Noticias desde el Reino /008

Contacto con el SiNaE en Uruguay

Por dudas o síntomas, si no podés contactar con un médico que vaya a tu domicilio, tenés estas opciones para comunicarte con el Sistema Nacional de Emergencias.

Recordá llamar por teléfono antes de ir directamente a un centro de salud.

Noticias desde el Reino /012

Mayo en transición a junio. Este 2020 sigue con todo el entusiasmo intacto. Incluso redoblándolo.

Pasamos de largo los 6 millones de infectados a nivel mundial (6’294’222 a día de hoy, 2 de junio de 2020 a las 9.48 am) y nos acercamos a los 400’000 muertos (376077).

Yo tenía una fotito. Simpática, si se quiere. Totalmente inofensiva. Un perrito parece estar esperando para entrar a la verdulería, sentado mirando hacia la puerta y al lado de un cartel que dice: Cuidémonos entre todos, ingresar solo de a cuatro clientes a la vez. Iba a llevar un pie de foto que dijera: El perro no sabe leer y lo entiende. Fácil, resultón, pasivo-agresivo perfecto.

Y en un pis pas todo se desmoronó. A la pandemia, por si fuera poco, se suma la violencia de siempre más otras nuevas. Perdió relevancia y protagonismo TOTALMENTE.

Tres militares navales fueron asesinados en un puesto de guardia en el Cerro de Montevideo y les robaron sus armas. Inmediatamente, IN ME DIA TA MENTE, salieron viejos políticos afines a la derecha a comparar los asesinatos con los de los 4 soldados en un vehículo en 1972. Agitando fantasmas de los tupamaros y la dictadura. Gratis. Buscando dividir y polarizar. Mierda en polvo, eso son. Al día siguiente resulta que los mató otro militar, un desertor, conocido de dos de las víctimas. ¿Se vio alguna disculpa, algún mea culpa? ¡Por supuesto que no! La izquierda radical siempre es un peligro real e inminente en esta parte de Nunca Jamás. La Prensa habla de cobarde asesinato.

También asesinaron a un juez de basket para robarle el auto. La Prensa habla de asesinato.

Un tipo mató a sus dos hijitos para castigar a la madre, su ex. Eso también es violencia de género. La prensa habla de asesinato.

Otro tipo asesinó a su pareja lanzándola desde un séptimo piso. Luego se tiró él. La prensa dice que la mujer murió al caer de un séptimo piso.

Yo qué sé, ¿usted no desconfiaría de que algunas muertes siempre son asesinatos y otras son SIEMPRE voces pasivas? La mujer murió. Apareció muerta. Estaba lo más bien y cuando quisisite acordar ñácate, dejó de estarlo. Sola, de puro histérica, seguramente. No es que las asesinen un día sí y al siguiente también. El MEV nos libre de que la Prensa llame a las cosas por su nombre: Feminicidio.

En lo internacional se están dando varias circunstancias lamentables. Es decir, digo lamentables porque estoy a 10 o 12 kilómetros de distasncia. Si estuviese más cerca sería tristísimo (lo es a cualquier distancia) y si estuviese en los lugares sería aterrador (lo es a cualquier distancia); pero voy cubriendo la cuota de horror y a esta altura solo puedo sacudir la cabeza.

Todos vemos a toda hora lo que pasa en los USA de Trump, el Gran Psicótapa Naranja. El asesinato a sangre fría de una persona negra por parte de un polícía que ya lo tenía esposado, reducido y para quien no representaba ninguna amenaza desencadenó un montón de protestas que se van extendiendo a todo el país. Esas protestas contra la brutalidad policial racista derivaron en que algunas personas, sorprendentemente en su mayoría blancas por lo que se ve en las imágenes, hayan destrozado y robado comercios, llegando incluso a incendiarlos como a la comisaría en Minneapolis.

Se habla de toque de queda e intervención militar. Al Gran Psicópata Naranja se le están quemando los fusibles, parece. El Congreso, inexplicablemente, guarda un silencio vergonzoso. Todo se va al carajo de forma fulminante. Incluso le están dando palo y bala (de goma) a la Prensa que cubre las protestas, propia y de otros países. The Land of the Free, baby!

