Odio parcial…

 Me molesta tener que denunciar el antisemitismo a no ser que se denuncie la crueldad del hombre contra el hombre en general.

Yo, Asimov – Isaac Asimov

En nombre del bien público

Una amiga me pasó un pequeño video de una entrevista que le hizo Cecilia Bonino a la señora esposa del candidato a presidente Luis Lacalle Pou, Lorena Ponce de León.

En el sitio de El Observador está completa.  Son unos cuarenta minutos, aunque no es para nada necesario verla toda. Si te quedás con el pequeño tramo entre el minuto 26 y el 27, está bien.  Más que bien, diría.  O más que suficiente.  Es aproximadamente cuando ella dice que su esposo no se acordaba si había votado la ley de las 8 horas para los peones rurales, si había sido él o un suplente, y que en realidad vota tanta cosa que no se acuerda de qué específicamente; hay muchas más perlas, pero pueden alterar a cualquier ser sensible mínimamente crítico.

Lo que motiva esta entrada es una idea, para implementar algún plan de contingencia para el futuro.  Yo creo que en un programa de entrevistas a políticos y afines, cuando el entrevistador se topa con ridiculeces de ese calibre, que desafían toda lógica y coherencia, el, o la profesional como en este caso, tendría que ser no solo completamente libre, sin temor a reproches o represalias, si no también estimulado y alentado a decir: “Gran respuesta,  Fulana! Creo que eso es todo por ahora.  Muchas gracias por mirarnos, queridos televidentes” y pasar, acto seguido, a emitir reposiciones de la Pantera Rosa por lo que resta de tiempo teórico de la entrevista.

En este ejemplo, podríamos haber visto casi dos capítulos completos, lo que ciertamente habría contribuido a nuestro bienestar sicológico y paz de espíritu.

 

Ese músculo…

 No me di cuenta de que otros niños no iban a apreciar que supiera más cosas y que pudiera aprender con más rapidez que ellos.

(Me pregunto por qué quien demuestra una capacidad atlética superior es admirado por sus compañeros de clase, mientras que quien demuestra una capacidad intelectual superior es casi odiado. ¿Hay algún convencimiento oculto de que es el cerebro y no los músculos lo que define al ser humano y de que los niños que no son buenos en deportes simplemente no son buenos, mientras que los que no son inteligentes se sienten infrahumanos? No lo sé.)

Yo, Asimov – Isaac Asimov

 

Porquerías

Dos historias trash, pero con una onda bien distinta.

La primera es Filth, una película escocesa (o inglesa o de por ahí), con James McAvoy, el chaboncito de Wanted, que hace de milico reventado.  Es un detective manipulador, corrupto, traicionero, trepador, depravado, alcohólico, drogadicto y, por si fuera poco, mal tipo.

Una historia fea.  O sea, la peli está muy bien hecha, pero la historia, como su nombre lo indica, es fea, sórdida, con esa clase de demencia patética que no sabés si te da miedo, asco, o lástima.  Buena actuación del chabón.

La otra es Dom Hemingway, otra película inglesa, esta vez con el mostro Jude Law en un papel que le calza como un guante.  Un personaje violento, por decir lo menos y con todos los vicios y con toda la rabia luego de pasar 12 años preso.

Lo primero que abre la peli es una oda, recitada por el propio Dom, dedicada a su poronga, que transcribo y que por cierto no es para nada apta para menores ni personas impresionables.

¿Es mi poronga exquisita?

Oh, porque creo que es malditamente exquisita. Creo que es una maldita obra de arte. Como un Renoir. O un Picasso. El retrato de mi poronga debería colgar en el Louvre. Deberían estudiar mi poronga en clases de arte, pasar cursos enteros estudiando los contornos espléndidos de su exquisitez, ¿no crees? Ellos también deberían estudiar mi poronga en la Clase de Ciencias, porque desafía a la naturaleza.

Mi poronga es dura. Es de metal, es de acero, es de titanio. No se rompe. No se debilita. Mi poronga puede estar erecta todo el día, como un buen soldado tratando de impresionar a sus superiores.

Si mi poronga pudiera ganar una medalla, lo haría. Si se pudiera nombrar una escuela por ella, deberían hacerlo. Si pudiera salvar a niños somalíes del hambre, podría y debería, y tendría un maldito premio Nobel de la Paz. El primero de tales premios, jamás dado a una poronga. Mi poronga galardonada con el Premio Nobel es como un guepardo, muy elegante y peligroso y mortal. Sonetos deben escribirse sobre lo peligrosa que es mi poronga de guepardo. Poemas, obras de teatro. Las guerras deben ser ganadas sobre ella, reinos caídos a causa de ella.

