Reinterpretando un clásico

Un amigo alquiló una casa en un balneario cercano a esta, nuestra Aldea.

Te la voy a hacer corta y simple porque no viene al caso extenderse en los antecedentes.  Sirva esta pequeña introducción a modo de ilustración del lugar del que surge la idea.

Mi amigo, junto a su novia, se mudaron a un lugar realmente de ensueño.  A una cuadra de la playa, con pesca, rodeado de árboles, que a su vez lo protegen de las inclemencias del tiempo.  Sin vecinos ruidosos… bah, casi sin vecinos!  Tranquilo.  La casa, perfecta para sus necesidades, luminosa, amplia, con una preciosa cocina; y a una fracción del precio de lo que se maneja acá.  Un paraíso.  Así me lo describió en un principio.  Pocos meses después se lo veía retraído, hosco por momentos, ensimismado.  Sin explicación aparente.  Parecía uno de esos bichos del zoológico que se quedan tirados en un rincón, languideciendo en la larga espera.

Eso continuó durante un tiempo, y un día se notó un cambio importante.  Desde la forma de caminar a la de mirar y hasta en la energía en la entonación al hablar.  El motivo?  Surgió un proyecto.  Grande.  Lindo.  Y con ese proyecto, planes.  Y con los planes, todo vuelve a girar.  Como agua estancada que se libera: el movimiento es vida. Y eso es muy bueno.

Y esas cosas dan para pensar.

Y yo me pregunto: qué tan inteligente era la Serpiente?  Qué tan astuta?  En mi humilde experiencia, un bicho frío nunca entusiasmó ni convenció a nadie para hacer nada.

Y si tampoco fue un tema de Eva, pobrecita?  Porque vos viste cómo es, que la minita es la eterna culpable, con todas esas estupideces de la Engañadora y la Lúbrica,  la Tentadora, y la Madre del Pecado, como si Adán hubiera sido un pobre pusilánime que no hubiera podido resistir, con todo un Paraíso a su alrededor, una manzanita del orto; fragante tal vez, sí; quizás sabrosísima; pero siempre una manzanita del orto.

El tema es: qué pasa si fue Adán el que le dijo a su compañera: “Che, Eva, y si arrancamos para algún lado?  Vamosnó de acá a ver qué onda?”  Y la veo a Eva, entusiasmada pero excéptica:  “Ta… pero cómo?  Y a dónde?  Pa’ donde vayas es puro Paraíso, siempre lo mismo.  Es desesperante!”

Y Adán que contesta: “No te preocupes, bomboncito de mi vida, mientras yo les pido a todos los leones y tigres que se vayan a la otra punta del Jardín, y a las cabras que inventé un juego super divertido que consiste en ponerles un lazo al cuello y atarlas al pie de un árbol, vos andate hasta el vallado con los carteles de Warning, boleale la pata y traete una buena bolsa de manzanas… ah, y cuidado con la víbora de mierda esa, que es una hija ‘e puta.”

Incluso veo a Eva, que aún sin haber probado la fruta del Árbol de la Sabiduría no tenía un pelo de boba, preguntarle a Adán: “Yo estoy con vos, Adán, pero sabé que se nos va a complicar el partido.  Estás listo para dejar todo esto?”  Y Adán, que había leído a Mark Twain, le contesta: “Mi Vida, allí donde vos estés está el Paraíso.  Dale tranquila… no creo que llegue a tanto por una manzana de morondanga, no?”

Y ‘ta, el resto es historia.

Niños: no intentéis esto en casa!

Me siento reptar como una serpiente

Dicho con placer y felicidad supina por una persona muy, muy cercana a mi corazón, luego de un whisky más de lo debido, y luego de ir "chorreándose" y derritiéndose desde el sillón a la alfombra.

Una película de terror en 5 viñetas

Terror en 4

Buenas noches, corazoncito.  Que duermas lindo.

 

 

 

Pero, papi.  Hay un monstruo en el ropero

Terror en 4-2

 

Te prometo que no hay ningún monstruo aquí.