Alguien comentaba que parece que a los yankis se les acabaron los países para invadir así que se están invadiendo a sí mismos.

Pero no precisás irte lejos, a USA, para ver asesinatos de ese estilo. Te acordás del muchachito que mataron EXACTAMENTE de la misma manera por robar una moto? Fue el año pasado en un shopping de Paysandú. Esposado, reducido y sin representar ninguna clase de amenaza. La única diferencia fue que en vez de negro era pobre.

Pero en todos lados hay odio. Tanto odio. En Turquía un hombre kurdo fue asesinado por tres hombres por escuchar música kurda. ¿Te das cuenta? Escuchando música. No necesito ni elaborar nada de todo este horror.

A vos, jipi, que te preguntabas esperanzado/a si saldríamos mejor de esta pandemia y si habríamos aprendido algo, la respuesta estaba cantada desde antes de que hicieras la pregunta: NO. Si algo cambia será para peor. Ley de Murphi de las Pandemias.

Hablemos de cosas importantes: la pasta alla carbonara

Hace poco más de 3 años exploré este tema tan importante en 42.

Algunas cosas han cambiado desde entonces. Por ejemplo, me he vuelto un poco más tradicionalista y ya no uso manteca; en su lugar uso una o dos yemas por persona.

La carbonara, en esencia, se define más como los ingredientes que la componen, que como una receta puntual.

Chef Flavio de Maio.

En el video debajo de estas líneas vemos tres maneras de preparar la carbonara o, a mi gusto, dos métodos más un atentado.

En primer lugar el chef de Maio prepara la carbonara tradicional, con el encremado de la pasta con el huevo de la manera habitual, usando un huevo por persona. Este es el punto más delicado y que necesita más precisión de toda la preparación, tanto en tiempo, temperatura y técnica. Si la cagás acá, cagaste el plato, por usar términos académicos.

Y luego viene el segundo método, de un cocinero llamado Luciano Monosilio, que para mí resultó una revelación total. El chabón no encrema la pasta en las yemas crudas, controlando su temperatura y tiempos, sino que prepara una especie de sambayón salado.

El chabón calcula una yema cada 50 gramos de pasta, mezcla los quesos con ellas, agrega la pimienta recién molida, bate vigorosamente en frío hasta formar una crema y luego, milagro maravilloso, continúa batiendo a baño María hasta cocer las yemas a 60 o 65 °C como se haría con cualquier sambayón. Después sencillamente deja la preparación a un lado mientras apronta el resto: la pasta y la panceta (o guanciale, que es un chacinado que se prepara de forma parecida a la panceta, pero usando la carrillada del cerdo).

Finalmente se mezcla todo con la crema, se calienta un poco más al baño María y se sirve sin tardanza. Bellísimo.

El tercer cocinero debería estar preso por lo que le hace a la pasta. PRESO. DE POR VIDA. Si me llegás a servir esos 4 rigatoni rellenos con esos 4 pedacitos de guanciale de mierda te prendo fuego el restaurante.

Reflexiones

Sobre la cerveza

Sería un golazo que inventaran una botella de cerveza que no estallara cuando te la olvidás en el freezer. Una idea, nomás.

Si querés enfriar rápido una cerveza, la ponés en el freezer, te olvidás de ella y finalmente la botella estalla, pasan cosas curiosas. Con las otras cervezas que tenés a temperatura ambiente; la del freezer estalla y es un quilombo para limpiar todo. Pero supongamos que tenés otra cerveza, que no enfriaste para no tentarte y tomarte ambas de una sentada.

Es Patricia. En condiciones normales una Patricia siempre es bienvenida, ¿pero a temperatura ambiente? Le ponés hielo. ¿Qué pasa si le ponés hielo a una Patricia? Alquimia. Una alquimia oscura pero fascinante.

