 43 horas, y si contamos los tiempos muertos de encontrar al maestre, armar el mensaje y despachar el pajarraco y que lo reciban, la mina piense y se organice y salga y luego dé vueltas como una enferma, sola y con indicaciones básicas, buscando la mancha negra entre la nieve que es Jon Snow y no un montón de piedras, redondeemos en dos días. Dos días completos. Son dos días siendo irrisoriamente optimistas y con una generosidad aumentada. Si fuéramos mínimamente realistas serían 5 días por lo bajo y más probablemente una semana, lo que de por sí sería un record.

Pero todo pasa entre la tarde de un día y el promediar del día siguiente. Dejame de joder. Es insoportable.

Un conocido comparó esta entrega a uno de los capítulos de Los Magníficos, pero hecho con 800 millones de dólares.  Y la verdad es que si te imaginás la música en cuantito aparece la primera llamarada de dragón, calza justito. Falta Mario Baracus con la M60. ¡Qué no habría hecho George Peppard con un dragón!

¿Y qué es eso del Perro tirando piedras como Pippin en las Minas de Moria? Es inconcebible. Su actitud frente al fuego te la llevo. Ya tenemos antecedentes. ¿Pero que el Perro se impaciente y pierda los papeles? ¿En serio? ¡Te estás cagando de risa en mi cara, hijo de puta!

¡Y el tío Benjen! ¡No podés ser tan anormal, loco! Al tío Benjen, alias Benjen Ex Machina lo tienen como brigada de incendios. Ha aparecido en 4 oportunidades en las 7 temporadas: la primera fue su presentación y las otras tres fueron para sacarles las castañas del fuego a los guionistas. Salvó a Jon en la temporada 3, salvó a Bran en la temporada 6 y ahora lo salva de nuevo a Jon. Aparece de la nada, hace lo suyo, salva de la degollina al que cuadre y vuelve a desaparecer. Por suerte creo que esta vez lo picaron para el tuco definitivamente. ¿Y qué estaban pensando a la hora de darle esa arma? Es una mezcla de mangual medieval con manriki japonés con incienciario de misa, si es que podés imaginarlo. Una masa contundente en el extremo de una cadena, con una fuente de fuego (¿?) en su interior para poder liquidar con un solo golpe a los zombies de ojos claros. Y la revolea y golpea y abre camino entre las hordas de bichos muertos andantes con aproximadamente un metro y medio de largo de cadena sin que esta pierda impulso o se desvíe. Es como si tuviera una vara, más que una cadena, cosa que es completamente ridícula. Hay que ser muy, pero muy sorete para equipar a un personaje con esta arma en un principio, y ni hablar de la manera en que hacen que esa arma se comporte.

¿Y qué es esa escena melosa en el camarote del barco? ¿Desde cuándo? Es tan ajena a los caracteres de los dos personajes que se vienen forjando desde hace 6 temporadas que dan ganas de remachar la tele contra la pared. Lo bueno de la cama en donde está Jon es que ya tiene los grilletes amurados a la pared, así se pueden sodomizar a gusto e hincarse la… rodilla uno a otra.

El alivio llega más o menos de la mano de Sansa y Arya con sus parlamentos e  interacciones, pero igual no se entiende mucho. En esta serie no saben conversar ni preguntarse las cosas, menos entre familiares que teóricamente se llevan bien y se tienen solo los unos a los otros entre un mar de enemigos declarados y aliados con dobleces. No, no hablemos.  No nos contemos nuestras historias, dificultades y lo que hemos tenido que hacer para sobrevivir. Desconfiemos y amenacémonos mutuamente. Porque sí. Por capricho.

¡Se van todos a la mierda!

Les propongo lo mismo que a los de TV Tokyo: ustedes se comprometen a ponerse media pila y yo me comprometo a pagar por lo que hacen.

Game Of Thrones: S07E05

Esta nueva antirreseña es parca, pobre y hace pucheros contritos, porque en realidad no tengo casi nada para decir de un capítulo que fue bastante redondito.
A partir de acá habitan espoilers.

Lo de Jaime se sabía. Cayó en la orilla, se hundió en las profundidades cargado con su armadura y salió a la superficie como a 400 metros del lugar de la caída, protegido de miradas indiscretas y asesinas por unos árboles que hasta el capítulo anterior no existían. Lo menos que puede decirse es que tiene una capacidad pulmonar envidiable. Pero bueno, ta. No importa nada. Sería como quejarse de los impuestos.

El capítulo fue intenso, aunque el ambiente se notó como enrarecido. Me dio la impresión de que era un acomodo de piezas en el tablero. Como si quedaran mil capítulos en la temporada y no solamente dos.

Lo que me fascinó fue el enano, al inicio, caminando entre los restos. Yo sabía que me recordaba a algo, pero no lo podía identificar. No el enano, no. El paisaje por el que camina al enano. Igual que en ciertas escenas de la batalla en el capítulo anterior: los cuerpos que se deshacen en cenizas al viento. Son como postales efímeras de Pompeya. Me recuerdan a Terminator 2 y el sueño recurrente de Sarah Connor, cuando ella está del otro lado del tejido en la plaza de juegos. Es tal cual. Si las cenizas volando no te gatillan una respuesta del tipo “holocausto nuclear”, entonces es porque no viste Terminator.

En fin, solo me quedan los clichés usuales de los que no se salva ni GoT. Una Gilly que se pone a decir huevadas y justo cuando dice LO importante, Sam se hincha de las pelotas y se va del cuarto. Típico de la cultura machista patriarcal eso de ningunear a las mujeres. Un Meñique que siempre está intrigando y al que nunca, jamáś, en la perra life van a agarrar desprevenido. Una Daeneris que cuando ve a Jon traga y se emociona (iba a poner se moja, pero quedaba feo, ya que al fin y al cabo la mina es la reina).

Lo que me olvidé de comentar, que me shoqueó bastante y es importante, es el rugido del dragón. Es cuando vuelve con la rubia y carretea hasta donde está Jon. Prestale atención a ese rugido monumental, primigenio, inhumano… y decime si entre todas esas notas discordantes y superpuestas no escuchás un pedito. Es un pedo finito, como ese que se te escapa cuando más te estás esforzando para contenerlo. Sabés de lo que te hablo.

Ahora que te lo hice notar no vas a poder dejar de escucharlo.  Los editores y encargados del foley se deben haber divertido como enfermos preparando ese rugido.

Y tá. Nada más por esta semana sobre Juego de Tronos. Hay más, con Jon llegando al norte en media hora, la captura de Thoros y su banda. Te invito a la próxima entrada, sobre un libro que estoy leyendo. ¡Te conmino a que no me desobedezcas!

Game of Thrones: S07E04

Aquí habitan espoilers.

Si no viste el capítulo 4 de GoT, saltá esto olímpicamente y ni mires las fotos.

Arya estuvo genial, aunque no entienda la reacción final de Sansa. Las conversas en Rocadragón estuvieron bien.  La batalla final estuvo intensa y el personaje de Bronn es un ciento … pero parece inevitable que aparezcan uno o dos chijetes en cada capítulo.

Dos chijetes. Sigue leyendo