 

 

Papi, hay alguien en mi cama.

 

Terror en 4-3

 

 

 

 

 

Visto en The Queen is not amused…

En memoria del guionista de Curse of Chucky, que espero ya esté descansando en paz y haya dejado de escribir cosas tan ridículamente espantosas.

Qué susto!

Una de las primeras noticias que veo hoy, es que Los Simpson le rinden un homenaje al entrevistador David Letterman.

El susto?  Porque el titular decía que “Los Simpson” despiden a David Letterman… y yo me dije: a la maroska! Palmó Letterman!  Pero no.  Es nada más que va a dejar de laburar.

Actualización 12/04/14: El reemplazo de Letterman es Stephen Colbert!  Vamos todavía!

Gracias

Dos años.  Gracias.

Vamos a por dos más?

Defina: Ironía

La camioneta del Departamento de Tránsito tiene un accidente de tránsito…

Los funcionarios se bajan y ellos mismos cortan y desvían el… flujo de vehículos que circulan en torno a los vehículos accidentados (tránsito… o algo así).

Mejor una imagen…

Foto0146

 

Minitutorial: Mapeo de teclas en Ubuntu Mint

Hace tiempo que no escribo nada parecido y estoy torpe y anquilosado, por lo que apelo a tu indulgencia.  Lo de “minitutorial”, se debe a que no es exhaustivo; solo se concentra en una función.  Con un poco de suerte, te será lo suficientemente útil como para que disculpes alguna ida por las ramas.

Estos días estoy usando Linux Mint, ya que Windows se niega a arrancar por no sé qué archivo del orto que no encuentra.

De todos modos el sistema parecía bañado en líquido de frenos, por lo que estoy esperando a conseguir un disco externo, respaldar todo y reinstalar el OS.  Han pasado 6 años desde que compré esta maquinola, y creo que solamente tiene una reinstalación hecha… nada mal para una poronga güindor.  Como hace tiempo que tengo una partición Linux, ni siquiera llegué a enojarme: It is inevitable, Mr. Anderson!

Así que bien, el tema es que estoy usando Mint.  Como mis competencias como usuario de PCs pasaron de técnico-avanzado a super-usuario, y luego a usuario-con-pretensiones, y después a usuario, y más tarde a mono-con-ínfulas-que-usa-un-PC, entonces casi no tengo problemas con Linux.

Antes de que me tiren guadañas a la yugular, el párrafo anterior NO ES un palo para Linux.  Linux es fantástico para gente que sabe y para gente que no sabe casi nada, pero una pesadilla para el que está entremedio y “pretende saber”.  Por suerte ya salí de esa etapa, así que Mint se ajusta casi al pelo a lo que uso y necesito; todavía no soy un orate que piensa que interné y el féibu son términos intercambiables, pero si sigo así, ya llegará!

El tema es que dentro de lo que uso y necesito en el trabajo está el paquete de LibreOffice, u OpenOffice, siendo el Calc, análogo al Excel, uno de los principales programas.

Dentro de las planillas que manejo, hay algunas celdas de las mismas a las que tengo que volver de forma recurrente para seguir ingresando datos.  Lo usual, cuando tenés que editar una celda sin borrar el contenido previo, es apretar la tecla F2;  pero cuando estás a todo trapo usando el pad numérico, mientras sostenés un listado con la otra mano, apretar F2 es un engorro porque rompés el ritmo y la cadencia de ingreso de información.

Ahora bien, cómo solucionar el molesto inconveniente?  Situando la tecla F2 en un lugar de mucho más fácil acceso.  Y dónde, Oh MEV!, está ese lugar?  Pues en la tecla menos usada del pad numérico: Num Lock, o Bloq Num.  Estás usando los números, por lo que no precisás para nada el bloqueo de los números; así que por qué no asignarle una tecla que sí precises?