Comenzás con cerveza Patricia en un vaso largo y le ponés tres cubitos. Para cuando el hielo termina de enfriarla se ha convertido en Pilsen Zillertal. Y te la tenés que tomar rápidamente para evitar la tercera fase, porque si esperás 15 segundos más, se convierte en Norteña. Nadie quiere eso. Es una alquimia de porquería.

Sobre el cigarrillo

¡Qué droga astuta y bien diseñada es la nicotina! Nunca algo tan feo fue tan rico.

Sobre el dinero y el poder

Qué bien me vendría haber nacido en el seno de una familia con mucho dinero. La ventaja principal es que en una familia con mucho dinero no tenés que preocuparte por el dinero. ¿Qué se sentirá no tener que preocuparte por el dinero?

No me gustaría, en cambio, haber nacido en una familia con dinero y poder. Porque el poder solo busca más poder y eso pone pone pesadas responsabilidades sobre las espaldas de las personas normales. Así que probablemente a estas alturas me habrían expulsado y desheredado, con lo que, una vez más, debería preocuparme por el dinero.

Sobre las motivaciones

Iba a escribir sobre las motivaciones pero no tengo ganas.

Noticias desde el Reino /011

Días sin dar noticias. ¿Porque qué te voy a contar que no sepas? ¿Que no estés viviendo en carne propia?

Estoy dirigiéndome lenta pero seguramente hacia la barbarie. Las ganas se esfuman. Ganas de todo, idas. A veces solo ceno un par de frutas o incluso un té, no por salud o comer liviano, sino por no cocinar. Y si no tengo ni ganas de cocinar, imaginate lo que queda a la hora de limpiar la casa. O igual no lo imagines, no creo que tengas tanta imaginación.

Mantengo el aislamiento. Salgo de casa al trabajo y del trabajo a casa con alguna idea inevitable a hacer algún trámite. Hago la compra del super una vez por semana, lo mismo que las verduras y la carne. Casi no he tenido contacto físico con nadie desde hace más de dos meses. Con María Luisa hablamos casi todos los días por videollamada. Se hace dura la distancia, a pesar de que hemos pasado por períodos similares sin poder estar juntos.

Ayer fui a casa de Madre a solucionarle un tema. En este tiempo nos hemos visto apenas 5 o 6 veces, por escasos minutos cada vez y a dos metros de distancia. Al entrar a su casa me cubrió de alcohol con un aspersor y me hizo limpiar los zapatos en un trapo con lejía que tiene en la puerta. La saludé, conversamos un rato, solucioné su problema y en un momento no se aguantó y me abrazó. Lo recibí pasivamente, primero tieso, luego aflojándome. No sentí nada. Nada. Solo pensé “no deberías haber hecho eso, viejita”, y eso tampoco lo sentí; fue apenas a nivel intelectual.

Tengo la sensibilidad embotada.

¿Noticias en sí? Nadie sabe nada. Nadie que pueda solucionar este quilombo sabe nada; están investigando y el SARS-CoV-2 es astuto y esquivo y ataca de manera sorprendente. Además de los pulmones y el sistema respiratorio, también ataca al sistema circulatorio, hígado, riñón, cerebro y hastas a los intestinos. Solo quienes nos gobiernan y no tienen solución alguna parecen tener certezas absolutas.

Donde han relajado las medidas de aislamiento se ven rebrotes rápidos y feroces. Muchos gobiernos, el nuestro incluido, no quieren saber nada con perder dinero de las arcas públicas. No ayudando a quien menos tiene, en todo caso. Ya lo dilapidarán en alguna otra cosa. Pero el MEV nos asista si piensan en gastar un peso en velar por el bienestar de la población. ANATEMA total. No, mejor que cada quien se arregle como mejor pueda y si alguien queda en la calle, bueh, será carne de estadística, un daño colateral. No hay paliativos ni contingencias.