Mi poronga es un rayo. Es fuego. Es un volcán efervesciendo con el semen sagrado, lava…

Azúcar y especias y todas las cosas… agradables.

 

Reflexiones pos electorales y un comentario sobre gastos inútiles y evitables

Soy Colorado.  Desde que tengo uso de “razón política” me he identificado con el Batllismo.  Soy una de las 3 personas que votaron a Jorge en su momento… aunque no me explico cómo llegó a ser presidente, ya que parece ser que no lo votó nadie más.  Sigo pensando que fue un buen presidente, y que podría haber sido uno de los mejores presidentes que tuvo Uruguay, pero que le tocó bailar no sólo con la más fea, sino que estaba calzada con zapatos claveteados y que lo curiteron a pisotones.  Con todo, también creo que cuando vino la debacle y el derrumbe, sostuvo y contuvo los pedazos mejor de lo que pudiera haberlo hecho nadie más, a fin de que pudieran reconstruirse las cosas luego.  Pero esa es solo una opinión, basada en una observación imperfecta.

Como sea, el Partido está desmantelado desde y a raíz de ese infausto momento que fue trágico y duro para tanta gente, mi familia incluida.  Bordaberry, a pesar de haber sido un niño cuando comenzó la dictadura, carga con los pecados del padre.  Con o sin razón, supongo que estará asociado de por vida con eso, y eso le jugará eternamente en contra.  Trece por ciento.  Horrendo resultado.  Arrastramos el karma de todas las crisis que golpearon a Uruguay en el cambio de siglo y que eran indetenibles estuviera quien estuviera en el gobierno… solo que estaban los Colorados.  Es inevitable.   A pesar de la estupidez que dijo Pedro cerca de un micrófono cuando fue a prestar apoyo a los Blancos, me da pena.  No mucha, tampoco; es como una pena resignada.

Los Blancos, por su parte, están perdidos.  No por un nombre que es nefasto en el imaginario popular, sino por falta de capacidad, creo yo.  LP no tiene lo que se necesita, le falta experiencia, que no es tan grave; pero sobre todo, le falta sensibilidad y conocimiento de las realidades y padeceres de la gente, del manoseado Pueblo.  Ah, y calculo que el que se le note a la legua que ni lo sabe ni le importa también le debe jugar un poco en contra.  Un poco.  Sus asesores parece que tampoco son tan versados en el tema, ya que nadie fue capaz siquiera de hacerle proyectar una imagen mínimamente vendible.

En conjunto, creo que Blancos y Colorados tienen que poner las barbas en remojo y empezar a pensar y trabajar para reconstruir y reestructurar sus partidos.  Generar ideas concretas y proyectos serios.  La propaganda sensiblera, pegadiza y ambigua puede captar muchas simpatías al principio, y lo hizo, pero la ambigüedad es contraproducente a la larga, y lo fue, ya que tener solo un slogan para ofrecer, es ofrecer humo y la gente puede ser estúpida, pero tampoco tanto.

El día antes de las elecciones se me ocurrió buscar la definición de sanata, el adjetivo con que calificó, justamente, Gabriel Pereyra a los dichos de Lacalle Pou en la entrevista que le hizo:

sanata
  1. nombre femenino

    Arg Urug coloquial
    Discurso extenso que resulta tedioso y aburrido debido a su contenido intrascendente, repetitivo e insolvente.

Intrascendente, repetitivo, insolvente.  Mejor definido que eso, es imposible.  Imposible.  Nada, en la Historia del Mundo, ha sido mejor definido que el discurso de los Blancos con UNA sola palabra: sanata.

Bueno, y qué hacer entonces?  Lo primero debería ser darse un baño de realidad y ver, por lo menos, que un país no se construye con frases vacías, ambigüedades, ni respuestas retóricas.  A partir de ahí, analizar el resto no debería ser tan difícil.

Y el Frente Amplio?  Bueno, ya todos sabíamos que iba a tener la mayoría.  Era un divague, una incoherencia y vivir totalmente por fuera de la realidad pensar lo contrario.  Quizás no tanta gente imaginaba que fuera a votar tan bien… o los otros tan mal.  Más de un dieciseis por ciento de diferencia con el segundo.  Eso es muchísimo!