Lo mismo si tenés una tecla rota cuya función quieras asignar a otra tecla, o un par de teclas a las que les quieras intercambiar las funciones, o directamente deshabilitarla.  Por qué vas a deshabilitar una tecla?  Bueno, cada cual tiene sus razones, supongamos que es una tecla que no usás, pero con la que a cada rato te estás tropezando y el teclaso correspondiente te resulta molesto… entonces usté va y deshabilita esa tecla.

Y eso es difícil, Panchito? 
No, pa’nada.  Hay gente, que de tan inteligente parece boba, pero que siempre anda con ganas de ayudar, que al preguntarle cómo reprogramar una tecla que no funciona, te dice que repintes los conectores del teclado con pintura de plata, o que compres un teclado nuevo, lo que es una estupidez.  Si te pregunto cómo reprogramo, no me digas que cambie el teclado: quiero reprogramar una tecla.  Pero en este caso, la solución es SEN-CI-LLÍ-SIMA!

En serio, Panchito?  Se pueden programar teclas individuales tan alegremente?
Obbbbvio!

Y cómo, oh, Salvador del Mundo, oh, Gran Benefactor de la Humanidad?
Con un programita pequeñodiminuto pero genial, que te soluciona la vida!

El programa, ya viejote, ni siquiera aparece en la lista de programas cuando lo instalás.  Se instala directo en el directorio /usr/bin/X11.  Se llama XKeyCaps y el Gestor de Software lo encuentra al toque dentro de los miles de aplicaciones disponibles.  Para tenerlo a mano, una vez instalado, vas a ese directorio, copiás el ejecutable y lo pegás en el escritorio.

Cuando lanzás la aplicación, te aprece un diálogo inicial en donde seleccionás el teclado que tenés dentro de una lista, y el idioma de preferencia (importante por el tema de la ubicación de los tildes y signos):

XKeyCaps - Seleccionar tecladoUna vez seleccionado, das click a “OK”, abajo a la izquierda, y te abre el mapa del teclado correspondiente.

Es una itnerfaz muy sencilla, con un menú básico arriba a la izquierda, y la diversa información del teclado en la posición central.  Te fijás que todo esté donde tiene que estar y te vas, raudamente, a la tecla que te interesa, F2 en nuestro ejemplo.

Hacés click con el botón derecho sobre ella y, manteniéndolo apretado, vas a ver que aparece un pequeño cuadrito con opciones:

XKeyCaps - Click con opcionesLa que nos interesa a nosotros es “Duplicate Key”, así que arrastrás el puntero,  hasta posarte sobre esa opción, y soltás el botón del mouse.

En ese momento aparece la única instrucción que tenés que seguir:

XKeyCaps - InstruccionesAhí, donde aparece el cursor del mouse, arriba y al centro, dice Click on the key to turn into a copy of 0×44 (F2):  Haga click en la tecla que quiere convertir en una copia de 0×44 (F2). El número “0×44″ es la codificación de la tecla F2 en el teclado, así que ahí vas, apuntás el puntero del mouse en la tecla Bloq Num, hacés click y voilá!

XkeyCaps - ResultadoEn el área de información, ahora aparece la sentencia: Keys 0×44 (F2) and 0x4d (Num Lock) are now the same: Las teclas F2 y Bloq Num son ahora las mismas.

Si un día no querés más el mapeo, hacés click en la opción “Restore default map” del mini menú, y listo.

Hay un programita parecido, pero para Windows, llamado KeyTweak, que es incluso más sencillo de usar.  No conozco la fiabilidad de este sitio que enlazo, pero tiene información sobre la aplicación.  Acá hay otras opciones

Tip para amigos hijos de puta y terroristas:  si tu amigo tiene un teclado ergonómico nuevo y considerás que es tu deber divino hacerte de él, instalá la aplicación en su sistema, armale un buen quilombo con la programación de las teclas, deshabilitaciones incluidas, y cuando esté a punto de desintegrarlo a patadas, pedile que ya que no funciona, que te lo regale… o que te lo revenda baratito que ya tu lo arreglas :D

Ya.

Espero haberte sido útil.