Uruguay, de momento, tiene un número sorprendentemente bajo de contagios y muertos. Y sorprende porque el aislamiento social está LEJOS del ideal. Cada vez más personas salen más. Algunas por necesidad, porque finalmente hay que trabajar para parar la olla, y muchos también como esparcimiento. A este último grupo lo correría para la casa a chirlos de vara de mimbre. Colonia, mi aldea, ayer martes parecía un domingo festivo. Autos, motos, gente. Gente haciendo compras, en grupetes tomando mate en la rambla. En Montevideo pasa otro tanto. Y a pesar de todo ese toreo gratuito, los casos son pocos y los muertos afortunadamente aún menos. ¿Tendremos algún tipo de inmunidad? ¿Gracias al mate, quizás? ¿Podemos mentar a la suerte? Como sea, vamos bien. Ojalá que la inconsciencia y el egoísmo individual no nos precipite en una espiral como a tantos países que subestimaron a la enfermedad.

Lo mismo que hacemos todas las noches, Pinky /66

Uno de los peones es bajito. Muy. Así que el resto de los gurises no pierden oportunidad de hacérselo notar, por si no se ha dado cuenta. Esta vez le compraron su propio camión, para que se independice [sic].

Para la escala: esa cinta de la que está atado es fleje plástico estándar de 10 mm.

Noticias desde el Reino /010

No. No tengo idea.

No. No importa la pregunta. La respuesta es que no lo sé. Creo que… que tampoco me importa.

Hace casi un mes que casi no toco a nadie. Un día de la semana pasada le palmeé la espalda a Padre, con quien compartimos espacio de trabajo, y estoy con cargo de conciencia hasta hoy.

Hace dos días uno me saludó dándome la mano antes de que pudiera retirarme… salí de inmediato a lavarme las manos. También hace dos días una conocida del Hospital a quien no veía hacía tiempo me saludó con un beso. Pero cómo me vas a dar un beso, le recriminé, atónito. Se cagó de risa, dijo no pasa nada, dio media vuelta y se fue.

Sabía que el contacto era fundamental para mí, me encanta tocar, abrazar, besar, acariciar, compartir un mate. Así sea de pasada, con ML, mi familia, mis amigos, la gente cercana. Y eso se cortó de raíz. Nunca imaginé que me fuera a afectar tanto. El vacío. La tensión. La sensación de que algo, adentro, se va rompiendo de a poco.

No me puedo ni imaginar lo que debe ser estar preso. Si yo, pudiendo salir (aunque decida no hacerlo), con todas las comodidades a mi disposición, sin restricciones alimenticias y, muy importante, sin tener que estar alerta todo el día por si alguien quiere matarme o romperme el upite, me siento día sí y día no a medio camino de la locura, lo que vive y soporta una persona privada de libertad debe ser atroz. Sobre todo en ciertos establecimientos especialmente brutales, sobrepoblados, con carencias locativas y alimentarias, violentos, oscuros, claustrofóbicos, desolados. El auténtico horror. ¿Cómo pretender que no salgan convertidos en bichos rabiosos? Llenos de problemas físicos y mentales, rotos en el mejor de los casos.

No tenemos tiempo de plantearnos estas cosas, claro está. Estamos ocupados con el tema de la cuarentena decidiendo cómo entretener a los pibes, cómo encarar la videoconferencia, si usar blazer y calzoncillos o vestirnos completamente, qué cocinar, qué serie ver a continuación, si tomarme la cervecita ahora o a la noche, si hago flexiones o si mando todo a la mierda y salgo a correr. ¡Sí, porque mirá si voy a estar 15 días sin correr, macho! ¡Mi derecho a correr es inalienable! ¡Mi estabilidadmentaldependedeso! No importa que esté medio mundo guardado. Mejor, porque así puedo salir sin toparme con nadie. ¡No, egoísmo no, es astucia!

Pero si alguien tuviese un momento para pensarlo y las herramientas para encararlo, estaría bueno tratar de idear algo para solucionar el aislamiento y la brutalidad y el embrutecimiento, con todos sus nefastos resultados. ¡No el nuestro, bobis! ¡El de los presos! Vos bancátela, no es la muerte de nadie estar sin acariciar a otra persona por un mes. No, no te vas a enloquecer… más.