Lo que me lleva a un razonamiento que la mayoría debe haber hecho a estas alturas: ¿es realmente necesaria una segunda vuelta?  ¿Perder tiempo, esfuerzo y un montón de dinero en otras elecciones nacionales? Es un ejercicio totalmente fútil e improductivo, creo.  Porque vos fijate, el PI va a votar en gran medida a Tabaré, lo mismo que el PT y UP.  A la vez, muchos colorados no van a votar ni en pedo a Lacalle Pou (entre los que me incluyo); ponele que tampoco voten ni en pedo a Tabaré (entre los que me incluyo).  La suma de la oposición, aun contando con condiciones ideales, no puede llegar ni en sueños a hacerle fuerza al Frente, ni hablar de ganar las elecciones.  Eso lo sabemos todos, desde el militante más recalcitrante al indiferente más cínico, ya que es una cuestión de matemáticas básicas:  31 + 13 = 44.  Ya.  Qué más precisás?  Contratar un ingeniero?  Salvo que traigas medio millón de chilenos, por decir algo, para que voten por el partido Blanco y lleves el total de votantes a un 130% del padrón electoral.

Creo, no estoy seguro, que son Argentina y Brasil quienes tienen un mecanismo por el estilo para dirimir el tema sin recurrir a una segunda vuelta electoral innecesaria a base de sacar dos cuentas simples.  Eso sí que sería un buen proyecto de Ley para analizar, a fin de reformar la Constitución o lo que venga siendo que regule las votaciones.

Como punto final: muy buena jornada cívica por parte de todos.  Si no contamos a los dos candidatos a Premios Darwin que se electrocutaron colgando una bandera, toda la fiesta transcurrión en paz.  Eso está muy bien, independientemente de cualquier resultado.

Cruda realidad

El Mundo en ocasiones oculta sus secretos.   Muchos no son misteriosos, sino que simplemente Mundo no anda por ahí proclamándolos; uno tiene que ponerse a hacer algo específico para hacerse acreedor y ser merecedor del conocimiento.

Ese conocimiento muchas veces llega en la forma de verdades incómodas, o realidades que uno hubiera deseado poder seguir idealizando… o al menos que no se apartaran tanto de las idealizaciones.

El tema es que, no hay más que agarrar una bicicleta para darse cuenta de algo que en realidad no es tan evidente:

El Mundo está hecho de una cantidad alucinante de repechos y cuestas largas y empinadas, imperfectamente compensadas con una escasez catastrófica de bajadas, las que suelen ser extremadamente cortas y se recorren tan rápidamente que no se llega a recuperar el resuello.  A su vez, el terreno que parece llano, en realidad prácticamente el 90% de las veces está en pendiente ascendente. ¿Y lo más raro?  La pendiente ascendente se experimenta tanto a la ida como a la vuelta. De locos!

Lo divertido va a ser ahora empezar a analizar la topografía de la ciudad para ver cuáles son los mejores itinerarios para llegar de los distintos puntos A a los inevitables puntos B.

Eso y conseguir otra bici para Alice.  Gracias, mi amor! :)

Mención honorífica: Alta Orden 42

He recibido un “premio”!  Las comillas son porque en realidad es un reconocimiento a mi larga y brillante trayectoria, mi humanidad, mi entrega y sacrificio en la lucha para aliviar las penurias de los desposeídos, mi empeño en mantener a ultranza los más puros y nobles ideales y, no un detalle menor, un saludo y homenaje a mi proverbial modestia sin tacha.  Un detalle para con mí, podría decirse.

Y es tan lindo y me ha conmovido tanto, que 42 va a adoptar esa imagen como símbolo; una medalla, una condecoración con la que brindar un justo reconocimiento a aquellas personas, personajes e instituciones que, por sus acciones, dichos o méritos, se merezcan más que una palabra de apoyo y una palmadita de aliento.

La Alta Orden 42, o premio Andáka-Gáh.  Derivado del antiguo vocablo sumerio Ama-Gi, que significa “libertad”, Andáka-Gáh podría traducirse como “seguí así que vas bien, valor”.

Y para inaugurar este nuevo espacio, concedemos nuestra primera Alta Orden 42 a todos aquellos comités, clubes y propagandistas políticos que, desoyendo y desobedeciendo inescrupulosamente la Veda, se paseaban alegremente con sus camiones y camionetas con zorras empapeladas y embanderadas y llenas de listas para las próximas elecciones nacionales.  Específicamente, los partidarios de este muchacho cuyas iniciales recuerdan a los viejos discos de larga duración o Long Play, que fueron los únicos que se vieron violando la veda en Colonia.

dedoAndáka-Gah!

Sigan así que van bien, valores!  Fuerte ese aplauso!